Román: “Si la normativa impide habitar el Palacio, no daremos la licencia”

El alcalde espera que Abraza el Infantado remita el informe en el que argumenta que la propia normativa urbanística municipal impide la construcción del dúplex en el Palacio. • El regidor ha dicho que serán "los técnicos" los que decidirán si se da o no la licencia, "con independencia de quién lo pida". 


El alcalde Antonio Román ha indicado que “serán los técnicos los que estudiarán si se da o no” la licencia para la construcción del dúplex del duque del Infantado. “Si la ordenanza municipal a la que hacen referencia impide que se habite el Palacio, el Ayuntamiento dirá que no se puede habitar en el Palacio. Es un tema que los técnicos estudiarán y se verá si se da o no con independencia de quién lo pida. Que da igual que lo pida el Ministerio o el último ciudadano, que es el primero de Guadalajara”.

La reacción recogida por Ser Guadalajara -este periódico se puso en contacto con el Ayuntamiento hace dos semanas sobre este tema sin recibir contestación- llega después de que la plataforma Abraza el Infantado informara el pasado martes de que la ordenanza municipal número 9 del Plan de Ordenación Urbana (POM) impide la construcción de una residencia en el Infantado porque este edificio consta específicamente en el POM como parcela para equipamiento sociocultural. Se da la circunstancia que la ordenanza permite habitar únicamente el Palacio a aquellas personas que sean “guardeses o personal de mantenimiento”, caos en el que en su día estuvieron los directores de la biblioteca y el archivo allí alojados. 

Román ha señalado que aún “no ha recibido el informe” y ha insistido: “Mientras yo no lo tenga, no voy a hacer ninguna otra declaración. Ni positiva ni negativa”. Con este informe se refiere a un documento elaborado por la plataforma a partir de la propia normativa del Ayuntamiento.

El alcalde ha criticado también que en la jornada del lunes una de los tres portavoces de la plataforma Abraza el Infantado fuese Blanca Calvo, que en su etapa como directora de la Biblioteca Pública del Estado, cuando ésta se ubicaba en el Palacio, residió dentro del Infantado. El regidor se ha mostrado sorprendido de que “haga ciertas reivindicaciones quien utilizó como vivienda particular el Palacio durante años. Creo que eso la desacredita”, ha opinado. Finalmente, ha desmentido que la plataforma pidiera un encuentro con él cuando fue anunciado: “No era cierto. Es verdad que la petición entró después de su rueda de prensa”.