Seis trenes medievales llegarán en primavera a Sigüenza

Este sábado sale el primer convoy de Chamartín hacia Sigüenza, para descubrir al turista una ciudad medieval, renacentista y barroca. • Esta temporada cuenta con un tren más, seis en primavera y ocho en otoño, y contará con los actores de Animarte. 


El Tren Medieval de Sigüenza comienza este sábado su duodécima temporada, una nueva aventura turística que promete catorce viajes -seis durante esta estación, ocho en otoño- que unen Chamartín con la Ciudad del Doncel -con parada en Guadalajara- y que resulta una invitación a conocer esta localidad que muestra su carácter medieval, renacentista y barroca, su potencial gastronómico y su patrimonio artístico al turista.

Desde que el viajero se monta en la estación madrileña a las diez de la mañana, recibe toda la información de lo que verá sobre el terreno. En el tren, un grupo de seis actores de la compañía Animarte, ataviados con ropajes de época, animan el trayecto. Con magia, con música pegadiza que sale de panderos y gaitas, con escenas de la Comedia dell´Arte, llenas de enredos, mentiras y burlas, con personajes capaces de llorar y reir en pos de conseguir su objetivo, ya sea casar a la sobrina con el mejor pretendiente, sobre si es soltero y tiene la bolsa llena cada día o poner los cuentos sin que el pariente o la parienta se entere.

El camino se pasa mejor con los dulces que se ofrecen. Dulces de una pastelería seguntina, yemas y trufas de las monjas clarisas. Cuando se llega a Sigüenza, los informadores turísticos locales dividen a los visitantes en cuatro grupos y muestran la ciudad, que organiza expresamente un mercado medieval a propósito de la iniciativa. Se visita la Casa del Doncel, la románica iglesia de Santiago, la Catedral -con su Sacristía de las Cabezas y el claustro y los tapices flamencos- y el Parador de Turismo.

Y se calma el gaznate en algunos de los once restaurantes de la ciudad que ofrecen menús con un 10% de descuento, sólo con mostrar el billete de tren. También hay tiempo libre para ver otros atractivos artísticos: desde el Museo Diocesano al parque de la Alameda. La vuelta es a las 19.40 horas y en el trayecto de vuelta, se sortea una noche para dos personas en uno de los 13 establecimientos que apoyan esta iniciativa, que hacen posible el Ayuntamiento de Sigüenza y Renfe.

Este año, serán 14 trenes -uno más que en la temporada anterior- los que el operador pondrá a disposición de un "producto turístico consolidado", ha señalado este martes durante la presentación de la nueva temporada en el Parador de Turismo de Sigüenza, el director gerente de Renfe y responsable de Trenes Turísticos, Javier Díaz Trisac.

"Sigüenza es un referente turístico", ha defendido el alcalde, José Manuel Latre. Esta Semana Santa ha recibido más de 4.000 turistas y en el primer trimestre del año, 20.000, según los datos aportados por el primer edil. Cifras que se suman a las del Tren Medieval, que ha firmado 80.000 viajes hasta el momento.

La mayoría de los viajeros (80%) proviene de Madrid, un 15% lo hace del resto de España y hay un 5% de europeos y sudamericanos. El aprovechamiento de los convoyes supera el 75% de media, ha afirmado Díaz Trisac, aunque hay algunos que presentan un 100% de ocupación, como los últimos trenes de la pasada temporada.

Los billetes para la nueva ya están a la venta por 30 euros (adultos) y 16 euros (niños). El precio es el mismo para quienes suban en Guadalajara. El tren del 16 de abril ya tiene vendidos la mitad de los billetes.  

Por parte de la Diputación Provincial, el diputado de Turismo, Jesús Parra, ha señalado que aunque "Sigüenza se vende sola, es importante que el municipio y la comarca estén llenos" y reconoció que "el turismo es un gran aportador de la economía de la comarca".