El Tren Medieval a Sigüenza se vuelve setero

La personalización temática de este tren es la principal novedad de la nueva temporada, que arranca este sábado. • Experiencias micológicas con degustación de tapas, el certamen del pincho medieval y la exposición de tapices flamencos son algunos de los atractivos añadidos que esperan al visitante. • Desde su primera edición, hace diez años, han viajado en él 80.000 viajeros.


El tren turístico entre Madrid y Sigüenza inaugura su temporada de otoño este sábado 9 de septiembre, con varios atractivos para los viajeros y una gran novedad: su personalización temática, que llega para quedarse en sucesivas temporadas. Este otoño, la reina será la seta ya que las lluvias caídas a finales de agosto y principios de septiembre determinan la temporada micológica. El norte de Guadalajara, incluida naturalmente la Sierra Norte y su comarca, conforma, junto a la provincia de Soria y la de Teruel, el triángulo de oro de la trufa en Europa. Bien entrado el otoño, comienza su época de oro en la ciudad del Doncel. Y es entonces cuando muchos de sus establecimientos la incluyen como secundario de lujo en sus platos.

Setas de cardo y níscalos comienzan a aparecer en los guisos y tapas de temporada y así se lo harán saber al visitante: setas al ajillo, con una puntita de jamón: níscalos a la brasa, con aceite y ajo, suculentos guisos de níscalos con patatas, salsas para acompañar la carne a base de boletus, revueltos y tostas con setas y hongos de temporada. Todas estas propuestas culinarias, desde las más sencillas hasta las más actuales, son las que el viajero del Tren Medieval podrá degustar en los viajes de otoño. Además, en cuanto la temporada setera lo permita, los viajeros serán invitados a una experiencia micológica con la degustación de algunas de las más suculentas setas y hongos que se pueden encontrar en los bosques del municipio.

Además de la degustación de tapas y guisos con setas como ingrediente base, se podrá disfrutar del VIII Certamen internacional de pinchos y tapas medievales que acogerá la ciudad entre el 2 y el 5 de octubre. Pero no sólo comer, también disfrutar del arte con la exposición de tapices flamencos en el museo catedralicio y la Anunciación de El Greco.

El tren arranca a las 10 de la mañana en la estación de Madrid-Chamartín, donde una comitiva de actores de la compañía AnimArte recibirá a los viajeros, integrada por actores del Institut del Teatre de Barcelona, que darán rienda suelta a sus performances en el mismo vestíbulo de Chamartín. Durante el trayecto -con parada otro año más en Guadalajara-, protagonizarán historias y darán vida a personajes de la época y amenizarán el viaje introduciendo a los turistas en el ambiente histórico con juegos, performances, magia y sobre todo, con mucho humor.

Ya en Sigüenza, el viajero del Tren Medieval realizará una visita guiada por los monumentos más significativos de la ciudad. El tren de regreso a Chamartín partirá hacia Madrid a las 19:40 horas.

Ocho viajes

El tren saldrá, en la temporada de otoño, en ocho ocasiones: los días 19 y 26 de septiembre; 3, 17, 24 y 31 de octubre; y 7 de noviembre. La venta y reserva de billetes puede realizarse a través de los sistemas habituales de venta: taquillas, en el teléfono 902 320 320 así como en agencias de viajes y la web de Renfe.

El precio se mantiene: 30 euros para adultos y 16 euros para niños menores de 14 años. Incluye el billete de ida y vuelta, una visita por las calles de Sigüenza con guías turísticos, la entrada a los monumentos y degustación de dulces típicos seguntinos. Además, todos los viajeros participarán en el sorteo de una noche en el Parador de Sigüenza, para dos personas.

Desde su primera edición, en 2005, unas 80.000 personas han viajado en este tren temático, puesto en marcha gracias a un acuerdo entre la operadora Renfe y el Ayuntamiento de Sigüenza. Desde el Consistorio creen que "se ha consolidado como una atractiva oferta de ocio para conocer la riqueza cultural de Sigüenza".