Diez años de Despistaos: un viaje de fin de curso

Despistaos ofreció su primer concierto en una pequeña sala de Parla, era el 4 de enero de 2002. • “Hemos conocido a mucha gente, grabado con productores famosos, hemos casado a gente y hemos vivido de esto durante ocho años y pico”. • “El primer disco que hicimos con Warner es el que peor ha funcionado en toda nuestra historia”.• 2006 fue un año nefasto porque apenas tuvieron conciertos.


Días contados… 3.650 han pasado desde que Despistaos, el grupo alcarreño liderado por Dani Marco se gestase en Guadalajara. Cumplen diez años y pueden presumir de ser la banda de pop-rock más conocida de la provincia y de una proyección nacional envidiable.

De su primer concierto en Parla, teloneando a los Canallas hasta el que ofrecerán este sábado, en la sala Óxido, junto a Georgina y otras bandas amigas, Despistaos se ha reinventado a sí mismo, ha conocido a productores de la talla de Alejo Stivel, los sinsabores de la industria musical, la libertad que te da el hecho de no tener mánager y el placer de tocar en muchos sitios aunque eso implique pasarte horas y horas en una furgoneta para ir de Guadalajara a Bilbao, de Bilbao a Vitoria y de Vitoria a Burgos sin poder parar un minuto a hacer turismo. Sólo llegar, hacer la prueba de sonido, tocar, dormir y volver a casa. 

En diez años, Despistaos ha podido vivir de la música y eso, reconocen, es un triunfo. Como poder celebrarlo por todo lo alto. ¿Qué es lo mejor y lo peor de esta década?¿El productor que más libertad les dio a la hora de grabar?¿qué hacen mientras descansan en la furgoneta cuando van de gira?¿cómo se toman el hecho de que les comparen con El Canto del Loco o Estopa?¿se ven tocando a los 65 años, como el guitarra de los Rolling, Keith Richards?¿habrá gira internacional?

Diez años dan para mucho. Y si no, que se lo digan a Isma, bajista de Despistaos desde el principio. “Hemos conocido muchísima gente, hemos visitado muchísimos sitios… hemos grabado con productores famosos y diferentes y conocido a muchísimas bandas que nos gustaban antes de montar el grupo y hemos tocado en los festivales más importantes de España, hemos casado a gente y hemos vivido de esto durante ocho años y pico…”.

Apenas hay sombras cuando mira por el espejo retrovisor de la banda que formó junto a Dani, More y Anono, que dejó el grupo en 2004 –después vendrían otros dos baterías, El Canario e Iñigo Iribarne hasta la incorporación en 2010 de Lázaro-. Lo bueno “es la gente… hemos visto a gente llorando en primera fila… pero no por lo mal que lo hacíamos, eh!”, broma More.

Lo malo, cambia Isma, es que “hemos conocido los tejemanejes, a personajillos que se aprovechan de los grupos pero hemos aprendido también…”. More ríe: “lo peor es que no puedes hacer planes”. 

Después de diez años con Despistaos, todos viven de la música y han dejado en el camino sus antiguas profesiones: More, toda su "sabiduría de informática, porque yo era programador y se me ha olvidado todo” e Isma, "todo el inglés que sabía y la forma física”, se sincera. Hay risas.

¿Ganar? “Todo. Es una forma de vivir que nos encanta, un estilo de vida más cómodo. Ahora me dices que tengo que ir a una oficina nueve horas y te digo: ni de coña. Se me iba a hacer muy duro… que si hay que hacerlo, se hace, pero… me iba a doler”. 

¡Qué duro es viajar!

Duro es también viajar, admite Isma. De un lugar a otro de la geografía sin apenas tiempo de degustar los rincones donde tocan. La furgoneta la conduce el hermano de Dani y en carretera, la vida despistada se reduce a descansar. “La primera media hora, solemos estar de coña pero en media hora, se suele hacer el silencio. Luego, se despierta Krespo y le dice a Alex: ¿un Fifa? Y ya empiezan los gritos… Isma y yo dormimos”. Aunque también aprovechan para ver pelis.

