El PSOE quiere reconvertir la cárcel en centro ciudadano

Presentará una propuesta a pleno en abril para que el edificio, catalogado y construdo a finales del siglo XIX con inversión de casi una treintena de pueblos,  no quede en ruinas o derribado.  Entre los usos que proponen se encuentra satisfacer la demanda de espacios que manifiestan algunas asociaciones de la ciudad y la provincia. • La propiedad volvería a manos de la Diputación, que la gestionó durante la mayor parte de su historia.


No es la primera vez que se especula con la posibilidad de que la antigua prisión de Guadalajara, situada en la Calle de la Virgen del Amparo, pudiese abrir sus puertas reconvertida en un centro social o cultural para disfrute ciudadano, pero el PSOE ha presentado esta mañana una propuesta en la que lo haría por iniciativa de la Diputación, su antigua propietaria y gestora.

La iniciativa parte del modelo puesto en marcha en otras prisiones españolas, como la de Salamanca (actualmente un museo) y aprovecha que desde hace más de un año el pintoresco edificio, que está catalogado por su valor arquitectónico, se encuentra totalmente vacío.

La iniciativa, que será llevada a pleno en el mes de abril, la han explicado este lunes la portavoz del PSOE en la institución provincial, María Antonia Pérez León, y su colega de grupo Elena de la Cruz. La reciente polémica suscitada en el Centro Cívico (el edificio negro de la plaza del Concejo) también está presente en esta iniciativa, ya que entre los usos que de manera más específica barajan se encuentra ofrecer espacios para asociaciones como las que allí se alojan, en condiciones con las que no están satisfechas, según una opinión generalizada: ““alguna asociación de carácter provincial ha dicho que está teniendo problemas para tener un lugar de reunión porque el cívico está en muy malas condiciones”.

Un edificio pagado por los pueblos

“Es de justicia histórica que vuelva a manos de los ciudadanos”, afirma De la Cruz, que considera que debería utilizarse como mal ejemplo el de la madrileña cárcel de Carabanchel, que tras su cierre acabó por los suelos, “convertido en pisos por afán especulativo”.

A juicio de la oposición provincial, la iniciativa que trasladarán al equipo de Gobierno de Ana Guarinos tendría la virtud de reaprovechar un edificio de casi 7.000 metros cuadrados construidos, con singularidad arquitectónica y cuya obra fue pagada en su día por los pueblos de la provincia: fueron 28 pueblos del antiguo partido judicial de Guadalajara los que aportaron 220.000 de las algo más de 252.000 pesetas que costó la obra, contratada en 1883.

La Diputación fue también la gestora de esta prisión hasta una fecha indeterminada según las investigaciones que ha realizado el PSOE de este edificio, aunque en cualquier caso ya estaría en poder de Instituciones Penitenciarias en 1970, por lo que el traspaso sería anterior.

Ahora, no en 2010

Aunque el PSOE propone que “se le dé cualquier uso”, aportan algunos ejemplos, desde la rehabilitación de silos en los pueblos como centros sociales y culturales a las prisiones españolas que en los últimos tiempos han reabierto como bibliotecas, centros cívicos, de arte o culturales o, en el caso de Salamanca, como Museo de Arte Moderno.

“Creemos que la Diputación debe exigir la reversión de este bien para la provincia” y que “no debe ser desamortizado, sino revertir en los pueblos y ciudadanos de la provincia”. El momento de sacar a la luz esta iniciativa ha sido ahora –y no en la pasada legislatura, en que Pérez León y el PSOE gobernaban la institución– porque sólo ahora ha quedado vacío totalmente de actividad, mientras que por entonces, cuando en febrero de 2010 el equipo provincial lo propuso a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias de Mercedes Gallizo, se les aconsejó esperar a que cambiasen las circunstancias.