El PP tumba tres mociones sobre la Banda y el Moderno

Miembros de la Banda Provincial acudieron al Pleno para reprochar a los dirigentes populares su gestión en el conflicto que ahora se dirime en los tribunales • El PP volvió a defender la privatización del Moderno ante las críticas de PSOE e IU • Román anunció que el Ayuntamiento aumentará la oferta cultural y la cifra de espacios que pueden acoger actos culturales para atender la demanda


 

El PP volvió a tumbar tres nuevas mociones en las que PSOE e IU solicitaban un gesto por su parte a favor tanto de la continuidad de la Banda Provincial de Música como por la reapertura del Teatro Moderno con una gestión púbica. En esta ocasión, el marco en que se debatieron esta mañana fue el salón de plenos del Ayuntamiento capitalino al que acudieron miembros de la Banda de Música que hicieron saber su malestar a los dirigentes municipales con una sonora protesta así como brindaron un fuerte aplauso una vez concluyó la exposición de la portavoz socialista a su favor.

 

La primera en debatirse fue la moción que versaba sobre la Banda Provincial en la que, la portavoz del PSOE, Magdalena Valerio, expuso la dilatada trayectoria de la misma así como realizó un breve resumen del cariz que había tomado la situación actual en la que, tras los impagos de este año y el decreto de cese de actividad por parte de Presidencia, el conflicto había terminado en los tribunales cuyas vistas se han celebrado esta misma semana y, se prevé, que para la próxima -en plenas Ferias-, se conozca el fallo del juez. "Hay una evidente relación laboral entre banda y Diputación así como unos derechos laborales que es preciso que se respeten", señala la propia Valerio que, apunta que la desaparición de esta agrupación con más de 50 años de historia no es, a su juicio, "ni un problema económico, ni jurídico, ni técnico" por lo que abogó por la readmisión de los músicos. 

 

En la misma línea se manifestaba el concejal de IU, José Luis Maximiliano, consideraba que la única explicación a esta cuestión es que "para el PP, todo lo cultural es un lastre del que podemos prescindir en tiempos de crisis". Considera que esta medida es una maca de la "intransigencia y el autoritarismo de la presidenta de la Diputación", a la que acusa de "en vez resolver el problema, dinamitarlos". Ambos partidos se preguntaron por la situación en que quedaría la directora que es personal laboral de la Institución Provincial y que ahora no cuenta con músicos a los que dirigir. 

 

Ante estas palabras en contra de su gestión, la propia presidenta provincial, Ana Guarinos, que a su vez es concejal en el Ayuntamiento capitalino, entró en el debate acusando de mentir a la portavoz socialista. "A usted le han engañado", llegó a espetar puesto que reconoce que cuando llegó a Diputación, fueron los técnicos quienes la alertaron de la situación irregular de la banda. "Lo irregular era la forma de pago", afirma así como destaca que no existía ninguna relación laboral entre ambas partes ya que los músicos no forman parte de la Relación de Puestos de Trabajo de la Institución provincial, sólo su directora. Guarinos recuerda también que muchos de los miembros de la banda o bien trabajan para instituciones públicas o bien son jubilados por lo que, según destacó la interventora de la Diputación en su informe, se podría vulnerar la ley de incompatibilidades de continuar de esta forma.

 

Tras comprobar esta situación, la única salida que la Institución provincial ha ofertado es que se constituyan como asociación con CIF propio, pero que desde la banda no se considera una salida que garantice su continuidad. "La banda nos plantea que agachemos la cabeza y miremos hacia otro lado", resalta Guarinos que, además, señala que "no incurriremos en una fórmula ilegal" ni que se saltará los informes de los técnicos porque "podría incurrir en un delito de prevaricación". Es más, Guarinos acabó reprochando a PSOE e IU que no hayan presentado propuesta alguna para la continuidad de la banda así como les instó a hacerlo para así llegar a un acuerdo.

 

Tampoco fructificó la del Moderno

 

El Pleno, además, debatió otras dos mociones relativas a la continuidad del Teatro Moderno presentadas por PSOE e IU -su coordinador provincial estuvo ayer presente en la reunión de la plataforma nacida contra su cierre-. La concejal de Cultura, Isabel Nogueroles, siguió la misma línea de la diputada, Marta Valdenebro y del consejero de Educación, Marcial Marín; cuyo argumento se vuelve a basar en la nefasta gestión económica realizada con anterioridad y cuya única solución viable es su privatización. "Existen dos inconvenientes fundamentales para que siga abierto como esta ahora: una estructural y otra económica", remarca Nogueroles. En lo concerniente a su estructura, se pregunta que ocurrió con el proyecto de remodelación del Ateneo y el teatro Moderno; mientras que también habló de una deuda millonaria con la Red de Teatros junto con irregularidades en su gestión. 

 

La edil, no obstante, instó a que ambos partidos retirasen sus mociones debido a que el Moderno no va a desaparecer, sino que "se cierra este tiempo mientras se actualiza el modelo de gestión". Propuesta que cayó en saco roto, puesto que tanto PSOE como IU siguieron adelante con las mismas. Por parte de la bancada socialista, la edil Elena de la Cruz, considera que esta decisión era un "mazazo más a la cultura de Guadalajara" así como invitaba a los dirigentes populares a gobernar al lado de la ciudadanía puesto que tras saltar la noticia del cierre del Moderno, se ha producido un movimiento ciudadano notable contrario a esta decisión. Les acusó de no querer llevar hasta Toledo "la importancia" de esta infraestructura así como les acusó de cerrarlo por razones "políticas, no económicas", ya que, a su juicio, "no les interesa que actúen grupos de forma independiente". 

 

Maximiliano apeló a la edil de Cultura para que hiciera lo posible para que no se perdiera un espacio como el Moderno "que genera una cultura alternativa e independiente". El también coordinador provincial de IU resalta que tras su cierre hay una "decisión política tremenda", ya que considera que "lo quieren privatizar para convertir un espacio cultural en uno comercial". Además, hizo hincapié que este Teatro se sitúa en el corazón de la ciudad que si ya actualmente "está muerto", con el cierre de este espacio" matamos aún más el centro".

 

No obstante, no consiguió prosperar ninguna de las mociones ya que contaron siempre con los 16 votos en contra de los ediles del PP.

 

El Ayuntamiento aumentará la oferta cultural

 

El regidor municipal, Antonio Román, no obstante realizó un gesto a favor de la promoción cultural ya que afirmó que "pase lo que pase con el Moderno, el Ayuntamiento va a aumentar su oferta cultural con los espacios que tiene y los que está creando para que en ellos tengan cabida cualquier sensibilidad cultural". Román, apuntó que desde el Consistorio no se va a renunciar a "su obligación" de promocionar la cultura así como  recordó que cuando la economía no vivía en crisis debía haberse acometido la remodelación del Ateneo por parte del Gobierno regional.

 

No obstante, ante el cierre temporal del Moderno, recalcó que el Patronato de Cultura tiene el objetivo de ampliar la oferta cultural para cubrir la demanda existente en este campo así como el número de espacios que acojan las diferentes expresiones culturales existentes.