“Las madres nos han traído a esta fiesta de la vida”

El artesano botero Carlos Blasco pregona las Fiestas en Sigüenza con un discurso a favor de las tradiciones y contra el machismo. • La ciudad celebró el viernes un homenaje a la Rondalla, que tendrá una plaza.


Sigüenza ya está en fiestas. Fue este sábado el artesano botero y también tamborilero e insperable compañero del dulzainero José María Canfranc, Carlos Blasco, el encargado de dar el chupinazo a la semana grande de festejos, con una intervención ante una plaza abarrotada en la que elogió los valores y los sonidos tradicionales. Se acordó de las madres y de las mujeres en general, “que nos han traído a la fiesta de la vida”, reivindicando en varios momentos de su discurso la igualdad de género y censurando vehementemente la violencia machista.

Además de la corporación municipal y de la reina y las damas de los dos años, también fueron invitados a subir al escenario representantes de las peñas Los Increíbles y El Tropezón. Estos últimos cumplen en 2017 sus primeros 50 años. El acto lo presidieron el alcalde de la ciudad, José Manuel Latre, y la alcaldesa infantil, Clara Calvo, de manera que también en esta ocasión Sigüenza ha recordado su condición de ciudad amiga de la infancia. La Banda de Música, que sabiamente dirige Elisa Gómez, se encargó de amenizar el evento, con cinco piezas musicales, 'The blues factory', un recopilatorio de ABBA, el 'Aleluya' de Leonard Cohen, un fragmento de la banda sonora de 'El Señor de los Anillos', y el pasodoble 'Nerva'.

Latre dijo del pregonero que “simboliza la historia de Sigüenza y que no podemos olvidar, como él no lo hace, nuestro compromiso para dedicarnos en cuerpo y alma a mantener y engrandecer nuestra ciudad. Conservemos lo que hemos conseguido y seamos un referente en la provincia, y en el país”, dijo a los seguntinos, que como ocurriera en el homenaje a la Rondalla sólo unas horas atrás, volvieron a llenar la Plaza Mayor.

En un emocionado y largo pregón, Blasco dejó clara su inmensa pasión por la música, recordando, por ejemplo, que talló sus primeras baquetas “con unas ramas de noguera que teníamos en el patio de casa”. Y también que tocó su primer pasodoble, en Horna, con trece años, con el panadero, los hijos del frutero y el hijo del caminero. “Ascendí galones en el 85, hace 32 años cuando mi dulzainero, José María Canfrán, confió en mi para acompañarle en las músicas tradicionales. Nos dio la alternativa el Nuevo Mester de Juglaría en esta misma Plaza”, un grupo que precisamente va a actuar en las fiestas de San Roque. En su declamación, hubo muchas más menciones a Canfrán. 

Poco a poco, el pregonero se vino arriba, dejando sentencias sobre el estrado como que “la familia, los oficios antiguos, las fiestas y las aficiones son igual a la felicidad”. Naturalmente, y como no podía ser de otra manera, interpretó dos piezas, con flauta y dulzaina, respectivamente, una de Bob Dylan, 'Los tiempos van cambiando', y la muy popular en la ciudad, 'La ovejita lucera', en la que le acompañó como redoblante el joven Alberto Sopeña. Blasco recibió un hermoso cuadro del cincelador Mariano Canfrán como distinción por haber sido pregonero de las fiestas de San Roque 2017.

Concurso de balcones y terrazas

Después del pregón, se entregaron los premios del concurso de balcones y terrazas que adornan las calles de la ciudad, con flores y plantas de temporada. Fueron las representantes de la Asociación de Amas de Casa de Sigüenza las que leyeron el acta del jurado. A continuación, los concejales entregaron los premios, al tiempo que hicieron también una mención a todos los participantes de este año. La ganadora de este año ha sido Teresa Hernando, por su trabajo en la calle del Peso, 6.

Las reinas, infantil y juvenil, y damas del año 2016, le fueron dando el relevo a las de este año, con la correspondiente imposición de bandas y entrega de ramos de flores, que llevaron a cabo alternativamente los concejales del Ayuntamiento. Cuando le tocó el turno a la reina de las fiestas 2017, la directora de la Banda, Elisa Gómez, la reclamó, como integrante que es de su agrupación, para que, antes de ser coronada, tocara con sus compañeros uno de los temas de la selección  musical de la noche, correspondiente a la banda sonora de El Señor de los Anillos.

Después, ya sí, recibió la corona de manos de la reina de 2016 y la banda y el ramo por parte del alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, como también lo hizo la reina infantil, Naiara González, a quien fue la teniente de alcalde Eva Plaza, quien le impuso la banda. Además, Elisa Gómez, recibió una distinción por parte de sus compañeros por estos cinco años de música. El acto terminaba con los correspondientes vivas a la Virgen de la Mayor, a San Roque, a las Peñas y a Sigüenza, que gritó la reina de las fiestas, Bárbara Bussons.

