La fiesta 'goleó' a la lluvia en Marchamalo

El tiempo no acompañó pero la localidad disfrutó casi al completo de su programa festivo, con el portero del Rayo Vallecano, Juan Carlos, como pregonero este año. • Más de una treintena de comparsas participaron en un desfile que volvió a respaldar el público.


Pese a la lluvia, Marchamalo ha mantenido casi todas las actividades de sus fiestas patronales. Las más tradicionales fueron las que acapararon más público. En general, los marchamaleros llenaron las calles y el Parque de Ferias, especialmente en la primera jornada de fiestas, con el desfile de carrozas, así como las verbenas del fin de semana. Los actos litúrgicos en torno al Patrón se celebraron adaptándose a las condiciones climatológicas. 

El acto inaugural del pregón y el desfile de carrozas y comparsas posterior contó con muchos peñistas y público durante todo el recorrido del desfile. El protagonista del día fue Juan Carlos Martín, guardameta marchamalero del Rayo Vallecano, quien aprovechó para agradecer "todo el cariño que me hacéis llegar cada fin de semana y que me ayuda a esforzarme por llegar más alto”.

Acabó firmando autógrafos y haciéndose fotos con decenas de fans que se acercaron al deportista para inmortalizar el momento en el día que pregonó las fiestas de su pueblo, localidad donde ha vuelto a residir tras su regreso al club madrileño. El alcalde, Rafael Esteban, tuvo palabras de recuerdo para “las personas que ya no están con nosotros" destacando a Carmen Bravo "que durante años lo dio todo por Marchamalo desde la concejalía de Festejos. Estas fiestas tienen mucho de ella y sé que estará observándonos y disfrutando con nosotros”.

Minions, mexicanas, astronautas y marcianos, estrellas musicales, caribeños, romanos, gangsters y hasta Priscilla, la reina del desierto, se pasearon por las calles del municipio en una tarde animada por el colorido y los grupos de charangas, que este año crecieron hasta completar más de una treintena de carrozas y comparsas.  

Durante las mañanas, los reyes fueron los más pequeños, que disfrutaron con los gigantes y cabezudos, los juegos hinchables y un trenecito que les acercó al Parque de Ferias durante toda la mañana del sábado. Tras los juegos infantiles, la jornada familiar del sábado terminó con la XIII Paella Popular, que repartió más de un millar de raciones. Las noches del fin de semana, aunque mermadas de público por las lluvias intermitentes, fueron las que más público congregaron. Según fuentes municipales, centenares de personas asistieron a las casetas de las peñas y a la carpa del Parque de Ferias para escuchar a las orquestas Nexus y Taxxara. Esta última, cuya actuación se debe a la edil fallecida Carmen Bravo, concejal de Festejos durante los últimos 13 años, le ofreció un especial homenaje durante la actuación, recuerdo que fue acogido con especial cariño por los marchamaleros.