"No nos dejan contar lo que hay que contar"

La Asociación de la Prensa entregó anoche jueves sus premios anuales y el VII Premio ‘Libertad de Expresión’. • En los discursos, recuerdo al periodista Manu Leguineche, fallecido el miércoles, y reivindicación del periodismo como instrumento necesario para informar “de lo que se hace y de lo que no se hace”, aunque para ello deba luchar por “la independencia” y contra la censura. • La Asociación de Amigos del Moderno recibió el premio de Cultura exgigiendo compromisos concretos para reabrir el teatro y denunciando la censura de su exposición en Dávalos. • Hubo también un "premio a la resistencia" de Radio Arrebato, por sus 25 años.


El recuerdo al periodista Manu Leguineche estuvo presente prácticamente en todos los discursos de agradecimiento en los premios que la Asociación de la Prensa entregó anoche jueves en el Centro Cultural IberCaja, en el día de su patrón, San Francisco de Sales. Fue una gala donde se reivindicó un periodismo independiente, que debe luchar contra la censura y las presiones del poder y un oficio que se debe ejercer con libertad, contando las cosas "que pasan y las que no pasan", como dijo Joseba García, productor teatral, presidente de Amigos del Moderno, que recogió el premio en la categoría de Cultura. 

Las primeras palabras de la gala fueron las de Braulio Carlés, presidente de Accem, que recordó la visita de Javier Reverte y Manu Leguineche al Centro de Refugiados de Sigüenza, y el “tono entrañable” de alguien que “supo de conflictos, de emigración, de guerras…”

Carlés se acordó, en referencia a la labor de esta organización de apoyo al refugiado, de “los voluntarios, que estiran su tiempo”, de “todos los actores que colaboran con el trabajo de Accem” y alabó el papel “fundamental” de los periodistas, “nuestros mejores embajadores”. “Nuestro premio también es vuestro”, dijo, “cada vez sois menos medios pero espero que seáis muchos más”.

"Necesitamos que estéis al pie del cañón"

La Asociación de Amigos del Moderno recibió el premio de Cultura por su labor reivindicativa, su "reclamación proactiva y original" para que el Teatro Moderno, cerrado hace más de un año por la Junta de Comunidades, reabra sus puertas. Lo recogió de manos de la periodista Mar Gato, el productor Joseba García, vicepresidente del colectivo, acompañado del actor Juam Monedero, de Ultramarinos de Lucas y Belén Fernández, vicepresidente de Cineclub Alcarreño, todos ellos socios de este colectivo.

"Recibimos este premio por haber usado la cultura para reclamar una injusticia, que es la reapertura de un teatro público", dijo Joseba, "y sí, hemos sido originales", aunque recordó que el objetivo aún no está cumplido. El teatro sigue cerrado en ese "vetusto casco histórico". García admitió que Amigos del Moderno ha sido "receloso con las informaciones que nos llegaban de las instituciones" recordando a continuación la historia de este cierre y el baile de declaraciones que la Junta ha realizado desde que el teatro se cerró. "La Junta siempre se ha guiado por la falta de criterio y la improvisación", afirmó García.

"¿Por qué nuestros representantes no nos escuchan? Porque no les apetece, porque no les interesa", añadió para referirse entonces a la exposición fotográfica que el colectivo iba a exponer en la Biblioteca Pública -y que contaba con autorización- y que la Junta después censuró. "No somos el enemigo, somos personas a las que les gusta la cultura. Queremos que la cultura sea libre y no sujeta a la política de turno", argumentó.

Finalmente, hizo extensivo el premio a los medios de comunicación: "si el cierre del Moderno está en boca de todos es por vosotros, necesitamos que estéis al pie del cañón, que sigáis informando de lo que se hace y lo que no se hace". 

Video: Isra Calzado

La prensa ayuda a ser "más transparente" a la empresa

El presidente de Dagu, Juan Valiente, recogió el premio en la categoría de Empresa, un galardón, dijo, especial "porque se otorga a todo Dagu". Remitió un mensaje de "optimismo", ya que, afirmó, "en la dificultad surgen emprendedores". Tras un largo discurso, donde repasó la historia de la compañía, alabó a los periodistas, que "sois los que nos ayudan a ser más eficientes, transparentes y responsables". 

