Fantasía y épica medieval en la Sierra Norte

Condemios de Arriba acogió el pasado fin de semana la primera edición del Avalon Summer Faerie Fest. • Desde faunos a elfos, aspirantes a caballeros jedi, nobles caballeros, juglares de otro tiempo se dieron cita en este festival temático, en el que han participado unas 1.500 personas a lo largo del fin de semana, según datos de la organización.  


Dejando Condemios a nuestra espalda, a apenas un kilómetro por una pista forestal, se accede a una zona habilitada para aparcamiento donde dejar el coche. Un camino de cintas de colores indica el camino, campo a través, para acceder a pie al recinto del albergue juvenil de la localidad, un espacio compuesto por un pequeño edificio funcional (con baños, cocina y un comedor), piscina de verano, zona de acampada y cerca de una veintena de bungalows.

Sin embargo, lo que el visitante encuentra nada más pasar una frondosa frontera natural de árboles centenarios, es un pasaje hacia otro mundo: si no fuera por algunos inevitables teléfonos móviles o por la megafonía del recinto, diríamos haber viajado hasta un verdadero universo mágico poblado de seres increíbles -desde faunos a elfos, pasando por algún aspirante a caballero jedi-, nobles caballeros, juglares de otros tiempos -con verdaderos instrumentos de época-, artesanos y guerreros.

Es el Avalon Summer Faerie Fest, un evento pionero en España que ha escogido el incomparable entorno natural de la Sierra Norte de Guadalajara para echar a rodar en su primera edición, con actividades durante dos días seguidos. “El entorno es maravilloso, y ojalá este sea el primero de muchos”, señala María Martínez, directora del Festival. Ya existía un Winter Fest realizado por los mismos organizadores en Madrid, pero con mucha menos envergadura, y quizá la alta participación -unas 1.500 personas, según datos de la organización- haya superado incluso las previsiones más optimistas de sus responsables, que admiten que "en algunos aspectos se han visto sobrepasados".

Nada parece empañar el ambiente festivo y lúdico donde no faltan los divertidos enfrentamientos de softcombat -una modalidad de esgrima con armas de gomaespuma-, verdadera delicia para los más pequeños y con reglas más estrictas para los mayores; torneos de tiro con arco, lanzamiento de piedra y quiddich -el famoso deporte a lomos de escobas voladoras popularizado por Harry Potter, aunque aquí se juega a ras de suelo-; talleres como el de elaboración de hidromiel, un auténtico éxito; concursos de ‘cosplayers’, donde se pueden ver algunas espectaculares caracterizaciones; o juegos de rol de mesa y también en vivo -en este caso, emulando a los famosos ‘Caballeros de la Mesa Cuadrada’ de los Monty Python-.

Son actividades para toda la familia”, comenta Carlos Insaurriaga, miembro de la organización. “Tenemos también juegos de mesa gigantes, un castillo hinchable… está pensado para todas las edades". Martínez apunta los posibles motivos de este éxito: “Este tipo de eventos se hace en otros países, aquí (en España) había muchas ganas de que hubiera uno donde, además, se pudiera reconocer a tantos artistas". No hay más que darse una vuelta por los stands de abalorios y artesanía o disfrutar de la música en directo de Rivendell Folk, Gaia, Elena Aker y Duendelirium. 

No todo ha sido perfecto -no hay más que echar un vistazo a la página en Facebook creada para el evento y leer los comentarios y opiniones de la gente-, y desde la organización asumen todas las críticas con ánimo de mejorar de cara a una próxima edición. Incluso esperan que este sea un espejo que sirva de iniciativa para otras propuestas similares: “Que nos copien, que se animen en otros lugares a hacerlo y así podemos ir también a disfrutarlo como visitantes” De momento, en Condemios, cuyo entorno ya ha vuelto a su conocida y rutinaria dimensión, empieza la cuenta atrás para un Avalon 2017.

Fotos: Isra Calzado.