El Langui: "El pop mantiene a la gente en el 'flow power"

Juan Manuel Montilla, 'El Langui' se sube este domingo al escenario del Espacio Tyce. Sin trucos y "en estado puro", asegura, compartirá rap y humor con su compañero de radio y de barrio, Rellenito Makejian. En esta entrevista, adelanta que en el concierto sonarán temas "que nunca tuvieron cabida en los conciertos de La Excepción", el grupo de su barrio, Pan Bendito. El concierto es el segundo de la Semana de la Música.


Lleva años sin tocar con La Excepción, por culpa de un proceso judicial con la compañía Warner. Mientras dure esta batalla legal, el Langui ha tenido que reinventarse y encontrar metas que le ilusionen para ponerse las pilas. "Generar posibilidades", lo llama. Escribe libros, hace radio -desde hace 8 años en Radio Taraská, también en Europa FM, de noche y de día- y se sube al escenario, como lo hará este domingo, a partir de las 20 horas en el Espacio Tyce.

En esta entrevista, Juan Manuel Montilla 'El Langui' habla de rap, de cine -es académico tras ganar un Goya por 'El truco del manco' como actor y autor de la canción original de su banda sonora- y de proyectos. Admite que anda preparando los temas para un disco en solitario y escribiendo su tercer libro, donde vuelve a bucear en el terreno de la superación, algo que ya planteó en su debut '16 escalones...'. El rap, dice, es crítico y reivindicativo, radiografía del momento que atraviesa un país

Adelanta en su facebook que su concierto será un concierto de rap, humor, improvistos y sandwis mixtos... ¿qué más sorpresas habrá? 

Más que sorpresas, es un tipo de show distinto a lo que la gente estaba acostumbrada a ver con La Excepción. Es el Langui en estado puro, familiar, junto a Rellenito Makeijan, el copresentador de Radio Taraská, ese programa en el que llevo ocho años. Rellenito es el compañero infatigable, radiofónico... entre canción y canción vamos soltándolas... ya veréis esos rifi-rafes que tenemos desde pequeñitos. 

¿Es también del barrio, de Pan Bendito? 

Sí, sí, compañero de viaje... también tocaremos canciones que no tienen cabida en los conciertos de La Excepción, que encajan muy bien y tenía ganas de cantar en directo y volver a reencontrarme con ellas porque desde que las grabé en estudio, no se volvieron a tocar. También sonarán letras que no han sido grabadas y de repente, les pongo una música y las canto en directo o cachitos míos de clásicos de La Excepción a los que les doy una vuelta y les cambio de música. Hay mucho, mucho humor, lo pasamos bien, interactuamos con el público. El concierto será como si estuviéramos en el salón de casa. 

¿Cómo se encuentra La Excepción, tras la batalla judicial con el sello Warner? (El grupo denunció a la compañía por contrato abusivo, engañoso y por impago. Actualmente, regalan su tercer disco en internet). 

Seguimos con esa pelea. La justicia en este país es una lacra, igual que las compañías discográficas. Es David contra Goliat. Partimos de que las multinaciones tienen mucho poder, de que la justicia es una mierda y un cáncer en este país y nunca se van a poner de parte del débil. Partiendo de todo eso, nosotros estamos más fuertes que nunca, aún así sin podernos realizarnos como cantantes pero sí como luchadores y como gente que realmente cree en la verdad y va a ir a por ello. Si hace falta llegaremos al Supremo o donde haga falta porque no nos inventamos nada. Los contratos tipo es la mayor putada que se le puede hacer a un artista. Nos metimos en esto porque creímos en la verdad y porque hay un montón de artistas que están esclavizados y su música no sale adelante. La compañía ha ingresado mucho, mucho dinero y vamos a ir a por todas. 

¿Mientras tanto? 

Haciendo otras cosillas. Me siento realizado, no paro de hacer radio, los dos programas que hago en Europa FM son líder de audiencia en nuestras franjas horarias, estoy preparando mi tercer libro, estoy metido en el estudio haciendo temas sin parar para lo que será mi disco en solitario y con otros proyectos, que no puedo adelantar, pero siempre creando posibilidades y sintiéndome útil. 

¿La única salida para un banda ahora es hacérselo por su cuenta si no se quiere estar bajo los dictámenes de las grandes compañías? 

Evidentemente, sí, sí, sí... De hecho, las compañías se han dado cuenta de que han llegado al tope y, ahora mismo, internet es una buena herramienta para dar a conocer tu talento. Cuando haces algo, además de que te sientes realizado porque necesitas expresarlo, necesitas que los demás lo oigan. También en internet, hay más grupos, más demanda y hay que competir porque el público tiene que elegir entre 200.000 y tienes que saber moverte y hacer un buen producto para no pasar indiferente. 

¿Por qué la gente se baja tantas cosas gratis de internet? 