En la categoría de Deportes, el premio fue para el entrenador del Quabit Guadalajara, Mateo Garralda. El también exjugador de balonmano dijo que "el deporte necesita la prensa, por temas de imagen, de publicidad y porque genera opinión" y en este sentido agradeció el buen trato de la prensa de Guadalajara. "Me siento abrumado prque con lo poco que llevo me habéis nominado, me estáis metiendo mucha presión...".

La radio libre

Si Amigos del Moderno recibió una catarata de aplausos del patio de butacas, el otro colectivo más arropado de la noche fue Radio Arrebato, mención especial por su 25º aniversario. Su presidente, el periodista Fernando Rojo, nuevo jefe de Deportes en ABC, dijo que este es un "premio a la resistencia". Desde que "empezamos, debe quedar un 10% de las radios libres, estudiantiles".

Rojo recordó al "maestro" Manu Leguineche pero también al profesor Fernando Borlán -momento en que desde las butacas volvieron a sonar los aplausos-: "desde el paraíso de los poetas lo estará gozando". Rojo añadió que "Radio Arrebato no intenta usurpar el trabajo de los verdaderos profesionales" y reiteró que "sin periodistas no hay prensa en libertad, no hay democracia".

Cerró el turno de intervenciones el director provincial de Ibercaja, José Luis San José, que rubricó su simpático discurso, con este mensaje: "es vital para una sociedad libre que la prensa vaya prosperando".

Augusto González: "Los periodistas nos vendemos como las putas"

El periodista Augusto González Pradillo repetió como ganador del VIII Premio 'Libertad de Expresión', que recogió de manos del concejal de Medios de Comunicación, Luis García, un galardón que ganó también en su primera edición. Habló de la "futilidad y lo evanescente del oficio de periodista" pero también de la necesaria "humildad" que necesita la profesión.

González Pradillo, que ha ganado el premio por "intentar convencer de que Guadalajara no existe, que está muerta y hay que enterrarla", dijo que "me gustaría que nos sintiéramos buenas personas". "Los periodistas nos vendemos como las putas y hacemos buenas obras como los albañiles", añadió y acto seguido, pidió a los ciudadanos a que "nos ayudéis en el camino de la humildad". 

"La verdad no existe, existen los matices. La verdad no la tenéis vosotros, ni la tenemos nosotros... los periodistas intentamos entender la realidad y explicarla después. Os pedimos un poquito de misericorida y comprensión en la tarea".

El concejal delegado de Medios de Comunicación, Luis García, que calificó de "entrañable" el artículo ganador, pidió más participación en próximas ediciones de este premio que patrocina el Ayuntamiento con 1.000 euros y dijo: "lo peor ya ha pasado, intentad no perder la vocación y aquello que os llevó un día a dedicaros al periodismo".

Alvaro Rojo: "No creemos medios para otra cosa que no sea informar"

El presidente de la Asociación de la Prensa de Guadalajara, Álvaro Rojo, cerró el turno de los discursos alabando la figura de Manu Leguineche: "era independiente, riguroso, iba a las fuentes..." y criticó que "la independencia la estamos dejando un poco lado" y eso "hace un daño terrible a la profesión". Se refirió a la "bonhomía" de Leguineche, tan "importante" y dijo: "el futuro pasa por la independencia".

"Las infinitas versiones restan credibilidad. Los editores caen las redes de los poderes", esgrimió, y refiriéndose a las presiones, dijo "a veces no nos dejan contar lo que hay que contar. Es deber [de los periodistas] examinar la conducta de las personas públicas y sacarlas a la luz. Déjenos hacer nuestro trabajo". 

Rojo recordó que 11 medios han cerrado desde que estalló la crisis y han perdido su empleo 148 compañeros y lanzó un último mensaje a los editores: "la independencia garantiza la viabilidad. No creemos medios para otra cosa que no sea informar".