Una fiesta para DurgaMata

La banda local actuó el sábado con los valencianos Skazofrenia y los multifacéticos Alamedadosoulna. • El grupo de Alamada de Osuna, que encabezó al cartel de la noche, llegó con su gira ‘ParticipaTour’.   “Ha sido el mejor concierto que hemos vivido hasta ahora como artistas”, dice el grupo alcarreño.


Divertida noche la del sábado en la Sala Óxido. Una noche de colegas y colegueo, de ska y saxos, de guitarras y swing, de brincos y risas. Una noche organizada por y para todos pero, en especial, por y para los chicos de la banda alcarreña DurgaMata.

Los amigos e incondicionales de los guadalajareños DurgaMata –ganadores del último DOG con su maqueta ‘Sonrisas en la ciudad de piedra’- quisieron organizar una fiesta a su grupo y lo cierto es que no les salió nada mal. Consiguieron un cartel muy completo con Alamedadosoulna y Skazofrenia y lograron llenar la Óxido de buena gente y buen rollo.

A las 22:00 horas del sábado la sala ya estaba llena, pero la música aún tardaría en sonar. Los primeros en subirse al escenario fueron los jóvenes valencianos de Skazofrenia que presentaron las canciones de su álbum ‘This is Skazo’. A esta banda multitudinaria no le faltaba de nada: teclados, cuerda, percusión y un equipo de viento que tímidamente lucía sus camisas hawaianas. En total, once más cinco hawaianos que durante una hora sorprendieron a la sala con un repertorio de lo más variopinto que a veces sonaba a ska, otras a reggae, otras a GameBoy y otras a verbena de primera hora…Pero lo importante: siempre sonaba bien, sobre todo la parte instrumental que desde el primer momento se impuso sobre los vocalistas.

DurgaMata, arropados por su público

Los valencianos se despidieron dando paso a los anfitriones de la noche: DurgaMata. Jugaban en casa arropados por su hinchas, y eso siempre te hace más fuerte, pero es que la banda podría haberse hecho fuerte en cualquier estadio rival. Su vitalidad, su música, su energía y, sobre todo, la fuerza de sus ritmos y el vozarrón negro de su vocalista Sandra cautivaron aún más a su público, entre los que había amigos y familiares, pero también desconocidos que ya han dejado de serlo.

Lucas, Sandra, JuanLu, Dani, Mario, Alberto y Pablo –además de un pintor en la retaguardia a lo Muchachito Bombo Infierno– disfrutaron de lo lindo interpretando las canciones de su trabajo ‘Sonrisas en la ciudad de piedra’, una maqueta mestiza, alegre y diferente en la que todo cabe. Y es que DurgaMata son soul, jazz, ska, reggae, pop, rock, swing, flamenco y hasta heavy…son diversidad y, como dicen por estas tierras, en la variedad está el gusto.

El público se entregó a los anfitriones con ‘La Calma del Mar’, ‘La Muñeca de Papel’ o ‘Los niños grandes’ o ‘Volar’. En realidad se entregaron con todos y cada uno de los temas que tocaron, pues más de uno ya tenía bien aprendidas las canciones de DurgaMata –que además de músicos son compositores, y en los tiempos que corren, esto les honra y mucho-.


Arropados por Alamedadosoulna, unos grandes

Los chicos y chicas de Alamedadosoulna pusieron el broche de oro a la fiesta. El escenario de la sala volvió a quedarse pequeño para el gran equipo de los de Alameda de Osuna que aterrizó en Guadalajara con su gira PartycipaTour que durante estos días recorre España. Una voz en off, a lo dios de la noche, recomendó a toda la sala comportarse como niños, reírse y, sobre todo, disfrutar de su grandísima puesta en escena. Y es que Alamedadosoulna son algo más que música. Son espectáculo.

Los madrileños interpretaron sus canciones de siempre y los temas de su último disco ‘Play’ ataviados con sus pantalones rojo circense y sus impolutos instrumentos. Casi siempre lo hacían desde las tablas, pero a veces aparecían por las esquinas de la sala o sobre la barra con sus trompetas, trombones y saxos. Como en todos sus conciertos, consiguieron meterse al público en el bolsillo. Les hicieron gritar, cantar, sudar y poner a prueba sus pulmones hinchando los globos que darían color al final del concierto.

Después del espectáculo de Alameda se paró la música pero aún quedaba una sorpresa. Los amigos de DurgaMata quisieron premiar a su banda con un emotivo vídeo con el que recordaron la trayectoria del joven grupo y les dieron ánimos para llegar lejos…y es que estos chicos llegarán lejos.

“Fue una noche perfecta”, han dicho los miembros de DurgaMata. “Para nosotros fue el mejor concierto que hemos vivido como artistas, en toda nuestra vida, nos quedamos sin palabras a la hora de describirlo, la forma de responder de la gente, todo, una pasada absoluta”.

Artículos Relacionados