La ciudadanía se reapropia del Infantado

Un grupo de arriacenses responde a la convocatoria de catorce colectivos de la ciudad para mostrar su cariño al palacio del siglo XV.  Los cuentacuentos Estrella Ortiz y Pep Bruno leyeron un manifiesto que reclama también un horario de visitas más amplio. • Los asistentes entraron al Patio de los Leones para celebrar de manera festiva que “la Junta ha reculado”.


Casi cuatrocientos guadalajareños han exigido esta mañana de domingo en el Palacio del Infantado que las autoridades culturales mantengan una política de puertas abiertas en el monumento. “No podemos permitir que la posesión de un carné político o el poderoso caballero don dinero decidan quién traspasa y quién no las puertas del palacio, como si regresáramos a tiempos feudales”, han exigido en un acto de carácter festivo, en el que se ha celebrado que la Junta ha dado marcha atrás a la más polémica de las regulaciones llevadas a cabo sobre el edificio: el pago por entrar al Patio de los Leones.

Los contadores de cuentos Estrella Ortiz y Pep Bruno dieron lectura al manifiesto ante los asistentes reunidos frente al palacio. En nombre de los convocantes habló el presidente de la Asociación de Guías Locales, Manuel Granado, impulsor de la iniciativa, que tuvo como sorpresa la presencia de un antiguo integrante del grupo Los Pekenikes, Ignacio Martín Sequeros, que interpretó una pieza musical con la armónica.

Los reunidos, una cifra ligeramente inferior al medio millar que se había propuesto la organización, han conformado una cadena tomándose de la mano que ha permitido que las dos fachadas principales quedasen rodeada hasta por una doble fila de personas que han mantenido en todo momento un ambiente de celebración.

El manifiesto leído por los narradores orales alcarreños ha recordado los diferentes avatares que ha atravesado en su gestión el palacio, que ahora gestiona la Junta, y el reciente cóctel en el Infantado con el que, cuando todavía estaba en vigor la tasa, acabó la Interparlamentaria del PP y que ha quedado  bautizada como “el guateque” a raíz del título de un artículo en el blog de opinión El Hexágono.

Los asistentes a la convocatoria han pedido una nueva normativa para el Museo Provincial y que cese el “copago” que juzgan que se ha introducido con el cobro de entrada, para mantener una situación de puertas abiertas como sucede en otras comunidades autónomas. También han pedido la ampliación del horario de acceso al edificio histórico, retornando a la situación de antes de primavera: “han reculado, pero no a la posición de hace un año”.

Todos los asistentes han entrado al Patio de los Leones, donde se han dibujado estampas festivas (corros de la patata en torno a columnas, cánticos de canciones infantiles…) remarcando la cara más amable de una reivindicación que tenía como objetivo mostrar “cariño y afecto” por un monumento que, como recordó el manifiesto, los guadalajareños tienen como “foco de cultura”, lugar ligado emocionalmente a sus historias personales y “testigo de nuestras vidas”.

Al acto, que se ha hecho coincidir con el Día Internacional del Patrimonio, han asistido representantes de todas las asociaciones convocantes y de los partidos políticos que respaldaban la iniciativa, entre ellos dos de los candidatos en el proceso de primarias del PSOE en la ciudad, Daniel Jiménez y Juan José Palacios; y dirigentes y simpatizantes de los partidos IU, UPyD, Podemos, Equo y Ganemos Guadalajara.


Galería de imágenes del acto:

Fotos: R.M.