“Tenemos deudas pendientes con nuestros creadores”

El candidato al Senado de Unidos Podemos, Juan Carlos Ranz, ha deslizado propuestas en materia de cultura como recuperar el ministerio o una ley real de mecenazgo. • El candidato, acompañado de sus suplentes Blanca Calvo y Joseba García, ha subrayado que “la cultura es uno de los cuatro pilares fundamentales del modelo verde de Equo”.


Hay que trasladar la cultura de los márgenes  de la vida social al centro de ella”, ha defendido esta mañana el candidato al Senado por Guadalajara de Unidos Podemos, Juan Carlos Ranz, que ha defendido las principales propuestas del programa de Equo en materia de Cultura para la provincia, situando el énfasis en el apoyo a los creadores y la recuperación del patrimonio en peligro de desaparición.

Es increíble que tengamos deudas pendientes con nuestra cultura y nuestros creadores”, ha subrayado Ranz, para quien el ejemplo del dramaturgo guadalajareño Buero Vallejo, que no tiene ningún montaje en el año de su centenario en España, resulta significativo de la falta de atención que desde las instituciones estatales se presta a la cultura y a sus creadores, tanto a las pequeñas compañías como a los grandes autores.

El candidato de Unidos Podemos ha estado respaldado en la presentación del programa de cultura de esta candidatura por sus dos suplentes, Joseba García y Blanca Calvo, que lo ha definido como “joven, muy preparado, sensible y pegado al suelo”. La conocida exdirectora de la Biblioteca de Guadalajara ha defendido la apuesta de Equo por la cultura en su programa y se ha confesado satisfecha con que “por fin” los partidos a la izquierda del PSOE hayan decidido unirse para concurrir a las elecciones del domingo.

Calvo ha defendido un concepto de cultura “hecha desde abajo y que sea potenciada por los poderes públicos” y ha deslizado algunas propuestas que, en este sentido, podrían llevarse a cabo con un gobierno de Unidos Podemos en Madrid, como realizar menús culturales “que compaginen lo que se hace en la provincia y en la capital” y busquen sinergias entre la cultura, la gastronomía y el turismo. “Hay muchas cosas a nuestro alcance que se pueden hacer con muy poca inversión”.

Un cambio de rumbo

La cultura también necesita un cambio de rumbo hacia un nuevo modelo verde”, han defendido los candidatos de Unidos Podemos para quienes “hay que retomar la idea de la cultura como un ecosistema, pero un ecosistema que ahora está en serio peligro”, a causa de la concepción del PP de la cultura como una industria exclusivamente al servicio del ocio y del entretenimiento y el abandono por parte del PSOE de la política cultural que mantuvo en los ochenta.

Tanto Ranz como García han puesto el énfasis en las medidas del programa que redundan en una mejora de las condiciones de trabajo de los profesionales de la cultura. Entre ellas, el incremento de la inversión del 0,1 al 0,7% del PIB; la supresión del IVA del 21% y su sustitución por un IVA reducido del 4%; y una nueva Ley de Mecenazgo que canalice la financiación hacia los creadores, para quienes se harán campañas de apoyo. También se han mostrado partidarios de algún tipo de estatuto del trabajador discontinuo de las artes, como el que ya existe en Francia, y de eliminar la financiación con fondos públicos de aquellos espectáculos entendidos como cultura que conllevan maltrato animal.

Entre las propuestas de la formación de Pablo Iglesias estarían también la recuperación del Ministerio de Cultura, “con una estrategia del Estado hasta el último municipio”, y el incremento del presupuesto en este área, en sentido opuesto a la caída producida de los 1.079 millones de euros de gasto en 2008 a los 679 de 2014.

Juan Carlos Ranz, que es de Robledo de Corpes, ha mostrado una especial preocupación por defender desde el Senado la recuperación de “un patrimonio histórico que se nos está cayendo piedra a piedra”, punto en el que ha nombrado el Monasterio de Bonaval y se ha referido a que hay numerosos castillos de la provincia con elementos en peligro de derrumbe. En el mismo sentido, ha asegurado que el programa de Equo, que concurre con Podemos e IU a estas elecciones, incluye una revisión de la ya desfasada Ley de Patrimonio Histórico Español, con atención a “un patrimonio etnográfico que se está perdiendo”.