Premios Siglo Futuro a golpe de charanga y acordeón

La Fundación entregó en el Buero Vallejo sus premios anuales a Klandestinos y al actor Manuel Galiana y al ganador del certamen de narrativa. • La guinda musical la puso la Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao, ante un auditorio que registró poco más de media entrada.


Siglo Futuro concluyó su curso cultural con una gala donde entregó sus premios anuales, con la ausencia -aunque anunciada- del profesor y oftalmólogo catalán Joaquin Barraquer, que no pudo finalmente asistir al evento. El joven  valenciano José Mateu de Ros (28 años) fue el primero en recibir el XI Premio Nacional de Novela Corta para Jóvenes Escritores por su novela 'Don Juan Osorio'. La obra, que el jurado formado por Jesús Ayuso, Miguel Angel de la Torre, Andrés Sorel, Rafael Soler, María Antonia Velasco, Isabel Nogueroles y que presidió el poeta y escritor Antonio Hernández, decidió por mayoría premiar a esta historia llena de "divertidas aventuras" y escrita "con estilo ágil" sobre un aristócrata que tendrá que luchar por lograr el amor verdadero a corto plazo o casarse con la hija de un marqués.

Mateu de Ros, licenciado en Administración y Dirección de Empresas, recibió un diploma y el premio de 2.000 euros. El galardón incluye, además, la publicación del libro con una tirada de 1.500 ejemplares. Se mostró agradecido y, sobre todo, deseó que la novela gustara al público y que se leyera.

El actor Manuel Galiana recogió recogió uno de los dos premios anuales de la Fundación Siglo Futuro. En su intervención admitió que tomaba este premio como "un premio a una vida de trabajo bien hecho" y recordó que un actor es "un intérprete, con ganas de transmitir no más que el reflejo de nuestra condición humana. Gracias de todo corazón. Me tenéis a vuestra disposición".

La charanga Klandestinos, Premio Siglo Futuro, lo recogió como sabe: tocando. Primero, un dixie y luego, un medley de temas de Michael Jackson, que finiquitaron con 'Billie Jean'. "Llevamos 26 años en la música. Siempre nos hemos considerados músicos de la calle. Este año lo hemos disfrutado muchísimo", dijo en su intervención Dani Klan (trompeta en la formación), pidiendo además "a las autoridades que apoyen la música y que Guadalajara tenga una Banda municipal como tienen muchas otras ciudad".

Lo pidieron ante el nuevo concejal de Cultura, Armengol Engonga, que acudía a su primer acto como edil: "es un nuevo reto que afronto con entusiasmo y alegría", señaló. En su breve discurso, dijo que seguirá "la senda del Patronato Municipal de Cultura" y que su deseo es "representar a las asociaciones culturales e ir de la mano". Engonga felicitó a la Fundación Siglo Futuro por su buen hacer y su programación e hizo extensible "el ánimo del Ayunamiento de colaborar con la fundación para promocionar la cultura".

El cierre musical corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao, que dirige con personalidad Amagoia Loroño. La formación, única en su género en Europa, deleitó con una propuesta de melodías populares que arrancaron con una zarzuela de Pablo Sorozábal y prosiguió con la famosa 'Granada', de Agustín de Lara. Además de pasodobles, donde no faltó 'Suspiros de España', no faltaron zarzuelas reconocibles como 'Las Leandras', de quien tocaron 'Los Nardos' y la emocionante canción vasca 'Maitetxu mía'. A los boleros del compositor Carmelo Larrea, los famosos 'Camino Verde' y 'Dos cruces' le siguieron los bises, que la formación coronó con un homenaje a Broadway, con sombrero brillante sobre la cabeza. La formación, magistral en su puesta en escena y sonoridad, sorprendió por la bien medida mezcla de delicadeza e intensidad en la ejecución, llena de matices, detalles sonoros y mucho, mucho color.