Sigüenza busca el mejor bocado medieval

El Ayuntamiento de Sigüenza convoca su séptimo concurso de tapas y pinchos medievales, con sabores anteriores al Descubrimiento de América. • El Consistorio seguntino quiere rendir homenaje en la VII edición de su certamen, el 17 de abril, al joven chef Santos García Verdes, que falleció en accidente de moto en mayo de 2013.


Sigüenza celebra el próximo 17 de mayo su concurso local de pinchos y tapas de medievales, que llevará el nombre 'Memorial Santos García Verdes', en memoria del joven cocinero seguntino que falleció en un accidente de moto en mayo del año pasado a los 27 años.

En el concurso local pueden participar todos los establecimientos de hostelería de Sigüenza y su comarca. Con objeto de facilitar al público la degustación, se realizará de forma paralela la VII Ruta del pincho medieval durante tres fines de semana, entre el sábado 10 de mayo y el domingo 25 de mayo. El ganador representará a Sigüenza en la gran final que este año se celebra en septiembre en Almazán (Soria).

Los bares y restaurantes que deseen participar aún están a tiempo de presentar sus candidaturas, junto con el nombre de su tapa o pincho y los ingredientes utilizados antes del día 11 de abril en la concejalía de Turismo del Ayuntamiento seguntino.

Cada establecimiento podrá presentar a concurso un pincho, caliente o frío, con un tamaño que permita su degustación en dos bocados. Los pinchos presentados a concurso serán mostrados al público durante los días de celebración del certamen y en la VII Ruta de la Tapa Medieval, en un horario determinado por los propios establecimientos participantes y su precio será de 2,50 € (pincho + caña o vino).

Como es habitual, sólo se pueden utilizar para la elaboración del pincho ingredientes anteriores al descubrimiento de América. Sin embargo, sí es posible mezclarlos utilizando técnicas de cocina actuales. El Ayuntamiento de Sigüenza nombrará un jurado compuesto por tres personas de reconocido prestigio en gastronomía o periodismo gastronómico.

El jurado pasará por cada uno de los establecimientos participantes y degustará un pincho. Los miembros del jurado valorarán el empleo de ingredientes medievales, la dificultad en la elaboración, el aroma y sabor, la presentación y la creatividad, entre otras cuestiones. El público también podrá participar en la votación.

Se han establecido los siguientes premios: un primer galardón, al mejor pincho o tapa, que deberá participar en la final de Almazán y cuatro accésits: Diploma al pincho o tapa más original, diploma a la mejor combinación tradición e innovación, diploma a la presentación más medieval y diploma a la utilización de ingredientes seguntinos.

El VII concurso de pinchos será el primero desde que se creó este concurso, en 2008, en el que no participe Santos García Verdes, ganador en cinco ocasiones y cocinero en La Granja de Alcuneza, situado en la pedanía seguntina.

García Verdes había sido, además, campeón del pincho medieval en Marvão (Portugal) y reconocido como autor de la tapa más original en Hondarribia (Guipúzcoa).