Noche repleta de cultura con tintes solidarios

El XVII Festival Infantil de Unicef reunió a seis magos alcarreños que hicieron disfrutar a un público infantil que llenó el salón de actos del Centro San José cuya recaudación se donaría a Unicef. • Media hora más tarde comenzaba el concierto coral del orfeón ‘Ciudad de Cuenca’ en el Buero Vallejo cuyos fondos recabados irían a parar a Manos Unidas.


La solidaridad y la cultura son dos conceptos que se combinan muy bien a la hora de recabar fondos para una buena causa mientras se disfruta de un bonito espectáculo. Y cierto es que funcionó en la noche del viernes en Guadalajara donde, con media hora de distancia, tanto Unicef como Manos Unidas pusieron sobre el escenario sendos espectáculos con el fin de lograr sumar nuevos apoyos a sus campañas de 2012 con las que buscan seguir ayudando –como vienen haciendo desde hace décadas- a las familias del tercer mundo.

Unicef lo hace este año a través de la campaña ‘Cumpledías’, puesto que muchos niños en zonas de África, América o Asia no cumplen años, sino días a causa de la desnutrición por lo que, en esta ocasión, sus miras se fijan en tratar de trabajar para paliar esta problemática que afecta a millones de personas en el mundo. Un granito de arena que se suma a este trabajo fue su XVII Festival Infantil que, de nuevo, tomo a la magia como protagonista siendo su mejor sorpresa la gran expectación que levantó. El aforo se completó minutos antes de comenzar la función ante la gran expectación y se tuvo que abrir espacio para dar cabida a todos los niños y menos niños que acudieron a observar los diferentes juegos de estos seis magos alcarreños.

Mr. Magic, Chema Poole, Jaime Fermín, Adrián Vega, María Jesús y Clan Chistérico –que además fueron quienes presentaron la gala con divertidos juegos y gags- lograron sorprender y dejar con la boca abierta a un público en el que, además de niños de la capital, acudieron escolares de Sigüenza, Chiloeches, Cabanillas o Alovera. Hubo magia para todos, especialmente centrada en el público infantil, y se pudo ver desde periódicos que después de rasgados, volvían a ser una unidad; hasta conejos que cambiaban de color, varitas mágicas gigantes así como juegos con pañuelos y globos que, convirtieron en sonrisas los apenas dos euros de entrada.

Canto coral en el Buero con Manos Unidas

Media hora más tarde y también con tintes solidarios, comenzaba en el Teatro Auditorio Buero Vallejo, el concierto del Orfeón de Cuenca cuya recaudación sería donada para Manos Unidas que, este año, basa su trabajo en la campaña ‘La salud, derecho de todos. ¡Actúa!’.

Un trabajo centrado, especialmente, en concienciar en que la enfermedad no se convierta por lo que reclaman que las vacunas y los fármacos también estén al servicio de los más pobres. El VIH –sida- y la tuberculosis siguen siendo la mayor causa de mortalidad en el planeta; mientras que en África, sólo de malaria, muere un niño cada 45 segundos, por lo que es preciso hacer un llamamiento para que se siga trabajando en que al Tercer Mundo, puedan tener derecho a gozar de salud quienes, alguna vez enferman.

Cerca de media entrada se dio cita en el Buero para arropar a Manos Unidas y para disfrutar del canto coral de este orfeón conquense que era la primera vez que acudía a Guadalajara donde desarrolló un concierto que tuvo una parte lírica; para posteriormente dar paso a otro estilo tan propio como la zarzuela.

Sin duda, el tiempo dedicado a la lírica donde la voz de los cantores solo se combinaba con la del piano, creó un ambiente muy íntimo y especial para disfrutar de este tipo de música. Incluso, el coro se combinaba con las voces de varios solistas creando un enjambre de sentimientos en el público, cuando escuchaban los clásicos que entonaron para un público alcarreño que, de nuevo demostró, que no sólo es capaz de ser exigente, sino que también lo es para abrazar estas causas solidarias.


Galería de imágenes:

Fotos: A.Sanz    

Fotos 1-5: Imágenes correspondientes al XVII Festival Infantil de Unicef.

Fotos 6-9: Imágenes de la actuación del orfeón de Cuenca a favor de Manos Unidas.