"El periodismo es necesario porque significa democracia"

García Díez señala tener un vínculo emocional con Pastrana a la que considera una "localidad emblema" de la provincia • Tacha de "trístisimo" que Guadalajara carezca de un periódico diario hoy en día • La periodista regresará a las pantallas el próximo 3 de septiembre con "sorpresas" en su "Castilla-La Mancha, despierta"


Desde el pasado mes de octubre, Lorena García Díez (Guadalajara, 1982) es el rostro con el que miles de castellano manchegos se levantan. Presenta el programa matinal “Castilla-La Mancha, despierta” que emite CMT todas las mañanas y que ha supuesto, hasta el momento, el cénit de esta profesional.

Comenzó enCope Guadalajara para luego desarrollar el resto de carrera en el ente regional, primero en su delegación alcarreña, luego en Talavera y, tras siete años allí, dar el salto a Toledo. El próximo 3 de septiembre regresará a las pantallas del ente regional y lo hará “con sorpresas”, anuncia; pero antes de que esto ocurra los vecinos de Pastrana, podrán disfrutar de su compañía y de su conversación distendida.

Pronunciará hoy el pregón (20:00 horas), algo que “le apetece mucho hacer” desde que recibió la llamada del concejal de Festejos de la localidad. “Creo que tuvo algo que ver Antonio Pérez Henares”, reconoce y es que el hecho de ser contertulio de su programa, hace que mantengan una relación fluida aunque, García Díez, no esconde su admiración hacia él. “Es una referencia en el periodismo”, asegura la periodista que tampoco esconde que la princesa de Éboli –emblema de la localidad pastranera- es su personaje histórico favorito. 

Tampoco tiene problemas para evaluar la situación actual que vive el sector donde trabaja, especialmente en su tierra natal, Guadalajara –de la que presume con orgullo-. “Es tristísimo que no tengamos un periódico diario”, afirma y achaca los grandes males que vive esta industria a las empresas que han gestionado los medios, quienes, a su juicio, “han primado otros intereses antes que el periodístico”.  

¿Qué se siente al ser elegida para pregonar las fiestas de esta localidad alcarreña?

Es algo que hace mucha mucha ilusión. Y además es una responsabilidad porque Pastrana es una de las localidades emblema de Guadalajara. Es la primera vez que me ha ocurrido esto, aunque de pequeña, cuando fui reina de las fiestas, di un pregón en Guadalajara en el año 1999. Fue la despedida, el del domingo, pero era una niña tenía 17 años…no era ni periodista. Esto ahora es diferente.

¿Tu vinculación con Pastrana es familiar o tiene que ver más con la admiración hacia un personaje histórico como la princesa de Éboli?

Familiar no, pero a Pastrana he ido mucho. La primera vez que fui, fue con el colegio. Y luego trabajando, he estado mucho en eventos como la Feria Apícola. Quizá tengo un vínculo más emocional con esta localidad puesto que la princesa de Éboli es mi personaje histórico preferido. Es más un apego histórico y emocional. Si eres de Guadalajara, localidades como Pastrana, Sigüenza o Molina de Aragón, son para nosotros municipios emblema de nuestra provincia. Y Pastrana cuenta con el añadido de la princesa de Éboli que es parte de la historia de España. Eso hay que tenerlo claro. Pastrana es historia de España como posiblemente ningún otro pueblo de Guadalajara.

No es algo habitual que alguien de Guadalajara, presuma tanto de alcarreña…

Cuando salgo del plató, me dicen: “¡Madre mía! No sé si quedará alguien en Castilla-la Mancha que no sepa que eres de Guadalajara”. Presumo mucho de ser de Guadalajara, me gusta ser de Guadalajara y me encanta. La llevo en el corazón y en el alma. Lo digo a diario en el program: Es un lujazo hablar de nuestra provincia.

¿Qué nos puedes avanzar del pregón?

Quiero que sea algo más cercano. Es la primera vez que hago algo así y quiero que vean que me gusta Pastrana, que me siento esa noche de Pastrana y que quiero disfrutar con ellos de las fiestas. Creo que las fiestas de los pueblos es algo que no puede faltar y que hay que disfrutarlas. Sabemos que estamos en crisis, pero estos días son la vida para los pueblos.

Parece que está de moda que en las grandes ciudades, sean periodistas quienes den el pregón. Pérez Henares en Sigüenza, ahora usted en Pastrana…

Somos golosos los periodistas. En el caso de ‘Chani’ tiene proyección nacional porque es alguién que se le ve en todas las televisiones y siempre habla de Guadalajara. Es algo que hay que destacar porque Guadalajara también existe y, además, es un orgullo tener a periodistas como Pérez Henares o como Antonio Herraiz –cadena Cope, que lo pronunció el año pasado también en Pastrana. Mi caso es bastante más modesto.

No sé si más modesto, lo que está claro que desde octubre de 2011, Lorena García es la imagen del matinal “Castilla-La Mancha, despierta”,  ¿cómo ha cambiado todo?

¡Cómo ha cambiado, como ha cambiado mi vida! (risas) Afortunadamente para bien. Mi vida personal se ha visto influida bastante por este cambio, pero en la profesional, si tengo que ponerle nota, es un 20. Todo un pelotazo. Me dieron la oportunidad en su día, tienes que tener la suerte de que esta opción te llegue; pero luego está en cada uno, aprovecharla. He currado mogollón, pero es que esta profesión es adictiva. Es una profesión que engancha y si te pones delante de una cámara, delante de un micrófono o si escribes, además, tienes que hacerlo con responsabilidad.

