La publicidad en el Casco Histórico se mirará con lupa

Una nueva Ordenanza prohíbe la publicidad en vallas, carteleras, proyecciones y "formas corpóreas" en el centro de Guadalajara. • Se ha aprobado en el Pleno con los votos a favor del PP, ya que el PSOE se ha abstenido e IU ha votado en contra. • Las sanciones van desde los 750 euros y superan los 1.500.


El Ayuntamiento ha aprobado con los votos a favor del PP -IU ha votado en contra y el PSOE se ha abstenido- una nueva Ordenanza Municipal que regulará la publicidad realizada sobre cualquier actividad comercial, industrial o artesanal dentro del término municipal de Guadalajara, con especial relevancia en su aplicación en el Casco Histórico de la Ciudad, según indican fuentes municipales en nota de prensa.

El articulado se distribuye en tres títulos, en los que se recogen las medidas de orden técnico, las relativas a la protección del Casco Histórico y las de procedimiento administrativo. Entre otras disposiciones, se contempla una serie de sanciones de disciplina urbanística que van desde las consideradas leves, con multas de hasta 750 euros, a las muy graves, que se sancionarán con cantidades que podrán ir de los 1.501 euros en adelante.

En el Casco Histórico no se permitirá la publicidad en carteleras y vallas, monolitos y tótems, grandes rótulos luminosos, objetos y formas corpóreas, publicidad mediante proyecciones o mediante sistemas electrónicos".

Otros soportes (pasquines, adhesivos, rótulos, banderolas, banderas, pancartas y lonas) tendrán un tratamiento especial. La publicidad mediante vehículos tendrá una regulación específica. También se regulará la colocación de caballetes publicitarios (restaurantes, bares, comercios, etc.). De manera general, se permitirá un caballete por establecimiento, siempre y cuando no interfiera el tránsito de personas.

El objetivo principal de esta nueva herramienta legal será la de “proteger, mantener, mantener y mejorar los valores paisasjísticos y arquitectónicos de nuestro patrimonio”, tal y como ha señalado Mariano del Castillo, concejal delegado de Servicios Municipales durante la presentación pública del texto.

A partir de la entrada en vigor de la ordenanza, se tendrá una "nueva herramienta que permitirá cuidar la ciudad en general, pero muy particularmente el Casco Histórico, que es el área que sirve de tarjeta de presentación a cuantos visitan la ciudad".