La gente no se conciencia. A la gente, le gustan las cosas gratis. Somos un país donde no nos concienciamos, vivimos a lo nuestro, si hay para tabaco y si tenemos televisión de plasma guay y grande en el salón pues nos conformamos. Nos preocupamos más de con quién va o no va el vecino, es un poco reflejo de nuestra sociedad toda la telebasura... partiendo de que no nos importa que cada vez vayamos a peor y no salgamos a protestar, salimos tres veces contadas, y nos creemos que con eso vale, ¿cómo crees que la gente se va a concienciar de que si no paga por la música, el artista no va a poder seguir haciendo música? 

Tal y como está la cosa en España, da para hacer un disco entero de rap... se puede cantar sobre deshaucios, crisis, desigualdad social, hasta de los famosos escraches... 

Los encargados somos nosotros, no va a ser el pop. El pop es una música que interesa a los gobiernos y los mandatarios. Es su aliada porque mantiene a la gente en el 'flow power', en la florecita, en el amor... que está muy bien el amor pero el amor propio a veces está por encima de lo demás. Cuando un cantante de pop está diciendo (canta imitando a Pablo Alborán) 'Tuuuu y tu y tu y nada más que tuuuu', un cantante de rap está poniendo los puntos sobre las íes y está contando sin ser partidista cómo se encuentra su vecino, su tía y dando una visión de reivindicación y protesta. Tú pones un disco de rap y te vas a dar cuenta de cómo estaba entonces el país. Aunque no estoy diciendo que el pop no sea necesario y en el rap también puede hacerse una canción de amor, de amor a la vida, a tu familia, a una chica, a un hijo o un equipo de fútbol. 

En su segundo libro, habla de su barrio, de Pan Bendito...un barrio con mucha miga ¿cree que Pan Bendito ha vivido por encima de sus posibilidades? 

Pues claro, todos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y Pan Bendito no va a ser una excepción, aunque tengan un grupo que se llame La Excepción (risas). Pan Bendito como el que más. 

Con su primer libro, '16 escalones antes de irme a la cama', quiso compartir con todos su historia y aportar un soplo de aire fresco, una especie de 'sí se puede'... Canteca de Macao, con quien comparte single, dice que usted es un antídoto potente contra el derrumbe, ¿se siente así? 

Sí, el pasado fin de semana cuando visité a un muchacho llamado Aaron, de 11 años, un luchador, diferentes tumores cerebrales le han dejado casi vegetal, desde los 4 años que se le diagnosticó el primero... que estamos hablando de un niño y que diga: eh! a mí no me digas que no se puede, si lo ha conseguido El Langui, yo también... te das cuenta de que el tío necesita tu música para levantarse por las mañanas, eres su referente, su bandera... ahí es cuando ves hasta dónde puede llegar tu música. 

¿Dónde se aprende más: de los fracasos o de los éxitos? 

Creo que de las dos cosas. Los fracasos para saber cómo no tenías que hacerlo y los éxitos, para saber cómo es el camino que tienes que llevar. 

¿'El truco del manco' supuso un antes y un después para El Langui? 

Sí, claro. Supuso formarme más en el plano personal y profesional. De la música, llegué al cine. 'El truco del manco' representa lucha, esfuerzo, una clase de valores que son muy positivos para el día a día y así lo hizo patente en mí el director (Santiago Zannou). Luego, la repercusión. Llevábamos cinco años de proyecto con 'El truco del manco'... fue un trabajo muy duro y la recompensa mereció la pena. Haber llegado al límite, a lo que requería ese personaje a nivel interpretativo. Cuajo no tenía nada que ver conmigo salvo la minusvalía, que no se aparenta, y el afán por la música. Pero mi autodefensa, no era la misma que el personaje; ni mis comienzos en la música han sido los mismos, ni mi familia se parece a la del personaje... 

¿Ha visto la última de Santiago Zannou? 

¿Alacrán Enamorado? No pude ir al estreno, me encantó verle otra vez haciendo promo, ilusionado, con un proyecto acabado... y cómo se habrán sentido los actores con él porque es brutal, visceral, increíble... me hizo mucha ilusión. Me jodió mucho no poder ir a la presentación pero tenía que hacer radio y vamos en riguroso directo. Estoy esperando a ir a verla en pantalla grande y si no, en el canal Veomac (plataforma on line), que los académicos tenemos nuestras claves para ver las películas y luego votarlas en los Goya. Pero donde mejor se ve el cine es en pantalla grande. 

Ha tenido su propio ninot en las Fallas de Valencia, actúa, canta, compone, escribe, dirige un programa en Radio Taraská.. ¿qué le apetece hacer de nuevo? 

Por hacer, muchas cosas... pero a lo mejor, una aventura, recorrer parte del mundo, ponerme alguna meta como realizar algún ascenso, escalar... sé que tengo muchas limitaciones, pero... algo que me ponga las pilas.