Liberado de su secuestro Javier Espinosa, último Premio Leguineche

El periodista y su colega Ricardo García Vilanova han llegado a España después de un cautiverio en Siria de medio año. • “Gracias a quienes han hecho posible que volvamos”, han dicho los periodistas nada más tocar suelo español.


El periodista Javier Espinosa, vigente ganador del Premio Manu Leguinche que se entrega en Guadalajara, ha sido ya liberado junto al fotógrafo Ricardo García Vilanova, tras un largo secuestro de más medio año. Ambos han llegado en la tarde de este domingo a España, concretamente a la Base de Torrejón de Ardoz, donde estaban esperándoles sus familiares y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

“Gracias a todos los que se han preocupado por nosotros y han hecho posible que volvamos a casa. Estamos bien", han dicho en una rueda de prensa ofrecida en la sede del periódico El Mundo, para el que trabaja como enviado especial el segundo y último ganador del Premio Manu Leguinche de periodismo que otorgan –aunque este último año no ha habido convocatoria- la Diputación de Guadalajara con la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), dotado con 20.000 euros y que reconoce una trayectoria afín a los valores y la práctica de la profesión que representaba el ‘jefe de la Tribu’.

Se ha dado la circunstancia de que la muerte del veterano periodista afincado en Brihuega, Manu Leguinche, por quien Espinosa siempre ha mostrado admiración, se ha producido mientras el último ganador del premio permanecía en cautiverio en Siria.

Llegados desde Turquía

Los dos periodistas liberados han llegado a España en un vuelo desde Turquía de un Falcon 900 de las fuerzas aéreas. La liberación se produjo el sábado por la noche, después de que les dejasen libres en algún punto de la frontera siria.

La noticia del secuestro no fue inmediata –por decisión de la familia– y sólo se dio a conocer a la opinión pública en diciembre. En el momento de la captura, el 16 de septiembre en Tel Abyad en la provincia de Raqqa, los dos periodistas se encontraban junto a cuatro combatientes de Ahfad al Moustapha, una de las brigadas del FSA (Free Sirian Army, en sus siglas en inglés). También otro periodista, en este caso Marc Marginedas, del diario 'El Periódico', había sido secuestrado días antes y ha fue liberado también con antelación, el 2 de marzo.

Reacción de las asociaciones de la prensa

La FAPE ha mostrado su “gran alegría” por esta esperada noticia. “Como habían hecho en la cobertura de otros conflictos, Espinosa, García Vilanova y Marginedas asumieron el compromiso fundamental del periodismo de buscar incansablemente la verdad para desvelar lo que los poderes quieren ocultar”, ha escrito en un comunicado conjunto con la Asociación de la Prensa de Madrid.

Ambas organizaciones han aprovechado para denunciar que estos secuestros suponen una “intolerable vulneración de la libertad de expresión y del derecho de información” y han añadido que con la comisión de este tipo de delitos, los secuestradores persiguen que los reporteros de guerra “dejen de viajar a Siria a fin de imponer un manto de silencio que impida descubrir los horrores del conflicto”. Y han recordado que en este país han sido recuestrados 48 profesionales en 2013.