Dos seguntinos, 'figuras' de San Roque 2014

Dos seguntinos, el pintor Emilio Fernández Galiano y el aparejador Alberto Corsín, han sido 'figuras' destacadas de las fiestas de Sigüenza. • El primero pregonó este año la Semana Grande y el segundo, presentó su último libro sobre la relación del hombre y el toro.


Un emocionado Emilio Fernández Galiano prologó las fiestas de San Roque en la Plaza Mayor de Sigüenza, en una gala inaugural en la que también actuó la Banda de Música, dirigida por Elisa Gómez, y sirvió también para presentar a la reina de las fiestas, Marta Morales Nevado, y a la reina y damas infantiles.

El pintor Fernández Galiano un artista "contrastado, paisajista y retratista" ha sido el primer seguntino destacado en San Roque 2014. El segundo ha sido, por el momento, el aparejador Alberto Corsín que, en el marco de las fiestas, ha presentado su último libro, 'Del hombre y el toro, historia de muerte, diversión y arte, a los primeros días de las fiestas'.

Galiano, peñista desde los 16 años

En su intervención, Fernández Galiano se refirió a sus años como peñista seguntino -lo es desde los dieciséis, primero como miembro de Los Pepinillos y después de la citada Grupo Mixto- y se dirigió a las peñas recomendarles seguir siendo “los embajadores de la fiesta, los divulgadores del buen ambiente y los cicerones de la diversión”.

Como correspondía a su condición de pintor, Emilio jugó con el anagrama de Sigüenza para proseguir su pregón haciendo un original retrato de la ciudad de sus desvelos pictóricos y terminando con un soneto que escribiera su padre, Antonio Fernández Galiano, al Doncel de Sigüenza:

"Allá, en la acequia gorda granadina/Lejos de la ciudad de sus amores/Oye Martín los recios tambores/Anunciando la lid que se avecina/Armase el mozo y presto se encamina/A amparar el pendón de sus señores/Más una mano torpe de furores/Hiere su joven carne seguntina/Al contemplar la muerte frente a frente/No pierde arrogancia y compostura/Requiere el libro que la da su gente/El codo apoya, quiebra la cintura/Cruza las piernas y elegantemente/Entra en la eternidad de su lectura".

Además de ponerle el fondo musical al soneto, la Banda de Música de Sigüenza, que estuvo integrada por 23 miembros, interpretó otros cinco temas más: tres bandas sonoras -La Misión, el Rey León y una recopilación de Grease-, el pasodoble Aires Jadraqueños, y el himno de Sigüenza, compuesto en los años ochenta por el que fuera director de la banda entre los años 1958 y 1962, Rafael Martínez Castillo.

Asimismo en la gala se hicieron entrega de los tres premios del concurso de balcones, que ha ganado Carmen Barahona, y al mejor cartel de San Roque, que se llevó Gema Ibáñez Vela. Pregonero, alcalde y reina de las fiestas terminaron sus intervenciones con las correspondientes salvas a San Roque, a la Virgen de la Mayor, a las peñas y a Sigüenza.

Alberto Corsín: "la crisis me asió con fuerza a la poesía"

En el marco de las Ferias de Sigüenza, el aparejador seguntino Alberto Corsín presentó 'Del hombre y el toro, historia de muerte, diversión y arte, a los primeros días de las fiestas'. El libro parte de la previa grabación de dos CDs, que como el mismo autor explica en el prólogo, “son el resultado del naufragio de la construcción” y una 'tempestad laboral' que le asió con fuerza a algunas aficiones como la música y la poesía.

La afición a los toros de Corsín, que ni siquiera muchos de sus amigos conocían, procede de los primeros San Roque de los que conserva el recuerdo. En la ciudad de Sigüenza eran impensables unas fiestas sin los encierros, “que desde bien pequeño veía, entre los barrotes de la barandilla y pegado a las piernas de los mayores, pasar corriendo desde el balcón de mi casa”.

Vecino de Corsín fue en aquellos años un torero, Carlos García Moro, que triunfó sonoramente en la plaza de toros, entonces frente al Seminario. “Alguna vez lo vi llegar a hombros con mis ojos de niño ansioso por encontrar héroes. El, al día siguiente, con un trato cercano y amable, me mostraba las orejas de sus enemigos, o las banderillas aplastadas, de manera que lo idolatraba”, reconoce el autor.

El entonces torero, después monosabio y empleado de callejón en Las Ventas, labores que ejerció para mantener su conexión con el toro además de su profesión, estuvo presente también en la presentación del libro. “El, con quien he coincidido tiempo después, fue una de las primeras personas que escuchó los CDs. Cuando me dijo que formaban parte de su equipaje, donde quiera que fuera, significó un gran estímulo para mí”, explica Corsín.

La concienzuda labor investigadora del aparejador literato, buscando siempre los orígenes en “la tradición del enfrentamiento entre el hombre y el toro”, que dejó plasmada en los audios le dejó la sensación “de quedar como en mitad de la nada”. De esta manera decidió completar su repaso a la tradición del mundo del toro con un libro que se imprimió finalmente en la primavera de 2014, y que ha sido presentado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Sigüenza.

Al acto asistió el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre; el doctor Javier Sanz y el periodista Lorenzo Díaz, que dirigió al final de la presentación un divertido coloquio con su habitual sentido del humor.