La herencia recibida de Marcial Marín

El nuevo ejecutivo afronta la reactivación de un sector cultural muy castigado por la legislatura del ya exconsejero Marín. • Repasamos algunos de los frentes abiertos. • El Castillo de Galve y Bonaval, los recortes en la red de teatros, la reapertura de infraestructuras cerradas o la recuperación de la relación con entidades como Siglo Futuro, en la agenda para la nueva legislatura.


El 8 de julio, apenas unas horas después de que se supiese que la alcarreña Reyes Estévez se haría cargo de la Consejería de Educación y Cultura, la Asociación de Amigos de Castillo de Galve emitía una nota de prensa en la que recordaba que el PP abandonaba el gobierno regional sin haber cumplido el compromiso de sancionar al propietario de la fortaleza, amenazada de derrumbe. Eran los primeros en enviar un mensaje claro a la nueva responsable de la cartera de Cultura, confiando en un cambio de rumbo en la política desde Toledo. Hace sólo unos días hacía lo propio también el Grupo de Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Guadalajara para recordar los incumplimientos del ejecutivo de Cospedal con el Monasterio de Bonaval.

Los de Galve y Bonoval no son sino dos de los muchos asuntos que el mandato del albaceteño Marcial Marín ha dejado pendientes de resolver y a los que ahora tendrán que hacer frente la consejera alcarreña y su viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa. Es su particular herencia recibida del PP.

» Castillo de Galve. El Gobierno regional ha finalizado la legislatura que arrancó en 2011 sin cumplir su principal compromiso con relación al castillo de Galve de Sorbe: la apertura de un expediente sancionador para el dueño que ha sometido al edificio a un estado de degradación paulatino. La asociación de Amigos, que ya ha criticado en otras ocasiones las demoras, recuerda que “el delegado provincial de la Junta, José Luis Condado, anunció en febrero de 2014 la incoación de un expediente por infracción contra el patrimonio, una medida frustrada en abril pasado, cuando la Delegación de la Junta, según informaron sus responsables, erró al tramitar este expediente”. Desde la asociación consideran que “se han perdido cuatro años” y lamentan la “pasividad” de los cargos regionales respecto a este conflicto, ya que tampoco han enviado la documentación reclamada por la Defensora del Pueblo desde finales de 2013. No obstante, confían en un cambio de rumbo a raíz de los cambios políticos experimentados tanto en la Junta como en el Ayuntamiento de Galve, con cuyos responsables esperan abrir una relación fructífera.

» Monasterio de Bonaval. El monasterio de Santa María de Bonaval en la localidad serrana de Retiendas ha sido objeto de continua reivindicación por diferentes voces sensibles con su situación de deterioro. El Grupo de Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Guadalajara ha remitido un escrito a la Consejería de Cultura pidiendo una solución definitiva para el monasterio. “Desde la asociación volvemos a insistir, una vez más, en que el estado del monasterio es lamentable y que necesita que se expropie y se consolide con urgencia. La pasada intervención, con el apuntalamiento de algunas de sus partes, fue insuficiente y hay que ir más allá ya”. Y confían, por ello, en el que el nuevo gobierno sea más sensible a estas demandas: “Esperamos que tanto el gobierno regional como el municipal se pongan ya de acuerdo y se actúe de una vez por todas”.

» Red de teatros. El consejero Marcial Marín apostó por redefinir la antigua Red de Teatros, con el nuevo nombre de Programación de Artes Escénicas y con diferencias sustanciales, como una mayor racionalidad en el gasto que, en la práctica, se ha traducido en un cambio en el método de asignación de espectáculos en los municipios, menos funciones por campaña y menos escenarios. Desde la asociación que agrupa a las compañías profesionales de la región, Escenocam, también se ha solicitado ya una reunión con la nueva consejera. En la última legislatura han denunciado en varias ocasiones la marginación de las compañías de Castilla-La Mancha por parte de las autoridades y la situación de precariedad que han atravesado muchas de ellas por diversas razones, entre ellas la subida del IVA al 21%, la supresión de ayudas o los recortes en la propia Red de Teatros.

» Teatro Moderno, Ateneo Municipal y otras infraestructuras. Actualmente la cesión del teatro propiedad de la Junta ha recaído en manos del Ayuntamiento de Guadalajara, cuyo Patronato de Cultura está encargado de elaborar la programación y está manteniendo, de hecho, diferentes reuniones con asociaciones que tradicionalmente han llevado a cabo allí su labor, como el Cineclub Alcarreño. De momento no hay anuncios acerca de la programación en este espacio para después de verano.

