Cabanillas estrenó su Festival Solsticio con grupos locales

El primer festival contó el viernes con las actuaciones de los conjuntos locales Última Hora, Lost Paradise y The Sportings. • Canciones propias y versiones de grupos clásicos conformaron los repertorios.


Frescura, talento y soltura sobre el escenario derrocharon el viernes en Cabanillas del Campo tres grupos de la localidad que tuvieron la posibilidad de actuar ante sus paisanos en la primera experiencia del Festival Solsticio de Verano organizado por el Ayuntamiento, la Escuela de Música y Danza y el Centro Joven en un intento de promocionar a los artistas locales.

De este modo, la localidad campiñera ha puesto en marcha un festival musical con motivo de la llegada del verano, del mismo modo que hace Guadalajara cada año en el merendero de San Roque con las actuaciones que llevan también el nombre de Solsticio.

El cartel diseñado para la ocasión estuvo integrado por tres bandas cabanilleras; Última hora, Lost Paradise y The Sportings, formaciones que ofrecieron lo mejor de sus repertorios al público que se reunió en la plaza del Ayuntamiento campiñero pasadas las ocho de la tarde hasta entrada la madrugada. Más de tres horas de música en directo riguroso que recibió como recompensa el aplauso del respetable.

De abrir el Festival se encargó Última hora, banda ‘apadrinada’ por la Escuela de Música de Cabanillas –todos sus integrantes reciben formación en sus aulas¬– que a pesar de su juventud volvió a demostrar una gran seguridad y poderío frente al micro. Entre los 12 y 15 años oscilan las edades de los integrantes del grupo; Aurora a la voz, Diego a la batería, Carlos a la guitarra y Dani al bajo.

A la nueva cita con sus paisanos –Última hora ya ha actuado en otros eventos organizados en el municipio y en varios locales de Cabanillas– la banda acudió con una selección de versiones de Cristina Aguilera, Malú y Adel, aunque también se atrevieron con grandes temas de Nirvana o Bon Jovi.

Los siguientes en subirse al escenario fueron los muchachos de Lost Paradise, para los que su participación en el Festival supuso su debut como grupo. Apenas medio año de ensayos bajo el techo del Centro Joven de Cabanillas ha servido a Dani –a la guitarra–, Lago –cantante–, Sergy –al bajo–, Marc –batería– y Jaime –guitarra– para crear un grupo sólido y compenetrado al que auguran un largo recorrido.

En su primera ‘comparencia’ ante el gran público, los quinceañeros de Lost Paradise demostraron que lo suyo es el rock. Enérgicos y desenvueltos, versionaron temas de bandas ya clásicas de la talla de Red Hot Chili Peppers, Offspring o Black Sabbath.

Cierre del festival

La responsabilidad de cerrar el Festival recayó en ‘The Sportings’, la más veterana y experimentada de las bandas que integraron el cartel de la tarde-noche del viernes. Con la seguridad que confiere una preparación consistente –tres de sus miembros han recibido clase en la Escuela de Música y el cuarto ha estudiado en el Conservatorio de Guadalajara–, los músicos no tardaron en meterse al público en el bolsillo.

Excepcionales sus versiones de algunos reconocidos grupos de música folk de las décadas de los 60 y 70, además de las de Bob Dylan o Dire Straits. Todo un espectáculo y un placer escuchar a Miguel cantar, tocar el teclado y la guitarra; a Néstor con la armónica, la guitarra y el violín; a Kartman con la percusión y la armónica, además de la guitarra, y al ‘Jamones’ cantando y tocando también la guitarra.

Además de la participación de las tres bandas cabanilleras, alumnos de la Escuela de Música calentaron el ambiente a mitad de concierto con una sonora y magnífica batukada.

Espléndida también la labor desinteresada de Diego Tarango –a cargo de las luces del espectáculo– y de Roberto y Rubén Ruiz –ambos al frente de la mesa de sonido–.