Música y comida popular en la Inmaculada de Morillejo

La pedanía de Trillo ha celebrado las fiestas por la virgen Inmaculada, pregonadas porla Rondalla de Morillejo. • Müsica de orquesta, charanga de despedida, almuerzo popular y talleres para niños, entre la oferta del fin de semana para esta festividad invernal.


Morillejo ha celebrado este fin de semana su fiesta patronal en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción, que es la titular de la parroquia local. Venidos de toda España, los lugareños acuden fielmente a la convocatoria cada año.  Tradicionalmente han sido gente emprendedora y viajera, pero que nunca ha olvidado sus raíces, por lejos que estuvieran de ellas.

El pregón de las fiestas tenía lugar el viernes a las nueve de la noche. Le dio el protagonismo a la Rondalla de Morillejo, que lleva muchos años difundiendo la cultura local por la provincia. Fueron sus miembros los encargados de pronunciarlo. La comisión de festejos les hizo entrega de una placa en reconocimiento de su labor. A continuación, y respondiendo a la moda monologista imperante, Mayca Jurado hizo reír al público con su divertido discurso. El grupo “Volumen Rock” le daba continuidad a la noche de fiesta, y aún después, lo hacía la discoteca móvil, con dos gogos, masculino y femenina.

Los actos religiosos comenzaron en la mañana del viernes con una Misa en la Ermita de Jerusalem. Durante la jornada del sábado continuaron con el día grande y la Misa en honor a la patrona en la Iglesia del pueblo. A su término, los rondajos, como se conoce a los morillejanos por su afición a la música, sacaron en procesión la imagen de la Purísima, subastando sus andas hasta en tres ocasiones a la entrada a la iglesia y en las dos plazas del casco urbano. Durante la marcha y en la subasta, subieron al cielo cohetes en señal de respeto por la Señora y también en recuerdo de los que ya no están.

Licores típicos

Al terminar el recorrido, y como es tradición, los morillejanos cataron por primera vez el churú que dejaron macerando en octubre. Se invitan unos a otros dando a probar este licor particularísimo de origen local que mezcla mosto y aguardiente de una forma natural. No es el único. Otros brebajes, de café o con aromas de frutas, que tienen como base el orujo del terreno también corren por el gaznate alegre de las gentes a lo largo del fin de semana. Acompañando a los morillejanos en el día de su fiestas hubo una amplia representación municipal del Ayuntamiento de Trillo, encabezada por la teniente alcalde, Mayte Blanco.

En la mañana del sábado hubo talleres de manualidades infantiles con actividades como la decoración de macetas, huevos, árboles y bolas de Navidad y la plantación de bulbos de tulipanes. A lo largo de todo el día, un castillo hinchable hizo las delicias de los más pequeños.

Después de la Misa el pueblo de Morillejo compartió mesa y mantel en la comida popular que consistió en una sabrosa caldereta de ternera que cocinó la empresa Comidas Populares de Cabanillas. Asistieron más de 250 personas.

Durante la tarde del sábado no hubo un minuto libre. Las actividades comenzaron con un festival infantil en el que los personajes de las series más populares de dibujos animados acompañaron a los niños. Continuó con la actuación de la tuna de  Caminos de la Complutense de Madrid, y con la copla flamenca de Carmen Macareno y José Zapata. Con la discoteca móvil, primero para los niños, la tarde se hizo noche, y después madrugada.

Morillejo despidió su fiesta de la Inmaculada Concepción  con la Charanga del Aguardiente, una sonora traca y compartiendo el chocolate con bizcochos mezclado con los licores del pueblo. El alcalde pedáneo, Teodoro Benito, daba las gracias al terminar los actos a  la Comisión de Festejos por su organización y al pueblo de Morillejo por su participación e implicación en los mismos.