El PSOE alerta de más edificios en ruina en el Casco

Un inmueble junto al Moderno y la gasolinera de la antigua carretera de Zaragoza son los dos nuevos expedientes de ruina que ha hecho públicos. • Otros siete edificios podrían correr la misma suerte porque sus propietarios estarían favoreciendo su deterioro. • El vicealcalde Carnicero pide a los sociliastas que "se arremanguen" y "trabajen en serio". 


Edificio en la calle Doctor Benito Chávarri, 12. Algunas persianas bajadas con grafitis. Otras subidas. Y el balcón superior de la parte derecha de la fachada, abierto. Es lo que el concejal socialista Manuel Granado llama la "técnica de las ventanas abiertas", un signo inequívoco de que el propietario no está manteniendo el inmueble correctamente y de que, lo que quiere realmente es dejar que se deteriore más para que termine en el suelo. Lo raro es que no lo haya hecho ya, reflexiona Granado, porque está declarado en ruina desde mayo de 2014. Aunque el expediente lo hayan descubierto ahora.  

Con esto "queremos seguir denunciando la desidia y dejadez del actual equipo de gobierno, que se alarga ya durante nueve años, con respecto al casco histórico", explica. Porque "si el propietario lo hubiera mantenido en condiciones, no haría falta derribarlo ahora" pero "si no hubiera habido un consentidor" tampoco.

El de Benito Chávarri es uno de los dos edificios oficialmente ruinosos ("sólo en 2014-2015 ha habido cerca de 40", estima Granado) que este martes ha querido denunciar el Grupo Municipal Socialista ante los medios de comunicación.

El segundo, se encuentra unos metros más abajo, en la antigua carretera de Zaragoza, frente a la Concatedral. Se trata de la antigua estación de servicio, una gasolinera Cepsa, actualmente en venta y en alquiler, flanqueada por dos edificios. Uno de ellos, con una fachada lateral muy amplia llega hasta la capilla Luis de Lucena y presenta también el balcón superior abierto. En este caso, explica Granado, el expediente está paralizado por la Junta por tener "cierto valor patrimonial industrial". 

A estos dos 'descubrimientos', Granado vaticina que le seguirán más. Al menos, siete, cuyos propietarios "no están manteniendo adecuadamente" y que pueden estar abocados al derribo "si continúan deteriorándose". Los ha descubierto tras un paseo por el Casco junto a su compañera de partido, la concejal Lucía de Luz, y han elaborado una lista.

"Si esto lo hacemos nosotros en una mañana, ¿cómo no se lo encarga el concejal del ramo a los técnicos, que son muy valiosos, para que también lo hagan y estén detrás de ello?", se pregunta Granado. "Es otra muestra más de que no están interesados en respetar el Casco Histórico y si vamos derribando algo que es nuestra identidad y nuestra historia, llega un momento en que seremos una ciudad dormitorio", ha dicho reivindicando la existencia de "un catálogo de edificios protegidos" ya que el que existe "sólo protege las iglesias, los conventos y el Palacio del Infantado. Poco más".

La lista de los edificios deshabitados en el casco, que han elaborado Granados y De Luz, está encabezado por el Palacio de los Medrano, en la Plaza de Dávalos, 5. Se trata de un edificio histórico "con un interesante blasón en la fachada y varias ventanas rotas en la travesía de la Cuesta de Dávalos". Le sigue el edificio del 'Bar Bilbao', en la calle San Juan de Dios, 4, donde "todas las ventanas están abiertas de par en par"; un edificio, "ya en el suelo", en la calle Horno San Gil, 8; el edificio de la tahona de Bardales, en la plaza del General Prim, cuyo interior está "repleto de palomas muertas y excrementos"; el Palacio de los Medina, antigua sede de la Junta de Comunidades, actualmente en venta, un "edificio histórico con blasón, almohadillado y patio, que tiene las ventanas abiertas tanto hacia la calle Benito Chávarri como a la plaza de San Esteban"; el Palacio de los Montemar, en la calle Mayor, 30, "edificio histórico con interés en la fachada principalmente" y cuyo propietario "no arregla las cubiertas". Actualmente, la Junta estudia su expediente por lo que se ha paralizado el derribo.

La lista se completa con el edificio de la calle Mayor, 47, esquina con plaza de Santo Domingo y la calle Condesa de la Vega del Pozo, que "posee ventanas abiertas en la parte superior del edificio" y un solar en la calle Miguel Fluiters, 42, "abierto y lleno de maleza y basura". 

El concejal socialista Manuel Granado, que ha estado acompañado por los ediles Víctor Cabeza y Lucía De Luz, también ha criticado la Estrategia Integral del Casco Histórico, que "en realidad no es un plan sino un proyecto, no es dinamizador porque sólo es sobre solares, y no han tenido en cuenta todas las alegaciones presentadas".

Carnicero: "Que se arremanguen y trabajen en serio"

El vicealcalde, Jaime Carnicero, ha respondido a las denuncias del Grupo Socialista en una nota de prensa donde recuerda que votaron "en contra, por dos veces, de la Estrategia Integral del Casco Histórico porque no les interesa nada de lo que haga este equipo de gobierno para fomentar la rehabilitación y la construcción, con líneas de ayudas y bonificaciones fiscales de entre un 50-80% y otra línea de ayudas más de hasta 300.000 euros que se aprobó en Pleno con el voto en contra de los socialistas". 

Carnicero recuerda que esta Estrategia, aprobada en octubre, tiene como objetivo principal "aumentar la edificación en el casco antiguo fomentando los Planes de Actuación Edificatoria". Además, incluye "la realización de un registro municipal de solares sin edificar y el compromiso de convertir dichos solares, si no se edifica en ellos, en espacios públicos, com zonas verdes, aparcamientos, instalaciones deportivas o zonas de juegos infantiles".

En este sentido, ha señalado que ya se ha remitido a los propietarios de diferentes solares de Guadalajara una carta informándoles de su situación e instándoles a edificar. “Se les ofreció un plazo de seis meses, que concluye en julio aproximadamente. Después, comenzaremos a actuar”, ha manifestado. 

El vicealcalde recuerda además que los socialistas se abstuvieron cuando se cambió el uso del Palacio de los Condes de Medina para favorecer que volviera a tener actividad: "Es la incoherencia en estado puro", ha dicho, añadiendo que "la única propuesta que han presentado en el Ayuntamiento para proteger y ayudar al casco histórico, conllevaba la creación de un nuevo gravamen que iba a repercutir directamente en el bolsillo de los vecinos".

Jaime Carnicero lamenta que “el PSOE esté utilizando el casco histórico como arma arrojadiza contra el equipo de Gobierno, cuando lo que debería hacer es arremangarse como nosotros y trabajar en serio por su recuperación”. 

Montemar, el Pi, el Soria...

El pasado 20 de octubre, los socialistas avisaban del futuro derribo del edificio del bar Soria. La demolición dejó al descubierto posibles restos de la antigua iglesia de San Andrés. Actualmente, el espacio se ha tapiado. 

Sobre el Palacio de Montemar, situado en la calle Mayor alta, y que podría suponer el cierre de los dos pequeños comercios de sus bajos, Granado ha afirmado que "el expediente está paralizado" y en manos de la Junta, cuyos técnicos lo están estudiando. 

En pleno barrio de Bardales, se encuentra también el edificio del antiguo bar Pi, cuyo derribo se paralizó "tras el hallazgo de unos aljarfes y bóvedas subterráneas", señala Granado, "aunque sigue con las ventanas abiertas".