Hasta los ‘modernos’ de Madrid

Los Hermanos Cubero actuaron a las puertas del Moderno ante más de 200 espectadores. • Repasaron su original repertorio que mezcla canción castellana con ‘bluegrass americano’.  En sus continuos mensajes al público, muchos con humor, no se cansaron de reivindicar la reapertura del teatro.


Hacía dos años que los Hermanos Cubero no actuaban ante sus paisanos. La última vez lo habían hecho en el Teatro Moderno. Dentro. Ayer lo hicieron en el Teatro Moderno, pero fuera. Y volvieron a dar muestra del buen humor que les caracteriza, con su fusión de jotas y ‘bluegrass americano’, de seguidillas y ‘country’, en un viaje de la Alcarria a Kentucky a través de los páramos molineses o en barcos atestados de irlandeses rumbo a la tierra del mañana.

Pero, de algún modo, la de ayer fue canción protesta. Al menos en los títulos: todos y cada uno de los temas se convirtieron para la ocasión en ‘No al cierre del teatro Moderno’, un soniquete insaciable que encontró su acomodo antes de cada jota, cada seguidilla y cada paloteo. “Aquí sólo hemos venido por un motivo: que no nos cierren el teatro Moderno”, insistieron. “Nos dirigimos a gente no muy avispada, pero espero que lo estén pillando”, ironizaron.

Y así fue. La cantinela incansable del ‘No al cierre del Moderno’ con la esperanza de que “no sea en balde”, ofreció un toque más severo a una música que resulta siempre alegre con la combinación del tañido de las 14 cuerdas de la guitarra y la mandolina. El público fue receptivo con su predisposición a las palmas, las risas y los bailes de los menos tímidos.

El dúo formado por Enrique y Roberto cuenta con un público fiel –se notó en las muchas caras nuevas a las puertas del Moderno– que se ha rendido ante un estilo original que mezcla el folk castellano con el sonido más original de la Norteamérica profunda. Los ‘cordaineros de la Alcarria’ (así llamaron a su primer disco, de 2010) repasaron algunos de los temas de este trabajo y de un EP (agotado) que publicaron en 2012.

‘La jota para Bill Monrou’ (el padre del ‘bluegrass’ no andaba por allí, aunque preguntaron por él), el relato de la fantástica historia de ‘La molinera y el corregidor’, los dobles sentidos de la mandolina en ‘La calle abajo’ y ‘El Mielero’, fueron desgranados por estos dos hermanos, vestidos de una impecable etiqueta más que retro, en una combinación con algún adelanto del que será su próximo disco y que, por supuesto, ayer tuvo por título ‘No al cierre del teatro Moderno’.

Al cabo de una hora de concierto, con los bises –entre ellos, versión alcarreña de ‘El Torito’ y ‘Cordaineros de la Alcarria’ para cerrar–, acabaron dando palmas, como dice uno de sus temas más conocidos, “hasta los modernos de Madrid”. 


Crónica del espectáculo en imagenes:

 

Fotos: R.M. 

 

Artículos Relacionados