Con diez años, Despistaos no se siente ni como un grupo en plena adolescencia, ni tampoco una banda madura: “creo que ni siquiera hemos evolucionado”, advierte Isma. “Con diez añitos, estamos en la ESO”, bromea More. “No sé, es nuestra forma de vida y nuestra idea es llegar a los 65 años tocando Física y Química”, sigue Isma, soltando una risotada. “No jodas!”, apostilla More: “tenemos las ideas claras, eso sí”. Como ha comentado Krespo en alguna ocasión: Son "como un viaje de fin de curso".

¿Reinventados? Reconocen que ha sido un poco vertiginoso. “Aprendes de la gente, de los productores, de cada disco, con el objetivo de que cada álbum vaya sonando mejor, igual que los conciertos… por ejemplo, este año, hemos prescindido del manager y tenemos el control de casi todo porque ahora nos vemos capaces de hacerlo y hemos aprendido”, explica Isma.

El tercer disco de Despistaos –‘Lejos’- fue producido por Iñaki Antón, Uoho, exguitarrista de Platero y tú y actual guitarrista de Extremoduro. Con Jesús Gómez, que hizo los discos míticos de La Frontera, Sabina, Alex Ubago o Gabinete Caligari, también grabaron. Actualmente, les produce Bori Alarcón, y es quién “más libertad nos ha dado”, dice More. “A nosotros no nos ha ocurrido eso de que el productor y la discográfica hacen lo que quieren y el grupo no pinta nada”.

¿Se puede decir que Despistaos ya tiene un sonido propio? “Hay gente que dice que sí, pero nosotros seguimos trabajando…”, reconoce Isma. “Las canciones suenan más cañeras pero no dejan de ser nuestras canciones. Lo compone casi todo Dani, es su forma de componer, suenen más rock o menos rock, son muy parecidas”, afirma More.

Extremoduro, Estopa, El Canto del Loco… han sido algunos de los grupos con los que se ha comparado a Despistaos: “pero al final, dices, son grandes y si nos parecemos a ellos, al final no somos una copia de nadie sino que tenemos cosas de cada grupo”, explica Isma.

El debut en Parla

El primer concierto de “cuatro despistaíllos” fue en una pequeña sala de Parla, ‘La Senda del Tiempo’, teloneando a los Canallas, un grupo que les gustaba mucho. Era un 4 de enero de 2002. “Pero no fue por nuestra calidad”, admite Isma, sino porque “llevábamos años yendo a conciertos y conocíamos a la gente de Canallas, les dimos la maqueta y... Cuando le preguntan a Michel Molinera (cantante de Canallas) sobre aquel día dice: yo es que les veía en el escenario y... pero qué malos son, qué malos son. Teníamos nuestros trabajos, ensayábamos después de trabajar… había poco tiempo pero muchísimas ganas”, recuerda More. El debut en Madrid capital fue en la sala Moby Dick, el 13 de enero y en Guadalajara, un 30 de enero en Iriépal.

En 2003, llegó ‘Balas de plata’, su primer disco. Pero el salto fue con Warner, aunque curiosamente el primer álbum que hicieron con la multinacional, ‘Lejos’, fue “el peor que ha funcionado de toda nuestra historia”, admite Isma. “Nos recuperamos, dijimos: vamos a hacer canciones nuevas y si nos echan porque no hemos vendido, no pasa nada, no es el fin del mundo por irte de Warner”, recuerda. Cambiaron de manager,  presentó las canciones a Warner “y a Warner le gustaron”, recuerda More. Fue la hornada de ‘Cada dos minutos’ y ‘Los zapatos de un payaso’ (Vivir al revés, 2007). El 12 de diciembre de 2008 recibían el premio a mejor artista revelación, otorgado por los 40 principales.

