Un año después, sin sanción pero con más de 3.000 firmas en Galve

El delegado de la Junta admite que no se han producido novedades desde la reunión de febrero de 2014. • La Asociación de Amigos del Castillo insta incluso a llevar a cabo una intervención urgente de manera subsidiaria.


Un año después de que se anunciase que la Junta iniciaba un expediente contra el propietario del Castillo de Galve por la situación de abandono del emblemático monumento serrano, la Administración regional tiene parada la sanción, mientras la asociación que defiende la rehabilitación de la fortaleza ha logrado recabar el apoyo de nada menos que 3.000 firmas.

La Junta de Castilla-La Mancha anunció en febrero de 2014, tras una reunión muy esperada con Amigos del Castillo de Galve, la incoación de un expediente sancionador al propietario del inmueble por infracción de la Ley regional de Patrimonio. Sin embargo, no se han producido avances. Lo admitía el viernes el propio delegado de la Junta, José Luis Condado, en declaraciones recogidas por los informativos de SER Guadalajara.

Los trámites burocráticos han alargado durante año este proceso, de tal manera que actualmente el expediente sigue en marcha pero aún no se ha cerrado”, ha explicado también la asociación.

La Ley de Patrimonio de Castilla-La Mancha mantiene en su artículo 23 que "los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha están obligados a conservarlos, cuidarlos y protegerlos adecuadamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, deterioro o destrucción”.

La Asociación Castillo de Galve lleva meses negociando con el Gobierno regional para solicitar la máxima agilidad a la hora de ejecutar la sanción al dueño, que básicamente acarreará una multa económica. Además, ha planteado la posibilidad de realizar una intervención de urgencia de manera subsidiaria, ante la situación alarmante que atraviesa el edificio.

El objetivo último de estas medidas coercitivas es “disuadir al propietario de su negligencia y pasotismo y forzar a que se muestra responsable con las obligaciones que indica la legislación para los propietarios de un monumento, como el castillo de Galve, declarado Bien de Interés Cultural”, explica la asociación serrana.

El doble de firmas que en 2006

Según ha informado la Asociación Amigos del Castillo de Galve a través de un comunicado, las rúbricas han llegado a través de internet, mediante la plataforma Change.org, y durante la campaña de recogida con motivo de la jornada “Rodea el castillo” celebrada el pasado 11 de octubre en Galve, en la que se formó una cadena humana alrededor del monumento.

Los apoyos recibidos se enmarcan dentro de la campaña puesta en marcha hace unos meses por esta entidad, a fin de movilizar al pueblo de Galve y a la sociedad de Guadalajara sobre la necesidad de rescatar de la ruina a uno de los principales castillos de la provincia, edificado en el siglo XV, de propiedad privada y que actualmente se encuentra en un avanzado estado de degradación.

En 2006, justo después de la fundación de la Asociación Castillo de Galve, este colectivo ya entregó a la Junta de Castilla-La Mancha alrededor de 1.500 firmas para solicitar que se desbloquease la situación por la que atravesaba un edificio completamente abandonado a su suerte por su propietario. Según mantiene la asociación –que en otras ocasiones ha presentado material gráfico para demostrarlo- “toda la estructura del castillo está muy deteriorada, aunque son las estancias del interior las que se llevan la peor parte, ya que están muy dañadas y se han convertido en un vertedero en el que se acumula todo o tipo de residuos”.