Los Premios Siglo Futuro, un canto a los “valores humanos”

Fue el mensaje central del tributo a la figura del presidente de Honor, Joaquín Barraquer, y de los dos premiados de este año, con dos maneras comprometidas de entender el cristianismo. • Braulio Carlés: “El trabajo por los últimos es un signo que no puede faltar”. • Todos los presentes elogiaron la labor de Siglo Futuro, que Juan José Tamayo calificó de “educadora social en valores cívicos”. • También se entregaron los premios del concurso de fotografía del agua y hubo un concierto de la Joven Orquesta de Guadalajara.


Los valores humanos como norte. La Fundación Siglo Futuro celebró este sábado su habitual entrega de premios anual, que este año han recaído en Braulio Carlés y Juan José Tamayo, dos cristianos a quienes caracteriza su compromiso social, con un acto que además se convirtió en homenaje al profesor Barraquer. Por uno y por otros protagonistas la XI gala fue una reivindicación de los valores humanos, a la que se sumaron los representes políticos asistentes.

Braulio Carlés, sacerdote muy conocido en la provincia por su trabajo con los más desfavorecidos, especialmente con las personas sin techo y con los inmigrantes y refugiados, que está al frente de Accem, hizo extensivo el premio a cuanta gente ha trabajado y trabaja con él. “Este premio nos alienta a seguir haciendo realidad, con el Papa Francisco, la revolución de la ternura” y a mantener una línea de trabajo por “un mundo más justo, más humano y mejor, de la civilización del amor”.

“Todos los cristianos estamos llamados a cuidar de los más débiles”, subrayó en su discurso Carlés, que en su caso mantiene “el trabajo en equipo” y la “necesidad de cooperación entre instituciones” como dos de las principales constantes. Pero sobre todo insistió en la vertiente humanitaria de esta labor, muy en consonancia con los discursos del papa Francisco, al que citó en dos ocasiones. “hay un signo que no debe faltar jamás, la opción por los últimos”.

En sentido similar habló el teólogo palentino y profesor de la Universidad Carlos III, autor de una veintena de libros, Juan José Tamayo, que aceptó el premio como “un honor, un privilegio y una responsabilidad” y como “una hoja de ruta” para seguir adelante hasta conseguir que se logren las tres metas por las que se le han reconocido personalmente.

En este punto criticó al neoliberalismo por el modo en que, a su juicio, ahogan los valores humanos, que para Tamayo constituyen “nuestro genoma o identidad moral”. También critica que la solidaridad “está a punto de ser excluida de los diccionarios” y asume la necesidad de seguir profundizando en el “diálogo entre religiones”, la tercera labor por la que Siglo Futuro le ha reconocido.

Elogios a Siglo Futuro

Pero también la labor que realiza cada año la Fundación Siglo Futuro resultó reforzada en este acto oficial en el que tanto el presidente de Honor y los premiados como los representantes de las instituciones –todas, menos la única ausente, la Junta, con la que la entidad ha tenido un litigio– se deshicieron en elogios.

La presidenta provincial, Ana Guarinos, destacó “la diversidad cultural” de su programación a lo largo de más de dos décadas y, como rasgo típico, la “pluralidad, que es muy importante en los momentos actuales”. También el subdelegado del Gobierno, Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, animó a la Fundación a seguir trabajando, como también el Ayuntamiento se confesó “orgulloso” del trabajo de Siglo Futuro y de sus premiados, según remarcó la teniente de alcalde, Carmen Heredia.

Fue sin duda Tamayo una de las voces que más y mejor se deshizo en elogios hacia la fundación que preside Juan Garrido, al destacar su “clima de pluralismo y de respeto a la diversidad y de libertad de expresión que reinan en esta casa”, la “capacidad para compaginar lo local y lo global”, su interés por dar cabida “a las fuerzas vivas locales y a figuras de reconocimiento mundial” y su papel de “educador social en valores cívicos”.

El intelectual, que bromeó con que su primer contacto fue “como suplente” de Enrique Miret Magdalena y que la relación en una década ha culminado como patrono y como premiado, destacó especialmente el modo en que en Siglo Futuro se puede ejercer “una disidencia respetuosa” y cómo hay espacio “para la crítica y la autocrítica”.

Barraquer: “No olvidemos que ante todo somos humanos”

El acto quedó redondeado porque comenzó con un vídeo que desglosó, con numerosas imágenes y en la voz de Garrido, la amplia trayectoria profesional y humanista del profesor Barraquer, y acabó con las palabras del propio profesor, que a sus 87 años sigue en activo, coordinando los diferentes departamentos clínicos, de investigación y altruistas de su Fundación.

El veterano doctor recordó que los primeros contactos con Siglo Futuro se remontan a 2004, que puso su prestigiosa clínica barcelonesa a disposición de quien pudiera necesitarla al día siguiente de conocer la tragedia del incendio de La Riba en 2005 y que, desde entonces, la colaboración con el foro cultural alcarreño no ha cesado. Hechos por los que se siente “orgulloso y contento”.

Ya en un plano más general, se mostró preocupado por la pérdida de valores humanos en la sociedad y por la importancia de un trato más cercano con el paciente en la medicina, que siempre ha defendido: “Se echa de menos el trato humano del médico”.

El profesor, que incluso a su edad prometió nuevas presencias en Guadalajara (“seguiremos viniendo a menudo”) se despidió recordando a todos que no deben olvidar que “ante todo somos humanos” y expresando sus deseos de más “fe, caridad, amor y vida responsable con paz, serenidad y amor”.

No se podía expresar más altos objetivos con menos palabras, de modo que dio muestras de agradecimiento al público con expresivos gestos hacia el auditorio y la comitiva del acto oficial dio paso en el escenario a los músicos de la Joven Orquesta de Guadalajara (JOGU), prácticamente inédita y que interpretó piezas de Gluck, Mozart y Schubert.

Premios del concurso de fotografía

Durante el acto también fueron entregados los premios del I Concurso de Fotografía del Agua, que ha contado con un total de 105 fotografías enviadas de 35 participantes. Además de una selección de 18 finalistas, se entregaron tres premios para José Miguel Moreno ‘Mikel Emge’ por ‘Aguas del tajo’ (primero), Gemma Minués Pastor, por ‘Henares de chocolate’ (segundo) y Álvaro Coleto Tapiador, por una foto sin título (tercero).