El chupinazo por San Roque, seguido por 1.500 seguntinos

La Ciudad del Doncel ya está oficialmente de fiesta. • San Roque 2014 se abrió este miércoles con el desfile de carrozas y peñas. • Entre las carrozas, vaqueros, indios, un circo y en la comitiva, originales disfraces, piratas y domadores, entre otros.


San Roque 2014 arrancaba oficialmente en Sigüenza con el desfile de peñas y carrozas este miércoles. Nueve carrozas encabezaban el desfile de peñas en su recorrido habitual, desde la Avenida de Juan Carlos I hasta la Plaza Mayor. Este año han sido cuarenta y cinco las que se han inscrito en el registro municipal. Entre las carrozas, destacaron simulaciones del castillo, un circo y vaqueros e indios; y entre los seguidores del desfile, piratas, forzudos, domadores, una manada de leones y leonas, y cientos de originales atuendos.

Fueron representantes de las peñas La Chundarata y Los Hamaos quienes dieron sus correspondientes vivas y loas, antes de que el cohete volara al cielo. María Eugenia Pallán fue la encargada de leer unos versos que precedieron al encendido de la mecha. “Somos diversos colores, cada uno el de su peña. Somos diversas personas que comparten una idea: defender nuestros colores, los que nos visten por fuera, preservando nuestras peñas, que son el alma de las fiestas. Pero juntos, como uno, aportamos mucho más, somos la imagen festiva, de nuestra hermosa ciudad. Por ello debemos dar ejemplo de hospitalarios, con esa alegría nuestra que a raudales regalamos”, dijo jaleada por el público.

También la reina de las fiestas, la reina infantil y la alcaldesa infantil, Clara Calvo, gritaron al cielo seguntino prologando el chupinazo. A continuación, el concejal de Festejos, José Luis Alguacil, prendió la mecha del chupinazo, que voló por todo lo alto, sobre la catedral y la Plaza. Su explosión fue seguida por cerca de 1.500 seguntinos. Poco después se encendía el letrero luminoso de San Roque 2014, mientras el cañón de espuma regaba la alegría local. Sigüenza ya está de fiesta.


Galería fotográfica