Física o Química

Dicen que no ha habido ningún canción que haya supuesto un cambio muy grande en la historia del grupo aunque ser los responsables de ‘Física y Química’, la banda sonora de la famosa serie televisiva para
adolescentes, les hizo ser más conocidos. “Nos lo propuso la discográfica, que si queríamos hacer una canción… nosotros, canciones a la carta, no habíamos hecho nunca. Dijimos: bueno, lo probamos. Si nos gusta, nos presentamos y nos gustó… con Bob Esponja, hicimos lo mismo”, dice Isma.

‘Física y Química’ funcionó aunque reconozcan que también ha sido criticada: “pero son prejuicios”, afirma More. “Si no hubiera salido en una serie, seguro que a mucha gente, le hubiera gustado… son prejuicios tontos”.

El tema se incluyó en el recopilatorio ‘Lo que hemos vivido’ (2009), tras el que editaron el último disco de estudio ‘Cuando empieza lo mejor’, que incluye ‘Gracias’ o ‘Desde que nos estamos dejando’.

En realidad, se sienten contentos de todos los discos: “Dani o Krespo, que son unos viciados del estudio, seguro  que te dirían: ah! Pues yo hubiera cambiado esto”, pero Isma y More, reconocen, son tipos "de directo".

Un grupo on line

“Como cuando éramos tiernos, como antes… cuando nos teníamos delante…” cantan en uno de sus nuevos singles, que presentan a cuenta gotas en las redes sociales y las plataformas musicales de moda. Consideran que el formato físico “está agotado”, dice More, aunque editarán su disco el próximo septiembre y confían en Internet como un modo idóneo para dar a conocer todos los temas que incluye un álbum. De hecho, el último proyecto que han hecho sólo se vende on line.

“Vamos a dar importancia a todas las canciones, estamos hartos de que en la radio se queme solo una canción”, señala Isma. “Queríamos también probar algo nuevo”. En noviembre, salieron dos canciones y el próximo 15 de enero, salen otras dos. Luego, una canción en abril y mayo y ya de cara al verano, siete más, que aún no
están grabadas.

Su proyecto de futuro, además del álbum, es una gira por Sudamérica. “Tenemos muchísimos seguidores”, reconoce Isma. En Mexico, Colombia, Chile, Estados Unidos… en su ránking de seguidores de facebook por ciudades, figuran Barcelona y Madrid, pero en tercer lugar, se sitúa Mexico D.F. y en sexto, Bogotá. Quieren preparar la gira para 2014.

Privilegiados 

Después de diez años, Despistaos se siente un grupo privilegiado: “sí, podemos vivir de ello, estamos muy a gusto, hacemos lo que queremos y hay cuatro personas que llevamos trabajando ya nueve años… que hay muchos grupos que se separan… estamos muy contentos”, dice More.

También ha habido horas bajas. Como en el verano de 2006, cuando se quedaron sin apenas bolos porque habían decidido irse de la compañía y tenían que dar un preaviso de nueve meses. Y también anécdotas para el recuerdo: “me flipó muchísimo una pareja que nos mandó un video con el día de su boda, del baile, y en lugar del vals bailaron una canción nuestra ‘Lo que hemos vivido’ y se marcaron un rock and roll”.

Son el grupo con más proyección nacional e internacional de Guadalajara. Mitad suerte, mitad trabajo. Han conseguido colaboraciones con los vocalistas de El Canto del Loco, La Fuga, La Marea, Maldita Nerea, Lagarto Amarillo o con Fito Cabrales –pendiente quedó una colaboración querida y ansiada, que pudo ser y no fue, con Robe, de Extremoduro-.

Sienten que la suya es la historia de un grupo al que no le faltó iniciativa, ambición bien entendida,  a diferencia de lo que ocurrió, para Isma, con otras bandas alcarreñas: “cuando nosotros nos planteamos el grupo, desde el principio, íbamos a tocar a todos los sitios. Para gastártelo aquí de borrachera, te lo gastabas en el viaje. Antes de Despistaos, estuve en Cuarto Creciente, y les costaba mucho ir a Madrid a dar algún concierto…con Despistaos, el primer año hicimos 80 conciertos y ganaríamos, en tres o en cuatro, el resto era lo comido por lo servido. Pero era un hobby que teníamos… nos molaba el rollo, y ya está”.