Homenaje a la arquitectura más moderna de Guadalajara

Comienzan unas jornadas que buscan contemplar la evolución de una ciudad a través de su arquitectura • Los arquitectos defienden la existencia de inmuebles poco conocidos que deberían gozar de mayor protagonismo en la ciudad • El alcalde de la capital, la presidenta de Diputación y el delegado de la Junta, presentes en el acto inaugural


Los arquitectos de Guadalajara quieren rendir un pequeño homenaje a aquellos edificios más representativos y que mayor hito han supuesto dentro de la fisionomía de la ciudad en la última década con la celebración del Día Mundial de la Arquitectura. Para festejar esta onomástica, han organizado unas jornadas que arrancaron en la tarde de hoy lunes en las que las construcciones diseñadas por ese colectivo serán las auténticas protagonistas junto con sus creadores en el papel. “Se han seleccionado los inmuebles más significativos para así hacer partícipes a la ciudadanía de la labor de los arquitectos en la ciudad”, destacó Elena Guijarro, presidenta de la demarcación de Guadalajara del Colegio de Arquitectos quién, además, reseñó que toda “obra hecha por un arquitecto, provoca una transformación en la ciudad”.

De ahí y debido a la dificultad de seleccionar cuáles serían las construcciones que coparían estas jornadas, finalmente se optó por el criterio más objetivo del que disponían como elegir aquellos que o bien  su construcción ha sido un hito para la ciudad o bien han sido premiados de 2001 a 2009 en el marco del concurso bianual que celebraba el colegio y que distinguía, cada dos años, el edificio más significativo de este periodo. En esta lista se encuentran el de la residencia de mayores situada en la calle Francisco Aritio o el Hotel AC –distinguidos en 2001-; un edificio de viviendas de Virgen de la Soledad –premiado en 2003-; la guardería ‘La Casa de Mamá’ –galardonado en 2005-; la sede Hercesa que lo fue en 2007 o la rehabilitación del castillo de Torija que fue el último premio otorgado.

De entre los mismos se seleccionaron los tres últimos así como las construcciones del Teatro Buero Vallejo y del Archivo Histórico, aunque a última hora, se incluyo debido a un cambio en la programación una conferencia que tuvo lugar ayer sobre la construcción de la residencia de Francisco Aritio. “Se trata de una relación de obras adecuada para que la ciudadanía pueda compartir con los arquitectos, el sentimiento de respeto ante una obra bien hecha”, indicó la propia Guijarro para quien, los inmuebles tanto del teatro como del archivo son, sin duda, “dos edificios singulares con un importante papel en la transformación de la ciudad”.

En esta presentación de las jornadas que no sólo incluyen una conferencia de los arquitectos de los citados inmuebles, sino que también recogen una visita a los mismos; acudieron tanto el alcalde de la ciudad, Antonio Román, como la presidenta de la Diputación Provincial, Ana Guarinos y el delegado de la Junta –y también arquitecto-, José  Luis Condado. “Los arquitectos pasan, pero su obra permanece y ésta nos ayuda a contemplar la evolución de la ciudad”, indicó el propio regidor municipal así como destacó la heterogeneidad de las construcciones que pueblan la ciudad reseñando como estas se habían ejecutado a demanda “de la sociedad, de la industria o de las propias instituciones”. Román consideró que los arquitectos son los “dibujantes” de las ciudades aportando “estética” y “calidad de vida” para la ciudadanía.

Es más, valoró la iniciativa del colegio de Arquitectos de tratar de exhibir nuevos valores arquitectónicos que quizá no estén tan valorados así como animó a los profesionales de la arquitectura a “reivindicar” su profesión en época de crisis así como les instó a tomar conciencia de que cada proyecto que se les plantea no es “sólo un trabajo, sin algo que permanecerá en la historia de la ciudad”.

En la misma línea se pronunció la presidenta provincial quien no dudó en calificar la arquitectura como “un arte”. Guarinos remarcó la importancia de iniciativas como estas en las que “hay una inquietud de trasladar estos recorridos por una serie de edificios que son referencia y que tienen mucho que decir de la historia de Guadalajara”. Por su parte, el delegado de la Junta –que también será ponente de estas jornadas por su trabajo en la rehabilitación del castillo de Torija- , defendió el trabajo de los arquitectos que describió como “técnico y artístico” así como resaltó que con estas jornadas se podrá conocer mejor no sólo como se proyecta un edificio o como se transforma un monumento, sino para conocer “la evolución de una ciudad”.