Las obras del Infantado sacan al Maratón del palacio

El Seminario de Literatura ha solicitado la Concordia como emplazamiento alternativo. • También el Museo Provincial se ha visto afectado por la rehabilitación y aprovechará para hacer cambios en la exposición 'Tránsitos'.


La cultura en el Infantado cierra temporalmente por obras. La rehabilitación que desde hace unas semanas lleva a cabo el Ministerio de Cultura en el edificio del siglo XV obligará al principal evento de la ciudad, el Maratón de los Cuentos, a buscar reacomodo en otra ubicación de la ciudad. Desde el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil (SLIJ) consideran que la mejor opción para este año es el parque de la Concordia. Pero las obras afectarán también al Museo Provincial, el único inquilino de este singular edificio, y a otras actividades del Patronato que tienen lugar durante el verano.

Desde que comenzaron a preparar la XXVII edición del Maratón, el Seminario lleva barajando emplazamientos alternativos para la cita que se celebrará el fin de semana del 16 al 18 de junio. Entre las ubicaciones estudiadas han estado las inmediaciones del propio Palacio y la recién bautizada como Plaza de España (la Plaza de los Caídos), así como el Teatro Buero Vallejo o el casco antiguo de la ciudad -que ese mismo fin de semana alberga también la actividad del Corpus, con su procesión y con el preparado de las vistosas alfombras-. Pero finalmente ha sido el Parque de la Concordia la opción que han decidido solicitar esta misma semana al Ayuntamiento. El Consistorio todavía tiene que confirmar esta posibilidad, según aclaran fuentes del Seminario.

En cualquier caso, se trataría de un emplazamiento circunstancial, con motivo de estas obras, con la idea de regresar el próximo año al Infantado, el marco habitual de la cita. En la anterior ocasión en que el palacio estuvo en obras, la celebración se desplazó precisamente hasta los jardines, una posibilidad que esta vez no es viable. Las obras afectan en esta ocasión tanto al patio como a las fachadas y a los propios jardines, con las consiguientes incomodidades, riesgos para la seguridad y consecuencias para la siempre vistosa estética del evento.

También afecta al Museo

También la exposición permanente 'Tránsitos', que cumple una década en el Museo Provincial, se verá afectada por estas obras, con un cierre temporal. La dirección del centro advierte, además, que introducirá algunos cambios en las piezas expuestas. 

La obra de rehabilitación fue adjudicada por la Gerencia de Infraestructuras y equipamientos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por un importe de 355.065 euros a la empresa sevillana Díaz Cubero SA, que tiene previsto actuar en las cubiertas. “Es una obra bastante necesaria, pero no es todavía una restauración del inmueble", señala Fernando Aguado, director del Museo. A su juicio, "haría falta una obra muchísimo mayor; se está actuando parcialmente, que está muy bien, pero lo que necesita el edificio y la institución que actualmente está en el Palacio del Infantado, que es quien lo abre y lo mantiene, es que el inmueble se adapte a los usos y no al revés, que es lo que llevamos haciendo desde 1973".A juicio de Aguado, “un Museo no es sólo una sala de exposiciones, sino muchas más cosas” como laboratorios, talleres de restauración, salones de actos... “Merece que la infraestructura se ponga al día porque es de los años 80. Nosotros hemos adaptado nuestros servicios tras la marcha de la Biblioteca y el Archivo Histórico Provincial, pero creo que la museología de 2016 requiere otras instalaciones". 

Estos ocho meses de obras previstas afectan también a otros eventos habituales del calendario cultural local como las actividades veraniegos del Patronato de Cultura, entre ellos el programa de conciertos 'Las noches son para el verano', con actuaciones tanto en los jardines como en el propio patio, que el año pasado fue escenario del recital poético 'Versos a medianoche'.