Homenaje a la Rondalla de Sigüenza

La ciudad de Sigüenza se reunió en la noche del viernes en la Plaza Mayor en el que era el primero de los actos del programa de fiestas de San Roque y de la Virgen de la Mayor 2017 para rendir homenaje a la Rondalla de Sigüenza y al Grupo de Baile de la Virgen de la Mayor, y más concretamente, como destacaba ayer el alcalde de la ciudad, José Manuel Latre, “a todas las personas que, de una u otra forma, han participado y siguen participando en ambas agrupaciones, para llevar el folklore y las tradiciones de la ciudad del Doncel no solo por toda la provincia, sino por España e incluso fuera de nuestro país”.

Correspondió a Juan Carlos García Muela presentar el homenaje a ambos grupos artísticos ante las cerca de mil personas que se habían acercado a presenciarlo. Como suele, García Muela descubrió en la intrahistoria de Rondalla y Grupo de Baile anécdotas que hicieron reír al público, pero también recordó otras con hondo sentimiento, muchas referidas a los que ya no están.

Este año hemos sufrido la pérdida de Pepe Cerezo, que hasta muy última hora mantuvo su disposición y asistencia a conciertos, recitales y ensayos con el ánimo y la ilusión de toda la vida. Hablar de Pepe Cerezo es hacerlo de una persona que llevaba la ciudad de Siguenza en la sangre. No había movimiento artístico, social o cultural en el que no estuviera presente. Y si la causa tenía un fin benéfico, su colaboración estaba más que asegurada. En este sentido, su ojo derecho fue el Asilo, ahora Residencia Padre Saturnino López Novoa”, dijo.

Además, el presentador recordó una faceta de Cerezo, como deportista, menos conocida, y en el plano institucional, donde fue concejal del Ayuntamiento de Sigüenza, “y hubiera podido ser más si se lo hubiera propuesto”, presidente de la comisión de fiestas y uno de los fundadores de la peña La Alegría. La Semana Santa y la Rondalla eran sus reconocidas pasiones “a las que se entregó por entero”, valoró. Por último, García Muela recordó también que el homenaje de anoche abarcaba también “a todos los fallecidos de ambos grupos artísticos o aquellos que por alguna razón no habían asistir”.

Asimismo, el presentador del homenaje se encargó de introducir cada uno de los cantes y bailes que, alternativamente, ponían en escena Rondalla y Grupo de Baile. Concretamente la Rondalla interpretó, por este orden,  unas 'Seguidillas y jota de Mondéjar', la canción 'Dame un besito amor', una 'Jota de Torija', la 'Habanera de Maranchón', un 'Paloteo de Albalate' y la canción 'No volveré'. Acompañado musicalmente por la Rondalla, el Grupo de Baile interpretó la 'Jota de la Miel', 'María la portuguesa', una 'Jota de Marchamalo'  la 'Picolísima serenata' y 'Cintas y cadenas Gálvez'. Para terminar el homenaje, el Grupo de Baile hizo las populares 'Sanjuaneras' seguntinas y la Rondalla la jota castellana de 'Los segadores'.

En un descanso de la actuación, el alcalde de la ciudad, José Manuel Latre, recordó que Rondalla de Sigüenza es la historia de un sinfín de hombres y mujeres, mayores, jóvenes, y niños, comprometidos con su ciudad y con su música que han dedicado, y siguen haciéndolo muchas horas, sacrificando su tiempo libre, ensayando bailes y canciones para conservar las tradiciones seguntinas, revitalizándolas además con savia nueva, como quedó anoche palpablemente demostrado con la cantidad de jóvenes que actuaron.

Personas como Pedro Pardillo, Faustino Díaz, Aurelio Salvador, Daniel Parrilla, Máximo Albacete y el triste y recientemente desaparecido, Pepe Cerezo, son un buen ejemplo de ello. Todos los hombres y mujeres que han pasado por la Rondalla han sido importantes para la historia de nuestra ciudad, así que, en nombre de todos los seguntinos, os doy las gracias”, afirmó el regidor.

Una plaza para la rondalla

Asimismo, Latre recordó también que el pasado lunes, el Pleno Municipal aprobó por unanimidad dedicar una placita a la rondalla seguntina, situada entre la calle de Santa Bárbara y Pio XII, donde próximamente será colocada su placa. “A los que formáis parte de ella, os animo a seguir adelante llevando el nombre de Sigüenza en lo más alto y haciendo honor a todos aquellos que os precedieron”, terminó.

Para terminar su intervención, el alcalde y la concejala Charo Toro, miembro del Grupo de Baile de la Virgen de la Mayor, entregaron una placa conmemorativa a la  familia de Pepe Cerezo, que recogieron sus nietos. Además, dos de ellas quisieron igualmente recordar a su abuelo, diciendo públicamente unas palabras sobre él, que compusieron el momento más emotivo de la noche.