La Lira de Orfeo en la románica Iglesia de Santiago

El concertista Jesús Sánchez interpretó un recital con repertorio de los siglos XVI, XVII y XVIII en la iglesia de Santiago. • El acto lo organizó la Asociación de Violería y Organología Romanillos-Harris. • Parte de la recaudación engrosará los fondos con los que se pretende culminar la restauración del monumento.


De la mano de José Luis Romanillos y su Asociación de Violería y Organología Romanillos-Harris, el músico y musicólogo Jesús Sánchez interpretó en la Iglesia de Santiago un recital con repertorio de los siglos XVI, XVII y XVIII. El artista utilizó algunos de los instrumentos con los que se hacía música de cámara en aquella época: un laúd renacentista, copia de un instrumento italiano; una guitarra de cuatro órdenes o renacentista; una vihuela y una guitarra barroca de cinco órdenes, una familia de instrumentos que se conoce como la Lira de Orfeo.

Sánchez, que se dedica profesionalmente a este tipo de instrumentos de cuerda pulsada, “lo que se conoce como el repertorio de música antigua”, interrumpió sus interpretaciones para ilustrar al público con el conocimiento de cada uno de ellos y de las composiciones que interpretaba.

El repertorio escrito para estos instrumentos, que se representaban antiguamente en salones de piedra, supone el mayor corpus conocido de música instrumental con anterioridad a 1800 (se conservan cerca de 30.000 obras solistas), y sus logros tanto idiomáticos como técnicos son fundamentales en el desarrollo de la música instrumental europea, siendo un verdadero hito en la cultura occidental.

Fueron cultivados en todos los ámbitos sociales y están relacionados directamente con hechos tan relevantes como por ejemplo el nacimiento de la imprenta. De hecho, el primer libro impreso dedicado a un instrumento en la historia, lo fue para laúd (F. Spinacino 1507). La lista de grandes personajes que tienen relación con su historia, sean músicos de profesión o no, sería interminable. Por citar algunos: Leonardo da Vinci, Galileo Galilei, Enrique VIII, Isabel I, Martín Lutero, Luís XIV, es decir, científicos, estadistas, reyes, teólogos y artistas en general.

Estos instrumentos y su repertorio, estuvieron íntimamente relacionados con la evolución de la música, y ayudaron a forjar los cambios de estilo. Por ejemplo, su intervención fue decisiva en el nacimiento del bajo continuo, o los estilos nacionales del barroco, siendo algunos de ellos auténticos “símbolos”: pensemos en el Renacimiento italiano, o el inglés, o en el Barroco francés, en la vihuela o la guitarra en España. Resolvieron con notable éxito los cambios estéticos y estructurales que se les demandó, para hacer frente a las exigencias de las distintas épocas, dando lugar a uno de los procesos evolutivos, desde el punto de vista organológico, más notables y que aún están en marcha.

Presencia en el festival de Música Antigua de Holanda

Sánchez es profesor en el Conservatorio madrileño de Arturo Soria. Siempre musicalmente activo, acaba de lanzar al mercado un disco de dúos de vihuela con el prestigioso sello Brilliant Clasics. A finales de agosto, se le podrá ver en el festival Internacional de Música Antigua de Utrecht (Holanda), uno de los más importantes del mundo, precisamente con ese dúo de vihuelas. Su compositor favorito es un músico del siglo XVI, Francisco Guerrero.

El concierto ha sido organizado y patrocinado por la Asociación de Violería y Organología Romanillos-Harris, con la colaboración del Ayuntamiento de Sigüenza, y tuvo un propósito benéfico, puesto que una parte de la recaudación se dedicará al proyecto de restauración de la Iglesia de Santiago que acogió el recital.

Artículos Relacionados