Marchamalo dice adiós a cuatro intensos días de Feria

La Feria Taurina de Marchamalo finaliza con lleno en sus eventos populares del fin de semana y sin ningún herido por asta de toro. • Afluencia masiva de público durante las dos noches del fin de semana en el Parque de Ferias. • Las novedades triunfaron, como la Quedada de Peñas, la instalación de la carpa en el Ferial y la sorpresa de un tercer toro en el Encierro por el Campo.


El brusco bajón de temperaturas de la noche del sábado no consiguió amilanar a los marchamaleros y a los miles de visitantes que esta semana han acudido a Marchamalo para disfrutar de los cuatro intensos días de actividades propuestos por el consistorio gallardo por su Feria Taurina de verano. Pese a ello se ha obtenido un magnífico resultado de participación en prácticamente todas las actividades, desde las infantiles hasta los festejos taurinos de la Plaza de Toros, con gran afluencia de público a los dos espectáculos nocturnos, la suelta de vaquillas y el concurso de recortadores. Los eventos populares y verbenas musicales fueron los más concurridos, según fuentes municipales.

La actividad festiva arrancó el pasado miércoles, con el pregón infantil, el encierro de carretones, y una prefiesta con disco-móvil. Y ya el jueves, como antesala del inicio oficial a los festejos, se celebró la cuarta Quedada de Peñas, esta vez en el Parque de Ferias con charanga, barrilada, aperitivos y comida, además de un parque de hinchables que divirtió a los más pequeños de la casa y también a los adultos. La iniciativa batió records de afluencia este año y animó las horas previas al pregón y chupinazo ofrecido por la Peña 'Cachirulos' en su 25º aniversario. Cientos de marchamaleros les acompañaron en la puesta de largo de las fiestas, iniciadas por el alcalde, Rafael Esteban, que transmitió los mejores deseos de confraternización y acogimiento para los visitantes, además de máxima precaución, que se ha reflejado en la ausencia de incidentes de gravedad en los eventos taurinos programados.

Los grandes eventos de la semana fueron los festejos populares ofrecidos por el Consistorio, en especial los encierros celebrados en el recorrido de más de medio kilómetro del Parque de Ferias, y el campero, celebrado durante la tarde del pasado viernes con una presencia apabullante de público y jinetes a caballo que acudieron en masa hasta el paraje de la Media Luna, este año con la sorpresa de la suelta de un tercer toro, no prevista inicialmente.

Los aficionados taurinos también acudieron en gran número a la Plaza de Toros para presenciar la suelta de vaquillas y el concurso de recortadores, que prácticamente alcanzó el lleno con la presencia del actual campeón de España, también en Marchamalo, y de tres recortadores locales. La novillada mixta y el festejo de rejones contaron con diestros vinculados a Guadalajara: Álvaro Sánchez, triunfador de la tarde, Adrián Henche, y el jinete Iván Magro.

Fotos: Ayto. Marchamalo.

La novillada fue el festejo que menos alegrías ofreció, otorgando la presidencia una sola oreja al cabanillero Álvaro Sánchez en su única faena de la tarde, ante un eral sin picar. Sánchez dedicó el toro a Federico Martín, miembro de la Comisión Taurina. Mejor resultado ofreció la novillada de rejones, con una oreja para cada uno de los jinetes. Tanto Iván Magro como Pencho Solano lograron que la grada sacara los pañuelos, ayudándoles en su triunfo.

Animada zona de conciertos

Las temperaturas altas registradas durante todo el fin de semana animaron especialmente a los visitantes durante la noche del viernes, y ni siquiera el brusco bajón del sábado restó público al Parque de Ferias marchamalero, que ofreció, según fuentes municipales, “un aspecto realmente festivo durante las cinco noches en las que albergó actividad”. Marchamalo acogió “miles de visitantes durante el fin de semana, que se dejaron notar tanto en la zona de los bares y tómbolas como en las atracciones y las peñas, con un ambiente especialmente multitudinario durante las actuaciones musicales nocturnas, en las que las orquestas La Créme, Jenasan y Seven animaron una zona de conciertos casi siempre repleta y a resguardo, gracias a la instalación de una carpa. 

Las actuaciones finales durante el fin de semana de la disco-móvil Euforia mantuvieron la diversión entre centenares de jóvenes hasta las primeras horas de la mañana, culminando la Feria con una tranquila jornada de domingo en la que el Parque de Ferias volvió a lucir una fantástica actividad. Lo mejor de la Feria Taurina fue la práctica ausencia de incidentes, sin cogidas reseñables más allá de los tres heridos leves en el encierro por el campo, ninguno de ellos por asta de toro, y ello a pesar de la elevada asistencia de público durante todo el ciclo a la Feria Taurina marchamalera.