Sigüenza agota sus pinchos en el certamen medieval

La ciudad del Doncel ha acogido a ocho cocineros, todos chefs medievales del año en sus respectivas localidades, que han mostrado sus creaciones culinarias. • La ruta del pincho medieval ha llenado de turistas la ciudad y agotado los 5.000 pinchos elaborados.


Sigüenza ha culminado con éxito el VIII Certamen de Pinchos y Tapas Medievales. Ocho chefs, todos campeones medievales del año en sus respectivas localidades, han mostrado sus creaciones culinarias propiciando además una ruta del pincho medieval que ha llenado de turistas la ciudad. El atractivo, en este caso gastronómico, de la Red de Ciudades Medievales se ha dejado notar en los hoteles de Sigüenza, cuya ocupación superó el 90% de la oferta disponible y en los restaurantes participantes, donde se han servido 5.000 pinchos, todos los que salieron a la venta. "La expectación que ha generado el VIII Certamen ha superado las expectativas de público más optimistas", apuntan desde la organización.

Los chefs David Barrado e Iñigo Tizón (Bar Gran Sol-Hondarribia), acogidos por el Restaurante La Granja; Juan Antonio Gómez (Hotel Villa de Laguardia-Laguardia), acogido por el restaurante El Gurugú de la Plazuela; Jorge Ruiz Luzuriaga (Bar Florida-Estella), por el Bar Las Travesañas; Julia Medrano (Hotel Villa de Almazán-Almazán), por la Cafetería Paris; Josefina Núñez (La Tapería-Olivenza), acogida por la Cafetería El Atrio; Fernando Alonso (Coria), por el Bar Anya; Javier Sánchez (Consuegra) por el Bar La Ermita; y Estefanía Verdes, chef medieval de Sigüenza, que ha defendido su tapa ganadora del concurso local en La Granja de Alcuneza, han sido las estrellas de este fin de semana gastronómico. Así se lo han reconocido todos los representantes institucionales de las ciudades medievales y de Sigüenza en una gala que se celebró el sábado en el Auditorio de El Pósito y en la que los cocineros presentaron sus creaciones y recibieron sus correspondientes diplomas.

Un año más ha quedado demostrado que pese a que nuestro patrimonio es impresionante, lo mejor que tenemos es la gente. Cada uno de los cocineros ha dado lo mejor de sí mismo, así como los locales de acogida, generando lazos que van a perdurar para siempre. Cuando percibes que las personas lo dan todo por el amor que sienten por su tierra, y que eso está por encima de cualquier otra cuestión, te sientes orgulloso de tu ciudad, y también en este caso, de nuestra pertenencia a la Red”, valora el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre.

En este mismo sentido se expresaba Txomin Sagarzazu, alcalde de Hondarribia y presidente de la Red: “Sigüenza, por el interés que ha mostrado siempre en la organización, se merecía ser sede del certamen. Después de haber sido capaces de mantener la Red en unos años de crisis económica como los que hemos vivido, ahora toca de hablar de planes de futuro, siendo realistas, pero también conscientes de que tenemos algo importante entre manos. La Red es un elemento de promoción turística para todos nosotros, y en la reunión de trabajo que hemos mantenido en Sigüenza ha habido ya ocasión para hablar de proyectos a medio plazo con nuevas e ideas que podemos llevar a cabo”. Sagarzazu reconocía también “el trabajo de promoción y la imagen de la Red que han dado los cocineros”.

David Barrado e Iñigo Tizón, chefs del bar Gran Sol, reforzaron los lazos que unen al local hondarribitarra con el Restaurante La Granja de Alcuneza: “nos hemos sentido como en nuestra propia casa en Alcuneza”, valoraban. Por su parte, Estefanía Verdes, madre del malogrado chef Santos García Verdes, ganador de varios concursos locales e incluso en una ocasión del convocado por la Red, se mostró orgullosa de haber representado a la ciudad del Doncel en la edición del certamen que se ha celebrado en Sigüenza, “cumpliendo así una de las grandes ilusiones que tenía mi hijo”. García Verdes alabó también la presencia de los cocineros vascos en su establecimiento “con una tapa exquisita de bacalao”.

Julia Medrano, del Hotel villa de Almazán, se trajo las primeras alcachofas de San Adrián, para, en colaboración con la Cafetería París, acercar a Sigüenza la 'Espuma de invierno' de la villa de Almazán. Carmen Rello, su anfitriona, conformó con Julia un dúo hostelero, estrechando los ya de por sí profundos lazos que unen Almazán y Sigüenza. El alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel, recordó el pasado y presente estudiantil de la ciudad del Doncel, “donde yo mismo me formé”, destacó el folklore “similar al nuestro” de la comarca, que el domingo representaron los Dulzaineros de la Travesaña a lo largo de la ruta del pincho medieval, y la “la colaboración entre cocineros que ha traído a Sigüenza una amplia variedad de tapas y que ha establecido buenas relaciones profesionales y personales entre los profesionales de la Red”, decía.

