Luces, cánticos y...ya es Navidad

El tradicional encendido navideño ha dado paso esta tarde a los cánticos de la Ronda de la Alegría y la inauguración del Belén Monumental, tres dioramas gigantes que recrean la Natividad, la Cabalgata y la Anunciación. 


Casi dos millones de luces leds repartidas por diferentes puntos de la ciudad indican que ya es Navidad en Guadalajara. El alcalde, Antonio Román, ha apretado a las seis y media de la tarde el botón que las ha encendido hasta el próximo 7 de enero, en un acto tradicional que se ha anticipado "a petición de vecinos y comerciantes" a este viernes del puente de La Inmaculada y en el que ha estado arropado por vecinos y la Ronda de la Alegría, encargada de amenizar el ambiente en la Plaza Mayor. 

El Ayuntamiento ha instalado 152 arcos, 301 motivos de farola, la tradicional estrella de diez metros de Santo Domingo, una estrella en la Concatedral de Santa María, un nacimiento en tres dimensiones en la Plaza de Los Caídos, dos palmeras en la Plaza de Santo Domingo y en la Plaza de los Caídos, un portón en la calle Mayor y un arbol de Navidad en la Plaza Mayor. La factura de la luz ascenderá estas Navidades a 43.000 euros, afirmó el edil de Festejos, Armengol Engonga, durante la presentación del programa navideño. "El nuevo sistema de iluminación LED conlleva un importante ahorro energético de la ciudad", han señalado fuentes muncipales.

Con menos público que en años anteriores, el tiovivo ha empezado a recibir a sus primeros niños y la plaza a dar la bienvenida de nuevo al Belén Monumental que se ha trasladado desde la plaza de los Caídos en esta edición y que por segundo año consecutivo ha montado la Asociación de Belenistas. Lo ha hecho de forma un tanto apresurada como reconocía el presidente del colectivo, Miguel Ángel Martínez, ya que "el encargo del Ayuntamiento llegó en abril". El montaje este año en realidad debía hacerlo la Asociación 'Nació en Belén', que se alterna con los Belenistas. Y este cambio de planes les obligó a paralizar el nacimiento que estaban montando para la Iglesia de Santiago, "modificar el diseño habitual" que tiene su Belén Monumental y concretarlo en tres escenas que "esperamos sorprendan a la gente" y que permitan "ver la esencia del Belén y de la tradición".

Martínez ha tenido palabras de agradecimiento para las personas de la asociación que han montado el Belén y recordado que "somos miles de personas en todo el mundo las que estamos luchando porque el belenismo sea Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Creemos que el Belén suma y que hay defender esta tradición".

"En Guadalajara no puede faltar el Belén porque en la Navidad lo que celebramos es el nacimiento del Niño Jesús. Creemos que en la ciudad han de ponerse en valor los belenes, bien en lugares públicos o en los domicilios", ha corroborado Román, que ha subrayado además el significado del Belén, convertido "en religiosidad para los que creemos y también, en tradición y arte". El primer edil también ha remarcado la mejora de la estructura en la que se encuentra el Belén este año, una caseta de madera que da un "aspecto más cálido y más navideño" y ha agradecido a la Asociación de Belenistas su labor, por "fomentar el belenismo en Guadalajara. El consumismo no debe apartarnos del verdadero sentido de la Navidad", ha dicho.

Adiós al corcho

La premura a la hora de montar el Belén Monumental de estilo hebreo, el favorito de la asociación, se ha superado con imaginación y nuevas técnicas constructivas, como explica a Cultura EnGuada el maestro artesano Miguel Ángel San Bernardino: "hemos desechado el corcho totalmente y ahora usamos el poliestireno expandido de varias densidades, que permite trabajar el detalle". Los balcones o las ventanas, por ejemplo, se hacen con un poliestireno de más densidad "porque se trabaja muy bien y deja pintar directamente sobre él, sin dar escayola". Para el relleno o piezas como las rocas y las montañas se emplea otro con menor densidad.

Fotos: E.C.

Desde hace siete meses y medio, un pequeño equipo que no llega a diez personas se ha afanado en recrear los tres grandes dioramas que componen el Belén Monumental este año, estampas de 3 metros cuadrados de ancho y otros 3, de fondo, que recrean la Anunciación a los pastores, la Cabalgata de los Reyes Magos y la Natividad, escenas que la asociación considera que todo Belén ha de tener y que exigen también en el certamen de belenes que organiza. "Hemos estado trabajando desde abril al verano, durante dos días a la semana y después, tres días a la semana", indica San Bernardino. El trabajo se ha intensificado durante el último mes, todos los días. 

Además del maestro artesano, hay personas que se han encargado de elaborar los detalles y "vestir el Belén". Hay especialistas como Ana María Muñoz, que se ha dedicado a construir una de las novedades de este año: unos nidos de golondrina, de palomas, además de las chumberas y algunos borregos, que tienen hasta el último detalle. "Cada uno, hace las cosas según sus gustos y su habilidad. A mí me gusta pintar animales, también he hecho alguna oveja, tinajas, los detallitos...". Hay otros que elaboran los carros, las puertas y las plantas, que son naturales o fabricadas con poliespán.

Los personajes son todos del maestro artesano José Luis Mayo Lebrija, uno de los artistas más importantes del belenismo. Son figuras que la Asociación adquirió hace tiempo aunque la colección cada año se va ampliando, según lo permiten los recursos. En este Belén, San Bernardino calcula que hay unos 200 personajes y no son todos los que hay en la sede de la Asociación, una de las naves del Fuerte de San Francisco. Para rematar, destacan detalles de la tierra, como pequeñas colmenas en lo alto de un cerro. "Eso no puede faltar, aquí en la Alcarria, no", defiende el maestro artesano.

El Belén Monumental podrá visitarse hasta el 6 de enero todos los días, de 11 a 14 y de 18 a 21 horas, excepto los días 24 y 31 de diciembre, y el 5 de enero, de 11 a 14 horas y los días 25 de diciembre, 1 y 6 de enero, de 18,30 a 21 horas. 

También ha abierto al público la pista de hielo de la Plaza de los Caídos. La programación navideña continúa este fin de semana con la representación, en el Teatro Buero Vallejo, de la obra 'Eloísa está debajo de un almendro', de Enrique Jardiel Poncela este sábado y con la proyección de la película de animación 'Los Minions', en el Moderno, este domingo.