El nuevo método designa vocal del Patronato de Cultura a Carmen Carreto

La representante de la Asociación Libros y Más fue elegida este martes en la Sala Tragaluz para el Consejo Rector del Patronato de Cultura, junto a Ana Isabel Pimentel por las asociaciones de vecinos. •  El concejal de Cultura defiende que el nuevo mecanismo de elección es “más participativo” que el anterior, cuando el representante lo nombraba la Federación de Asociaciones Culturales. Ahora Guadalajara preguntará en el Pleno de este jueves por este proceso.


La representante de la Asociación Libros y Más fue elegida el martes como vocal del Consejo Rector del Patronato de Cultura para los próximos cuatro años en una reunión en la Sala Tragaluz del Teatro Buero Vallejo en la que, por vez primera, el Ayuntamiento tuteló la designación de representante en este foro por parte de las asociaciones. Junto a ella estará también Ana Isabel Pimentel, del barrio de Eras del Canario, como integrante de las asociaciones de vecinos de la ciudad.

El mecanismo, calificado de “pucherazo” por la Federación Provincial de Asociaciones Culturales, que se ha quedado fuera del proceso y que ha anunciado que exigirá su anulación, resulta para el concejal de Cultura, Armengol Engonga, “más participativo” que el anterior.

El edil explica a este medio que “el cambio en la manera de proceder”, que ha determinado junto al gerente del Patronato, ha venido motivado por “las quejas de asociaciones culturales de que no estaban tomando parte en el Consejo y en otros ámbitos porque las federaciones no se ponían de acuerdo con ellas”.

El edil de Cultura subraya que, con su procedimiento, han sido convocadas 43 asociaciones culturales, de las que finamente acudieron 13 a la reunión, frente a las cerca de quince que forman parte de la Federación, lo que hace que el método escogido sea “más participativo”. En el caso de las vecinales, estuvieron en la Sala Tragaluz 12 de las 21 consultadas.

El concejal también matiza que el criterio para escoger a quiénes se convocaban era formar parte del Registro de Asociaciones Culturales del Ayuntamiento –no es el caso de la Federación–, haber recibido subvenciones y “tener un desarrollo cultural”, lo que dejaba fuera a algunas que, estando en este registro y constando como culturales, en realidad llevan a cabo actividades de otra índole, caso de algunas peñas de Ferias o taurinas. También en el caso de las asociaciones vecinales se llamó a las que lo son por actividad y no sólo por estar en este categoría, dejando fuera las de pensionistas.

De todos los nombres inicialmente propuestos por las asociaciones, en la reunión del martes sólo cuatro fueron sometidos a votación: Carmen Carreto, de la Asociación Libros y Más, fue la que más apoyos obtuvo. Algunas asociaciones que habían elegido al actual presidente de la federación y miembro del Cineclub Alcarreño, Juan Antonio Lázaro, no pudieron votar al no haber escogido primero a un integrante de su propia asociación, caso de Cinefilia o la Fundación Federico Engels.

Mientras, en la reunión que horas antes tuvo lugar entre las asociaciones vecinales, la elegida de entre las cinco candidaturas fue Ana Isabel Pimentel, de Eras del Canario.

Habrá regulación para elegir los vocales

Sobre las dudas trasladadas por algunas asociaciones acerca del modo en que sería elegido el representante –primero había que proponer a uno de cada asociación y luego elegir entre esos–, el edil asegura que estaba claro y que “todo el mundo lo ha entendido, se puso [en la carta enviada] de forma sencilla”.

En cualquier caso, admite que los Estatutos tienen una redacción muy poco concreta cuando en el artíuculo 14.1 apenas se refieren a que el vocal será elegido “entre las asociaciones culturales”, por lo que ya anuncia que a lo largo de esta legislatura regulará la elección para que no dependa únicamente del criterio de cada edil o gerente del Patronato.

Con esta elección –y tras estar nombrado también el vocal de las AMPAs-, sólo queda ya que la Junta de Comunidades designe a su representante en el Consejo Rector para que quede completado. La intención de la Federación es impugnar el proceso, mientras que el concejal Engonga apuesta por convocar “en cuanto sea posible” la sesión constitutiva para poder retomar la actividad propia del organismo, entre ellas la aprobación de subvenciones para asociaciones que tienen pendiente estas ayudas para llevar a cabo su actividad habitual.

Frente a las acusaciones de la Federación de “pucherazo” y de intento de situar en esta vocalía “a alguien de su cuerda”, Engonga considera se queja de que le reprochen aquello con lo que habría querido acabar: “Me acusan de lo que hacían desde la Federación, elegir el vocal a dedo”. Engonga ha buscado además documentos donde quedase claro el modo en que se elegía en el seno de la Federación al vocal y dice no haber encontrado transparencia en este punto. Y añade que el sentir transmitido por la entidad que preside Juan Antonio Lázaro no es generalizado: “Casi todas las asociaciones me felicitaron al terminar la reunión por el proceso participativo”.

Además, recalca que no tenía intención de deshacerse de Lázaro, que como vocal ha sido muy crítico con la gestión cultural y ha denunciado seis contratos ante la Fiscalía: “Yo no me he cargado a nadie, todos los representantes de la anterior legislatura han cesado”, explica Engonga, en relación con los cambios subordinados a las últimas elecciones municipales de mayo. “Yo no hubiera tenido ningún problema en que esta misma persona hubiera seguido, pero con un cauce más participativo, con todas las asociaciones”.

Respecto al caso concreto del actual presidente de la Federación, Juan Antonio Lázaro, le afea que haya criticado el proceso sin contactar con él: “No me pidió explicaciones”, indica Engonga, a la vez que le reprocha que no acudiese a la reunión en la Sala Tragaluz aunque había tres asociaciones que lo habían propuesto como vocal.

Ahora Guadalajara preguntará en Pleno

La oposición de Ahora Guadalajara va a llevar este asunto al Pleno de este jueves en el apartado de ruegos y preguntas, para que el concejal Engonga ofrezca en sede institucional las correspondientes explicaciones sobre el nuevo proceso de designación de vocal.

Para la concejala de esta formación, Susana Martínez, “cuando se cambia un procedimiento para nombrar representantes en los órganos del Ayuntamiento tiene que ser para mejorar; si en este caso se quería hacer más participativo, tendría que haberse conseguido mayor implicación”, cuando al final sólo 13 asociaciones acudieron a la reunión y no todas ellas pudieron votar: “El proceso se ha hecho con prisas y sin claridad, parece más bien intencionado para que la Federación se quede fuera”. Y subraya: “Hay que cambiar las cosas para que se mejoren, no para que se aturullen”.

Mientras, desde la Asociación de Amigos del Moderno y la Asociación Cineclub Alcarreño manifiestan que se pusieron en contacto con el Patronato para conocer cómo sería el método de votación del vocal y que desde los despachos municipales no se les supo indicar con antelación a la reunión del martes.