Jorge Ruiz Luzuriaga, cocinero del Bar Florida, se llevó lo mejor de Estella al Bar Las Travesañas. Su trampantojo de 'Txistorra de trucha' maridó perfectamente con el ambiente musical de su local de acogida, justo enfrente de la Plaza del Doncel. Para Marta Astiz, concejala de Turismo y comercio de la localidad navarra, este ha sido su primer certamen como integrante de la corporación municipal de Estella: “Soy partidaria de la promoción en Red y de la colaboración entre ciudades que tenemos un patrimonio similar. Creo en la promoción de los sitios pequeños, con encanto, y en que es necesario darle la importancia que se merece a nuestra historia, monumentos y cultura, además de apostar por turismo temático y de experiencias, como el que propicia la Red”.

Juan Antonio Gómez, cocinero del Hotel Villa de Laguardia, se llevó varias ovaciones en El Gurugú de La Plazuela “por el magnífico pincho que ha presentado en Sigüenza”, afirmó Alberto de Mingo, su anfitrión. El chef explicó la receta a los clientes en varias ocasiones, y “para el Gurugú ha sido un honor recibirle”. Alberto mantiene en su carta todos los pinchos medievales que ha creado la taberna con motivo del concurso local seguntino.

Por su parte, Pedro León, alcalde de Laguardia, opinaba que “hay muchos puntos en común entre las ciudades y villas medievales, y uno es la gastronomía. Sin salir de la ciudad, estamos disfrutando de la cocina de diferentes villas medievales”. La villa de Laguardia se postula como una de las candidatas a acoger el noveno o el décimo certamen.

Josefina Núñez, cocinera de La Tapería de Olivenza, fue acogida por la Cafetería Atrio: “Ha sido un orgullo representar a nuestra ciudad. Sigüenza nos ha tratado de maravilla y Fernando Canfrán, nuestro anfitrión, ha puesto un obrador completo a nuestra disposición. Hemos estado muy a gusto”. El alcalde de Olivenza, Manuel J. González, que también vivió en Sigüenza su primer certamen de pinchos medievales, destacó las bondades de la promoción en red de localidades que solas no podrían llegar tan lejos.

Fernando Alonso: "Me declaro forofo incondicional del certamen"

La concejala de Coria, Patricia Parro, se refirió a las similitudes entre Sigüenza y su localidad, ciudades muy parecidas en cuanto a tradición, historia e incluso morfología y calificó de “excelente” la acogida seguntina. Por su parte el chef Fernando Alonso afirmó sentirse orgulloso de haber participado en el certamen de Sigüenza, “la ciudad de un amigo como fue Santos García Verdes”, acogido por el Bar Anya. Alonso sintetizó la historia y el paisaje de Coria en su 'Secreto de las murallas', al tiempo que apostó por la vuelta a la modalidad de concurso del certamen, “del que me declaro un forofo incondicional”.

Para Javier Sánchez Ruz, chef de la Tapería Gaudy de Consuegra, “Rafael Moraga, con su calurosa acogida, me ha hecho sentirme especial en una ciudad especial, como Sigüenza, a la que vine a celebrar mi primer aniversario de boda”. Para Moraga, gerente del establecimiento de acogida, el Bar La Ermita, la del certamen ha sido “una experiencia impresionante desde el punto de vista del pequeño negocio que tenemos en Sigüenza, para el que dar con hosteleros de la categoría de Javier es lo mejor que nos podía haber pasado”, decía el seguntino. “Promocionarnos en red nos parece una iniciativa fantástica. En el contexto económico del que provenimos, tenemos que aprovechar nuestros recursos, generar empleo y riqueza en nuestros pueblos, y hacerlo de la mano de estas ciudades es uno de los vehículos que tenemos para conseguirlo. En Consuegra nos gusta buscar la esencia de las cosas y la tapa que ha presentado Javier Sánchez ha sintetizado perfectamente la esencia de Consuegra”, afirmó en Sigüenza José Manuel Quijorna, alcalde de la localidad manchega.

Gala de clausura

El Ayuntamiento de Sigüenza le dio todo el protagonismo a los cocineros y locales de acogida en la gala del VIII Certamen de Pinchos y Tapas Medievales. Cada uno de los chefs recibió un diploma, en agradecimiento por su participación y presencia en Sigüenza, así como también todos los establecimientos de acogida. El alcalde seguntino, José Manuel Latre en su calidad de anfitrión, entregó al de Hondarribia un cuadro del artista cincelador Marian Canfrán, así como también uno para cada uno de los patrocinadores principales del certamen. Condujo la gala el periodista Oscar Ruiz Carranza y la amenizó el dúo de guitarra y voz Deados, compuesto por Mari Hernando y Javier Villaverde.