Carnicero presenta un Plan para "reciclar" el centro

El vicealcalde ha explicado este miércoles la Estrategia Integral para la Dinamización del casco antiguo, con ayudas para la construcción y rehabilitación de edificios. • Entre las medidas, un nuevo estudio que actualice la catalogación de los edificios de interés cultural, que pasarán a tener una mayor protección, evitando su degradación.


Tras la noticia del próximo derribo del edificio del Bar Soria, el vicealcalde Jaime Carnicero ha tardado dos días en contratacar y presentar un plan para dinamizar el casco histórico. La Estrategia Integral que ha presentado este miércoles ante los periodistas consta de varias medidas que no sólo incluyen incentivos fiscales y ayudas para la construcción y la rehabilitación de edificios sino que persiguen promover la edificación en los solares vacíos y "revitalizar y reciclar" esta zona de la capital. Entre las medidas, destaca un nuevo estudio que actualice la catalogación de los edificios de interés cultural, que pasarán a tener una mayor protección, evitando su degradación; convenios de cesión de uso de solares, que podrán reconvertirse en zonas estanciales, verdes, zonas de juegos o pistas deportivas; ayudas por valor de 300.000 euros para construir en el casco -35 euros el m2- y de 200.000 euros para las rehabilitaciones que sean producto de las Inspecciones Técnicas de Edificios.

Entre los objetivos de este plan figura el de aumentar la edificación en el casco antiguo, aunque no sólo con ayudas. Por ejemplo, se abrirá expediente adminitrativo cuando se entienda que se está incumpliendo el deber de edificación -tras la demolición de un edificio el plazo legal para volver a edificar en el solar es de dos años-. Y un tercero podrá edificar en ese solar. También se creará un registro municipal de solares sin edificar, donde podrán informarse los interesados en construir en ellos. También se trabajará para poner en el mercado aquellos solares que son de titularidad municipal y se creará un catálogo de locales vacíos para posibles interesados que quieran poner en marcha un negocio.

Nuevos espacios paisajísticos para "hacer más atractivo" el casco

Se implantarán además nuevos equipamientos públicos en el casco, se incorporarán a los espacios públicos elementos paisajísticos de ocio o de carácter estancial para hacerlo más atractivo y se fijarán bonificaciones fiscales que oscilan entre el 80% para edificios catalogados; 50% para los que, simplemente, estén ubicados en el casco antiguo y un 100% para los impuestos del primer año a los que implanten su negocio en el casco durante 2016.

Como medidas de carácter temporal, para atraer a los vecinos hasta el casco se instalarán nuevas señalizaciones, itinerarios accesibles, se fomentarán los medios de transporte alternativos (como la bicicleta) y los caminos escolares seguros, mejorarán algunas conexiones o se establecerán aplicaciones tecnológicas para conocer aspectos como el número de plazas de aparcamiento que hay disponibles en determinados puntos.

El vicealcalde ha manifestado que “esta amplia estrategia es el granito de arena del equipo de Gobierno para intentar que el casco gane más actividad”. El documento está abierto a las aportaciones que deseen realizar los grupos políticos y los colectivos de Guadalajara. Será llevado al pleno para su debate.

En este sentido, Jaime Carnicero ha pedido a los grupos políticos “que seamos positivos. Tenemos dos opciones: lamernos las heridas y criticarnos los unos a los otros o plantear medidas, que es lo que nuestros vecinos nos demandan. Tenemos que ser constructivos”.

¿Qué zona es casco histórico?

La Estrategia Integral de Dinamización del Casco Antiguo incluye un análisis de la situación real de esta zona de Guadalajara y de las causas que han propiciado un descenso de su actividad, entre ellas figura la despoblación derivada de último Plan de Ordenación Municipal, las Inspecciones Técnicas de Edificios, una escasa oferta inmobiliaria, los altos precios de los inmuebles, la poca actividad económica, el traslado de equipamientos públicos a otras zonas de la ciudad o la degradación de muchos de los edificios.

Este plan también delimita el casco antiguo. Será la zona comprendida entre el barranco del Alamín, el parque del Coquín, Avenida del Ejército, Cardenal González de Mendoza, Fernández Iparraguirre, Santo Domingo y la Avenida de Barcelona. En total, 132.233 m2, de los cuales el 88% han sido renovados en los últimos doce años, según el Ayuntamiento. El casco cuenta además con 2.754 plazas de aparcamiento; 970 de ellas, privadas.