"El apoyo nos hace falta aquí y no para ir a La India"

Juan José García preside la Asociación por la Innovación y el Desarrollo de la Artesanía (AIDA) que hasta el 5 de enero organiza la XX Feria del Regalo Artesano. • Con él hablamos en esta entrevista de la situación del sector, que reivindica  como patrimonio y cultura de la provincia. • "Sigue faltando el reconocimiento de las instituciones", asegura.


Juan José García preside la Asociación por la Innovación y el Desarrollo de la Artesanía (AIDA)que hasta el 5 de enero organiza la XX Feria del Regalo Artesano. Por segundo año consecutivo, se ubica en la plaza del Jardinillo, donde una veintena de artesanos muestran objetos únicos fabricados y diseñados a mano. Con García, que ha coordinado durante 18 años esta feria, hablamos de la situación del sector y de las novedades de este mercado de objetos manufacturados. Reclaman apoyo: “somos un sector que merece la pena”.

Número redondo para la feria navideña de artesanía… 20 ediciones ¿alguna novedad especial?

Que aproximadamente el 60% es de la provincia y el resto, proviene de otras comunidades. De Castilla-La Mancha seremos en total el 75-80% de los que exponemos. El número de participantes está en función del espacio.

Estaréis hasta Reyes en el Jardinillo…

Es la única opción que nos da el Ayuntamiento. En realidad, en esa plaza fue donde empezamos con la feria. No es mal sitio. El problema es el montaje, que está limitado a la idea que tiene el Ayuntamiento. La Feria de Navidad es puramente comercial y de alguna manera, necesitamos que se haga donde haya afluencia de público.

Después de 20 ediciones, ¿en qué medida valoráis la Feria de Navidad?¿qué balance hace uno cuando echa la vista atrás?

De presidente, he estado en diferentes campañas, pero coordinando las ferias lleva quizá 18 años. Desde el gremio se ha intentado buscar elementos de calidad respecto a las infraestructuras, los artesanos que exponen y los talleres. Los balances que se hacen a principios de feria son siempre positivos porque se baja con ganas, ilusión, con fuerzas renovadas y ganas de vender. Las previsiones son buenas. La feria, aparte de ser un escaparate de nuestros propios talleres y fundamental, necesario a nivel de promoción y ventas. Los artesanos estamos de cara al público sólo en estas ferias, que se crearon para promocionar la artesanía de la provincia y para, de alguna manera, facilitar al artesano exponer y vender el producto. Sin ferias de artesanía ahora mismo sería una puntilla más de las que llevamos recibiendo los últimos tres años.

Hasta que la administración no nos vea como cultura y patrimonio seguiremos siendo unos pobrecillos”, comentabas hace un año. ¿Han cambiado las cosas?

Sigue faltando el reconocimiento de las administraciones. Cada vez está peor. Hay situaciones denunciables tanto a nivel provincial como regional. No sé hasta qué punto tenemos fuerza para hacer presión o no porque está claro que no hay apoyo a nivel regional, se están apoyando las ferias internacionales para que los artesanos salgan fuera y realmente esa gente son artesanos pero más tirando a lo industrial que a la artesanía. Son medianas empresas y ahora mismo la artesanía que hay a nivel nacional se nutre fundamentalmente –en un 80%- de talleres familiares y pequeños y no somos grandes empresas. El apoyo no nos hace falta para ir a La India, a una macroferia de 2.000 expositores. El apoyo nos hace falta aquí. A nivel regional, todos los años hay un presupuesto para artesanía pero realmente el sector no lo ve por ningún lado.

Entonces ¿dónde se va el dinero?

No lo sé, no lo sé. Existen partidas nos consta que en estos dos últimos años se han aprobado para Castilla-La mancha, unas partidas específicas para Turismo y Artesanía y al artesano ni a las asociaciones les ha llegado nada. No sé si todo lo han metido en Farcama…

Es la feria más visible, al menos, para el ciudadano….

Ya, para el ciudadano, exactamente, para el ciudadano que no sabe realmente cómo se cuece por dentro. Eso es como cuando vas a comer a un gran restaurante. A lo mejor te vas contento pero realmente no has visto la cocina.

Habéis cerrado este año el centro de promoción de la artesanía de la provincia de Guadalajara que tenía la asociación en Alcalá y suspender la Feria ¿por qué?

Llevábamos cinco años y fundamentalmente, hemos cerrado por la falta de apoyo. La manteníamos nosotros y no se ha tenido ayuda, como no había ayudas específicas para abrir tiendas, no se ha podido acceder a ellas. Se ha levantado con el esfuerzo de los artesanos. Sí que es verdad que la Diputación nos ha ayudado algún año; si no, te mentiría. Hemos ido tirando, cubriendo gastos de personal y mantenimiento pero nosotros no podemos ir haciéndonos cargo.

Un panorama desolador…

Llevamos dos o tres años realmente durísimos. La administración regional no nos hace caso. La feria Farcama, que se creó para los artesanos y la crearon los artesanos, el año pasado nos quitaron de en medio como coordinadores, porque nosotros nunca hemos manejado el dinero, y se lo han dado a una empresa privada. Nosotros somos los vicepresidentes del Patronato… Me gustaría que dentro de las posibilidades que hay en el país y las que se dan a los diferentes sectores económicos, se hiciera lo mismo con nosotros porque ahora mismo, no sé qué figura somos realmente. La Junta nos dice que tenemos que tener un carné pero luego no me sirva para nada, si no nos dan subvenciones… que ¿somos un sector mucho más débil o económicamente menos interesante que cualquiera de los peores? pues seguramente. En España, somos 7.000 u 8.000 artesanos, entonces no interesamos.

Pero ¿la artesanía no hace marca?

Claro. La artesanía es marca, cultura, tradición, patrimonio. Cualquier día se rompe una vidriera o una silla del siglo XIV se estropea y si no me llaman a mí como guarnicionero o a un vidriero ¿quién la va a arreglar?