Una ley multará los daños al patrimonio cultural

La Ley de Patrominio incluye, entre otras medidas, sancionar “el destrozo” con hasta 150.000 euros. • En estos momentos la normativa se está redactando y todavía no ha sido aprobada. • Se creará un Consejo Regional del Patrimonio Cultural y una Junta de Valoración.


“Poner en orden el patrimonio” y “sancionar el destrozo” de monumentos y otros puntos de interés que son propiedad pública de los castellano-manchegos son los dos principales objetivos con los que la Consejería de Cultura está elaborando una nueva normativa, anunciada ya como la Ley del Patrimonio Cultural, en fase de borrador y supervisada por los servicios jurídicos, como ocurre también con la Ley de Museos.

Las principales novedades de esta normativa radican en la catalogación más moderna del patrimonio cultural -también el inmaterial- y la creación de un Consejo Regional del Patrimonio Cultural como órgano consultivo en materia de Patrimonio, así como una Junta de Valoración de Bienes del Patrimonio Cultural como órgano asesor de la Administración regional para valorar los respectivos bienes culturales.
La Ley prevé, además, un régimen de sanciones muy estricto para la violación de la Ley de Patrimonio en alguno de sus aspectos, con el fin de garantizar una correcta conservación. Está previsto que las infracciones leves al Patrimonio regional se paguen con multas de hasta 60.000 euros, las graves de hasta 150.000 euros y las muy graves hasta de un millón de euros. En este régimen de sanciones también figurarán la posible inhabilitación profesional de personal técnico.

En fase de borrador

El consejero del ramo, Marcial Marín, dio a conocer esta iniciativa, todavía en fase de elaboración, durante su visita de este miércoles a Guadalajara para presentar el inicio del curso escolar. En su calidad de titular de Cultura, el consejero también recordó que otra de las leyes que llevarán su sello en este ámbito será la Ley de Museos.

No hay demasiados detalles al respecto, según reconoció el propio Marín a preguntas de culturaenguada.es, si bien una de las novedades radica precisamente en multar a quienes no tengan un cuidado oportuno del patrimonio cultural de la región. El consejero recordó la importancia del patrimonio cultural de la provincia.

Ya tras la aprobación del borrador, Marín aseguró que el objetivo de la Ley de Patrimonio radica en enriquecer y salvaguardar el patrimonio cultural, monumental y arqueológico de Castilla-La Mancha con el fin de “difundirlo y transmitirlo a las generaciones venideras”. Además, actualiza la normativa, ya que la anterior databa de hace 22 años y dejaba en el “limbo normativo” figuras totalmente desprotegidas.

El borrador que está siendo ahora mismo supervisado contiene siete títulos, con un total de 92 artículos, cuatro disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y cuatro disposiciones finales. Uno de los aspectos más novedosos de la futura Ley es que se quiere incluir en la misma al patrimonio denominado “inmaterial”, en el sentido marcado por la UNESCO, así como “actualizar el concepto de Patrimonio Cultural”.

Toros y teatro

Entre otras manifestaciones del ámbito cultural del consejero estuvieron su respaldo incondicial al mundo de la tauromaquia: “En Castilla-La Mancha los toros nos importan y mucho”, dijo, y alabó la iniciativa de TVE de volver a retransmitir las corridas por las tardes, con la rectificación del consejo de sabios sobre su imposibilidad por tratarse de horario infantil.

Otro de los asuntos que esbozó sin profundizar fue el anuncio de un programa de apoyo a las artes escénicas, dentro de una ley del teatro. Llega este anuncio en plena controversia en Guadalajara por el cierre temporal del Teatro Moderno, cuya reapertura sólo se llevará a cabo ahora con una gestión privada, según confirmó y defendió el consejero en esa misma rueda de prensa.