Se busca uso para el centenario edificio de Correos

El presidente de la entidad, Javier Cuesta y el alcalde, Antonio Román han mantenido un primer encuentro para encontrar una solución al inmueble, cerrado hace dos años y que cumplirá cien años en 2016.


Se abre un interrogante sobre el futuro del edificio de Correos de la calle Teniente Figueroa tras la reunión entre el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, y el presidente de Correos, Javier Cuesta, que han formalizado una primera sesión de trabajo este lunes para sopesar diferentes usos, sin descartar el que ha tenido desde hace cien años, los que cumplirá en 2016. Cerrado aproximadamente desde hace dos años, el futuro de este edificio de 3.295 metros cuadrados. se pone ahora sobre la mesa, en plena carrera electoral y responde al interés del alcalde, señalan fuentes municipales, "por recuperar los edificios públicos del centro y darles uso, de la misma manera que se ha hecho con el Teatro Moderno", y que se hará "con el mercado de abastos, el centro cívico y el Ateneo". Dar uso a estos espacios es "una de las medidas por las que apostamos para revitalizar el corazón de la ciudad y dotarle de mayor dinamismo”, ha señalado.

Según las mismas fuentes, los técnicos municipales y los responsables de Correos estarían ya estudiando los posibles usos que se le pueden dar, ya sea postal o de otro tipo. En este sentido, el presidente de Correos ha manifestado que se han desarrollado acciones similares en otros edificios emblemáticos del país en colaboración con diferentes ayuntamientos. "Seguro que en los próximos meses llegamos a un acuerdo que posibilite que vuelva a tener la vida que siempre ha tenido”, ha señalado.

Otros usos

Ejemplos de reconversión es el antiguo centro de Correos en la madrileña plaza de Cibeles, que actualmente es una sala de exposiciones, con restaurante, espacio de descanso y mirador. En Huelva, sin embargo, todavía colea el debate sobre el uso del histórico edificio de Correos, que carece de protección artística y que se desalojó en octubre de 2014 después de 80 años. En Santander, hace menos de tres años que el Ayuntamiento contemplaba incluir el edificio en su 'anillo cultural' pero actualmente, no se atisba ningún proyecto a medio plazo. En Málaga, el antiguo edificio de Correos, situado en la puerta del centro histórico de la ciudad, no sólo no aporta dinero a las arcas autonómicas, sino que tras casi cuatro años en el mercado para su enajenación -el edificio está tasado en 30 millones-, sha supuesto ya para los malagueños sólo en IBI 370.000 euros.