Sol para una noche de verano

Aunque vengan del país de la lluvia, Irlanda, Lúnasa regaló anoche un concierto de melodías de viento, luminoso y festivo, encabezando el Festival Solsticio Folk. • Cientos de personas se acercaron al Merendero para no faltar a la fiesta musical que da la bienvenida al verano en la ciudad. • El grupo hispano-checo Street Wings abrió el festival con su propuesta de rock-folk, donde presentó su disco debut 'Synchronized'.


Aires de Irlanda soplaron anoche en el merendero de San Roque. El Solsticio Folk trajo de la mano de Lúnasa una banda sonora de gaitas, violines, contrabajos, flautas y guitarras que, al unísono, sonaban magnéticas. Melodías alegres y soleadas se fueron sucedieron con temas más tranquilos ante un auditorio intermitente que con Street Wings -el grupo que abrió el festival- fue llegando a gotas hasta crear un auditorio aceptable y en el intermedio desapareció a retomar fuerzas, para volver después a bailar, alzar los brazos y escuchar a los irlandeses, cabeza de cartel de este festival que celebra la llegada del verano. Hoy la banda se traslada a Oviedo, al festival Universo Folk, también para alegrar esta estación a los carbayones.

Olía a verano anoche en San Roque. El tiempo acompañó -no hizo frío como años anteriores- y cientos de personas se acercaron a esta cita fija ya en el calendario de la ciudad. Antes de que la noche llegara, algunos espectadores optaron por sentarse en el césped, extender su manta, en una especie de agradable picnic, que es a lo que en realidad también invita esta fiesta. Que corra la cerveza, la fanta de limón y los buenos bocadillos, la conversación en mitad de las canciones o durante las tonadas, el baile improvisado y los juegos -el escondite incluido-. Lúnasa regaló la música al atardecer veraniego, mientras las terrazas ardían de gente -¿dónde se quedó la crisis anoche?- en el parque y en el paseo de San Roque.

Hubo, pese a todo, menos gente que otros años y menos bailes que con otras bandas, aunque los irlandeses lograron arrancar muchas palmas y fueron escuchados con atención por un público que conoció su último disco, que están presentando por toda España y que han grabado en acústico y sinfónico junto a la Orquesta de la Radio Televisión Irlandesa. En el repertorio de anoche hubo también un repaso a melodías de sus discos más exitosos, elaborados a base de los sonidos de la gaita irlandesa, flautas, whistles, violines, bajos y guitarras. Kevin Crawford (flauta travesera irlandesa, whistle y bodhran) animaba en muchas ocasiones invitando a dar palmas al público, que obedecía sin remedio, mientras los pies seguían el ritmo -a veces frenético- del magnífico violín de Seàn Smyth.

El guitarrista irlandés Paul Meehan llevó la 'voz cantante' para comunicarse con el público. Bromeó continuamente en su regular castellano con algunas situaciones divertidas y explicó las composiciones musicales, gran parte de ellas basadas en anécdotas de los miembros del grupo y sus familias.

Sonaron temas de Asturias y Galicia, delicados y festivos - 'Pontevedra to Carcarosa' y 'Midnight in Aviles'-, donde participaron en el festival Intercéltico en 2004, la preciosa 'Morning Nightcap', 'Fleur of Mandragore' o 'The Merry Sisters of fate'.

La banda, que terminó su actuación pasada media hora la medianoche, invitó para su último tema a Street Wings, encargados de abrir el Solsticio, regalándonos cuatro minutos de fiesta total.

El grupo hispano-checo, elegido grupo revelación folk-rock 2012, mezcló ambos sonidos con la country music o la bluegrass americana.

A diferencia de Lúnasa, puramente celta, Street Wings -cuatro músicos madrileños: Juan Luis Alonso, David Castro, Manuel Larcher y Vicente Hervás y una jovencísima violinista checa Jitka Kubešová-, entregó un prólogo potente y guitarrero -en alguna ocasión, parecía que estuviéramos escuchando a Mago de Öz-, aunque durante su actuación no faltarían temas de raíz nórdica y celta. Abrieron con la balada 'Epic Tale' para desgranar íntegramente los temas de 'Synchronized', su primer album de estudio, donde mezclan canciones instrumentales con temas cantados como 'Up to the heaven', una mirada al cielo, donde, por cierto, anoche, aparecieron algunas estrellas. Bonita noche.

Artículos Relacionados