¿Cómo fue el salto de Talavera de la Reina a Toledo?

Estaba en Talavera trabajando, cubriendo una noticia con los bomberos en el río. Estaban haciendo un curso de rescate de ahogados y recibí una llamada. “¿Te gusta madrugar?”, me dijeron…Uff, fue una alegría enorme. Luego ya me comentaronque me habían seleccionado para presentar el matinal y todos los detalles. Además, lo de presentar era algo que me apetecía muchísimo hacer dentro de la profesión y, el balance profesional que hago no es un diez, es de un veinte.

Fotos: A. Sanz.    

Como periodista que prefieres, ¿el periodismo de calle o presentar el informativo en un plató?

No tiene nada que ver. Un periodista se curte en la calle. He hecho plató después de hacer periodismo de calle, que es muy bonito, y a lo mejor lo veo más así por eso. Es más difícil hacer un directo de televisión en la calle que leer un cue.

¿Pesa la responsabilidad de ser la cara con la que se despiertan miles de castellanomanchegos?

Si pesa un poco, sí. Es mejor no pensarlo y disfrutar cada día. Eso sí que lo he aprendido: sentarte a disfrutar del periodismo. Dar cada noticia sintiéndola y viviéndola.

¿Hay alguna novedad que nos puedas avanzar de cara a la programación del  año que  viene?

Va a haber sorpresas porque en el “Castilla-La Mancha, despierta” con el que regresaremos el próximo 3 de septiembre. La televisión ha cambiado mucho en un año. Hay mucha más programación, con programas muy pegados a la región y, esa línea es la que vamos a continuar siguiendo. Estamos apostando porque la televisión de Castilla-La Mancha sea una referencia. Que la gente cuando quiera saber que ha pasado en la región, sepa que su televisión es CMT. Hay programas como el “Ancha es Castilla-La Mancha”, en el que cada día se desplazan a un pueblo que es algo que no se había hecho nunca. Y todo, con personal de la casa y, está funcionando fenomenal.

Lo que no va tan bien es el sector periodístico, especialmente en su tierra: Guadalajara. Presenta un panorama desolador…

Es una pena que no haya algo tan de cada día como un periódico diario. Es tristísimo, es incalificable. No hay nada más antiguo que un periódico. Cuando estudias Periodismo es lo primero que se te enseña. Es algo que va unido a la información y que no lo haya en Guadalajara…me parece muy triste. Y el problema, también, es que tampoco ha pasado nada, ha pasado inadvertido. Se ha devaluado mucho el papel del periódico en los últimos años, pero donde realmente te enteras de las noticias al completo es a través de éste soporte. El análisis de un medio escrito como el periódico no te lo hace una televisión o una radio. Ya no es sólo el hecho de que la gente no tenga un periódico que leer, sino que hay periodistas que están en la calle por no haberse hecho bien las cosas. No se pasa de tener tres diarios y otras publicaciones con otra periodicidad, a nada y tan de repente. Hay un problema: burbuja inmobiliaria y burbuja periodística…

Aunque Guadalajara es un ejemplo flagrante de lo que está ocurriendo, el descenso de publicaciones en el sector y los despidos están a la orden del día en toda España. ¿Qué sé ha hecho mal por parte de las empresas editoras?

Las empresas han dependido en exceso de poderes…llámalo económico, político o financiero.  Aunque está claro que los principales culpables de esta situación son las empresas periodísticas porque han hecho cosas mal, muy mal. El problema fundamental del sector es que han primado antes otros intereses que el periodístico;ha primado el dinero por encima de la información. ¿Qué importaba? Vender publicidad, no vender noticias. Los medios de comunicación  se han visto utilizados y bastante.

¿Y los periodistas?

El periodismo es tan adictivo y te gusta tanto hacer tu profesión, que la desarrollas a toda costa. Ese es el problema del periodista, pero que también es una gran virtud porque el que es periodista lo es 24 horas. Incluso trabajamos gratis y éste es el problema. Nos hemos dejado arrastrar de alguna manera porque vivimos la profesión. No hay nada mejor, aunque sea un poco ególatra, que ver la pieza que has hecho o el artículo que has escrito terminado y decir que es tuyo. Es una profesión que te engancha hasta tal punto, que te arrastra.

La reconversión al mundo digital de la prensa escrita, ¿puede ser una alternativa?

Sí, pero con cuidado. En internet no todo vale. No hay que perder la responsabilidad del periodista. Internet es el gran invento de nuestro tiempo, pero es un arma de doble filo. Tiene que haber un filtro. Antes, cualquiera no podía escribir en un periódico, ahora debe ser igual, que cualquiera no pueda escriba en un digital. Hemos de apostar por la calidad y hacerlo bien. Internet me parece una gran salida, pero con cuidado.

Por último, viendo como estamos, ¿es el periodismo algo prescindible?

Espero, por el bien de la sociedad, es preciso que el periodismo se enderece. El periodismo es necesario  y quien diga lo contrario, miente. Ahora, la situación es complicada y es lógico que la gente prefiera comerse unas lentejas a comprarse un periódico. Pero el periodismo hace falta, es democracia.