El convenio para iglesias, esta vez para necesidades sociales

IberCaja renueva su convenio con el Obispado. • Los fondos de la entidad serán destinados esta vez a necesidades sociales, en vez de a la rehabilitación urgente de iglesias.  En los últimos años se han realizado 120 actuaciones en el patrimonio eclesiástico de la provincia.


Esta vez el patrimonio será sacrificado, pero por una causa mayor. El Obispado de Sigüenza-Guadalajara ha decidido destinar la ya tradicional aportación de fondos de la entidad financiera IberCaja a través del convenio entre ambas partes para necesidades sociales.

La firma del acuerdo ha tenido ya lugar entre el director provincial de IberCaja, José Luis San José Burgueño, y el obispo de la Diócesis, Atilano Rodríguez. Se renueva así este acuerdo de colaboración que ambas instituciones vienen suscribiendo desde hace varios años para atender las necesidades de la Diócesis.

Tradicionalmente, esta colaboración ha sido muy útil para atender obras urgentes de restauración y mantenimiento del patrimonio diocesano en diferentes puntos de la provincia. Esta vez, la situación actual de la sociedad y las crecientes necesidades de asistencia social que realiza la diócesis, ha llevado al obispo a anunciar que los fondos van a ser dedicados a cubrir estas necesidades sociales.

Conservar el patrimonio

“La conservación del patrimonio diocesano sigue siendo una labor fundamental para mantener una parte importante de nuestra cultura”, según han manifestado ambas instituciones, que esperan “recuperar íntegramente esta finalidad tan pronto la asistencia social deje de ser prioritaria”, según un comunicado enviado por la entidad financiera.

En el ultimo decenio, gracias a los fondos aportados por la Obra Social de Ibercaja al Obispado se han  realizado más de 120 actuaciones en diferentes parroquias, recuperando pórticos, tejados, torres, retablos, imágenes, lienzos y otro tipo de patrimonio diocesano.

Ibercaja ha agradecido a Atilano Rodríguez su “sensibilidad social” y que ambas instituciones compartan su preocupación por la sociedad de Guadalajara.