Los aparejadores rechazan comprar el edificio de Telefónica

Los colegiados no refrendado finalmente en la asamblea extraordinaria celebrada ayer la compra del edificio, fijada por 640.000 euros. • El presidente del Colegio, Jorge Riendas, admite que pudo pesar que la propuesta no concretaba el uso futuro del inmueble. • La intención de la Junta Directiva era en principio proteger el edificio y acondicionarlo. 


Finalmente, no hay compra. El Colegio de Aparejadores de Guadalajara rechazó ayer en asamblea extraordinaria por 27 votos en contra y 13 a favor -24 abstenciones-, un 25% del total de colegiados, la compra del antiguo edificio que Telefónica tiene en la calle Doctor Mayoral, junto al Ayuntamiento. Así lo ha confirmado a Cultura EnGuada este viernes Jorge Riendas, presidente del Colegio, que ha subrayado que la asamblea fue "un ejemplo" y "muy productiva".

Reconoce que quizás la propuesta "adolecía de una clara definición posterior", y que es uno de los argumentos que han podido pesar para que no saliera adelante: "Sé que nuestro mayor hándicap era  para qué lo comprábamos, pero no me sentía capaz de decirlo". Telefónica y Aparejadores habían fijado la venta en 640.000 euros y había planes, según contaba el propio Riendas a este medio el pasado 14 de octubre: "primero protegerlo", ya que se trata de un inmueble en pleno Casco Histórico que carece de protección. Después, "darle un uso". El objetivo no era “derribarlo sino acondicionarlo” y “o bien, usarlo como local para el Colegio; o bien, alquilarlo”, aunque tampoco se descartaba habilitar en el edificio una sala de exposiciones y ofertar, incluso, "un concurso de ideas" para estudiar diferentes propuestas de uso. 

Tras no salir adelante la moción, Riendas presentó la dimisión y después, le siguió la Junta Directiva, pero finalmente, tras una moción de confianza y notar el respaldo de los colegiados, decidieron continuar en el cargo hasta el próximo mayo, que habrá nuevas elecciones al Colegio.

Según Riendas, "los colegiados agradecieron muchísimo que hubiéramos afrontado un tema necesario, que es plantear abiertamente la necesidad de invertir el patrimonio del Colegio".

Algunos de los que se abstuvieron admitieron que la propuesta "era buena operación" y sugirieron otra posible inversión. Pero no se presentaron posibilidades y la Junta actual no baraja hacerlas.  

El Colegio de Aparejadores presentó en su día una oferta económica para adquirir el edificio de la Cámara de Comercio, en la calle Mayor, al que podían sacar "un rendimiento urbanístico", admite, pero sus propietarios rechazaron la propuesta económica ofertada por el Colegio. Durante estos días, el Colegio recibió una 'contraoferta' de la Cámara "a la baja" y que el asunto se trató ayer en la asamblea, aunque finalmente también se desestimó por entender que el precio que solicitaban seguía siendo demasiadoo elevado.