Desestimado el recurso del Ministerio por la licencia del 'pisito' (ampliación)

El Ayuntamiento mantiene su rechazo a los planes de Cultura, que contradicen una ordenanza del POM, y Abraza el Infantado insiste en que estos planes son “imposibles”. • El Defensor del Pueblo admite a trámtie la queja de la plataforma.


El Ayuntamiento de Guadalajara ha desestimado el recurso que ha presentado el Ministerio de Cultura por la negativa a concederle la licencia de obras para construir 'el pisito' para el duque del Infantado, el dúplex que tenía previsto levantar en la segunda planta del Palacio del Infantado en respuesta a una sentencia judicial que reconoce el “derecho de habitación” del aristócrata Íñigo de Arteaga.

La Junta Local de Gobierno de este martes se ha resuelto sin sorpresas y ha rechazado el recurso del Ministerio, en coherencia con la decisión adoptada de negar la licencia por la incompatibilidad de los planes para la vivienda proyectada con la normativa urbanística.

La existencia del recurso fue anunciada este lunes por la Plataforma Abraza el Infantado, que se opone a este proyecto, revelando que el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo, “primo lejano del duque del Infantado” -como ya adelantábamos en una información en octubre- se oponía a la negativa municipal de dar la licencia, basada en la ordenanza número 9 del Plan de Ordenación Muncipal.

Una vez más, la Plataforma recordaba que “es imposible en base a la normativa urbanística vigente en el municipio de Guadalajara la existencia de cualquier vivienda privada en todo el suelo en donde se ubica el Palacio del Infantado”. Así lo entendieron los técnicos municipales en el informe en el que se basó la negativa a la licencia.

Abraza el Infantado censura que el Ministerio haya insistido “en recurrir un acto administrativo tan irrefutable, mientras hace ya casi diez años, ni siquiera recurrió la sentencia que otorga al duque un supuesto derecho de habitación sobre unas pequeñas estancias del palacio, prebendas que se incluyeron en el acuerdo de cesión firmado en 1960 entre las partes, y que se solían hacer más bien de manera retórica, pues lo que estaban cediendo el Duque del Infantado y el Ayuntamiento no eran más que las ruinas del Palacio, bombardeado durante la Guerra Civil”.

En su comunicado de este lunes, el movimiento ciudadano critica todavía más esta actitud por el parentesco entre el duque y el ministro. Abraza el infantado recordaba de paso que “el alcalde de la ciudad garantizó, cuando aceptó reunirse con los representantes de este colectivo, que siempre haría lo que indicaran los técnicos municipales, y la propuesta de resolución que mañana se tratará va en ese mismo sentido de denegar el recurso de reposición presentado por el Ministerio del 28 de diciembre pasado”.

Abraza el Infantado recuerda que el pasado fin de semana pidieron en una carta abierta al duque que “muestre un acto de generosidad con la ciudad y el monumento principal no sólo de nuestra capital sino de la provincia, renunciando al derecho de habitación recogido en la desafortunada, y no recurrida, sentencia del año 2009”.

Desde la Plataforma Abraza el Infantado aseguran que se mantendrán vigilantes en relación a las exigencias de la familia De Arteaga y que en diciembre solicitó una nueva reunión con el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Tambíen avanzan que a lo largo de 2018 seguirán con la divulgación de los paneles -ya expuestos en la Biblioteca y en el Archivo- en otros centros de la ciudad y celebrando más mesas redondas para seguir profundizando en diferentes aspectos vinculados con el futuro del edificio.

Por último, cabe añadir que el conflicto por 'el pisito' sigue también su curso en el Defensor del Pueblo, que ha admitido a trámite la queja que presentó la Plataforma Abraza el Infantado, que adelanta a su vez que a finales de enero -falta por confirmar la fecha- mantedrá una nueva reunión con el Ministerio de Cultura.


Ampliación de la información publicada el 8/1/2018 a las 16:30 horas.