Por otro lado, el Ateneo Municipal, la parte aneja al Moderno que no ha sido cedida y que está a la espera de restauración y reapertura, será otro de los puntos pendientes de debate para esta legislatura. Todos los grupos municipales, y en especial el PP que sigue en el equipo de gobierno, manifestaron en campaña electoral su intención de recuperar este espacio, okupado en junio de 2013 por un grupo de activistas de izquierdas. Desde entonces no hay actividad en un edificio histórico, levantado por los obreros, expropiado forzosamente por la dictadura y en manos actualmente de las administraciones públicas. La negociación para la cesión del Moderno entre el consejero Marín y el alcalde Román dejó aparte al Ateneo, aunque en algún momento se llegó a ligar ambas.

También en materia de infraestructuras, la legislatura del PP en Fuensalida ha supuesto en turismo el cierre de centros de interpretación en los parques naturales o la paralización de un proyecto muy esperado en Azuqueca, la creación de un nuevo Teatro Auditorio en el que se iban a invertir más de seis millones de euros y cuyo pistoletazo de salida dio la consejera socialista María Ángeles García en 2010 sin que se haya puesto la primera piedra.

» Recortes en bibliotecas. No es seguramente uno de los asuntos con más pegada mediática, pero la política de Marín en torno a las bibliotecas ha dejado algunas infraestructuras por el camino: han cerrado cinco bibliotecas rurales en Armuña de Tajuña, Renera, Checa, Orea y Hueva, y una campaña del sector en la primavera de 2014 denunciaba que la mayoría estaban amenazadas a causa del “presupuesto cero” adjudicado en esta legislatura y de la “brutal” reducción de plantilla. En este punto, en las reducciones de plantillas, también hubo recortes en la Biblioteca Pública del Estado en Guadalajara, con el despido de una técnico y ocho interinos.

» Relaciones rotas… Siglo Futuro y otros. Uno de los principales encontronazos que vivió el ya exconsejero Marín con la cultura alcarreña lo protagonizó la Fundación Siglo Futuro, con más de 25 años de trayectoria, y cuyas cuentas fueron embargadas por un retraso indebidamente justificado de las subvenciones de 2010, cuando los afectados aceptaron un retraso en la entrega de la documentación de unos días, pero también aseguraban haber justificado gastos hasta en tres ocasiones. El presidente de la entidad dijo entonces encontrar la “comprensión” de otros dirigentes del PP como la entonces presidenta de Diputación, Ana Guarinos, o el alcalde Román, pero las desavenencias con la Administración regional se prolongaron durante el resto de la mandato, sin presencia de autoridades regionales en los actos de su programación.

Pero el problema no remitió sólo a Siglo Futuro. Las relaciones de Marín tampoco fueron fáciles con el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, al que acusó de organizar una fiesta privada comparable al ‘guateque’ de la convención del PP al referirse a la tradicional queimada de la noche del viernes en el Maratón de los Cuentos. Las relaciones con grandes asociaciones como el Cineclub, sin ayudas regionales, también son prácticamente nulas, por no hablar del episodio de censura que protagonizó la Junta con Amigos del Moderno, al impedir una exposición en la Biblioteca de Dávalos a propósito del primer año de actos artísticos en la calle para reivindicar la apertura del espacio propiedad de la Junta, finalmente ejecutada por el Ayuntamiento de Guadalajara.

» ¿El Infantado, Patrimonio de la Humanidad? El consejero Marín sí estuvo receptivo a la petición del Ayuntamiento de Guadalajara para que la Junta impulsase la candidatura del Palacio de Infantado de la capital como aspirante a la declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. Fue en la reunión de noviembre de la Comisión Nacional de Patrimonio en Lanzarote cuando el Gobierno regional trasladó la petición del Consistorio y de la Diputación, en el que era el primer paso para lanzar la candidatura. En los próximos meses se sabrá si la próxima reunión en París incluye al palacio alcarreño entre las opciones para este reconocimiento.

» Dos bodas de plata y el Año Cervantes. No todo es restablecer relaciones rotas. La nueva consejera gestionará la cultura alcarreña durante su primer tramo coincidiendo con dos bodas de plata de los que tal vez sean los eventos más populares de la ciudad de Guadalajara: el Tenorio Mendocino y el Maratón de los Cuentos. Sus próximas ediciones serán las número 25. Marín no asistió a ninguna de las precedentes como consejero, a diferencia de lo que sí hicieron otras consejeras socialistas como Soledad Herrero, con la que el Tenorio fue declarado Fiesta de Interés Turístico Regional.

Por otro lado, la nueva consejera afronta el tramo final del IV Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote y los preparativos del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, que se recuerda en 2016 con una serie de actos para los que recientemente se ha constituido una Comisión Nacional en la que están presentes también otras administraciones como el gobierno central.