Un centenar de pequeños lucieron sus disfraces en Trillo

Un original 'Descenso infantil del Tajo', con puente incluido, gana el concurso de disfraces en Trillo, en los días previos al chupinazo de las fiestas en honor a la Virgen del Campo.


Más de cien niños y niñas llenaron de color, humor, ilusión y alegría la plaza del frontón de Trillo, que acogió el sábado el concurso de disfraces infantil tras la actuación musical del polifacético Raúl Charlo, que presentó 'El espirifáctico mundo de Raúl'. En categoría individual el mejor fue un trabajado i-Pod, con entrada de auriculares incluida.

Cerca de 500 personas, mayoritariamente niños, casi todos ellos disfrazados, asistieron al citado espectáculo infantil y después, disfrutaron de un desfile de disfraces muy trabajados. Llamados a los focos por orden, niños y niñas iban luciendo sus modelos, algunos con coreografías incluidas. Capitanes América y otros héroes, burbujas y duchas, princesas, sirenas o personajes de todas las series de dibujos animados de moda, se fueron sucediendo en un desfile que se prolongó durante prácticamente una hora. Lo protagonizaron la espontaneidad de los niños y sus divertidas transformaciones. Cada uno de ellos se llevó un detalle de la organización para premiar su participación.

Además, los tres mejores disfraces en las categorías de grupo e individual tuvieron premio. El mejor de los individuales fue un original 'i-Pod', con su correspondiente conexión para los cascos. La segunda fue una guapísima 'Sirenita', que se atrevió a lucir disfraz y velo sirviéndose del escenario como pasarela. En tercer lugar quedó una magníficamente rematada 'Mesilla de noche', que pese a la vergüenza de última hora, mostró su precioso disfraz con todos los detalles: lamparita, despertador y foto de familia.

Entre los de grupo, el mejor fue el primer 'Descenso infantil del Tajo'. Además de la representación del gran río y su puente, había piraguas y piragüistas, peces, azafatas en la llegada, pescadores, e incluso alguna poesía. Segundos fueron los cuatro 'Marineros', tripulantes de un precioso velero trillano. Y terceros, la representación del clásico de los dibujos animados 'La Bella y la Bestia'. Cuando terminó el desfile, las familias trillanas compartieron un aperitivo.

Las fiestas en honor a la Virgen del Campo calientan motores así antes del chupinazo, que llegará este viernes precedido por el sonido de los tambores de la Vianatukada.