El viejo auditorio y el Museo Sobrino, en el gasto para 2014

El equipo de gobierno de la capital ha presentado los Presupuestos, con 3,1 millones de inversión, con varias partidas para acabar la reforma del casco histórico. • El Patronato de Cultura dispondrá el año que viene de más de 2,8 millones de euros.


Continuar con las obras del Museo de Francisco Sobrino, demoler el viejo Auditorio del antiguo Ferial o concluir la reforma del Casco Histórico con las obras de Dávalos y la parte baja de la Calle Mayor son algunas de las inversiones para el próximo año que ha anunciado este martes el equipo de gobierno en la presentación de los Presupuestos Municipales para 2014.

Las cuentas, que han sido defendidas por el concejal de Hacienda, Alfonso Esteban, como un proyecto “realista, equilibrado, responsable, ambicioso e inversor, tendente a mejorar la ciudad, con un marcado carácter social y comprometido con el empleo”, tendrán todavía que recibir el visto bueno en el pleno del viernes 27 de diciembre, aunque previsiblemente recibirán su respaldo al tener el PP mayoría.

El Presupuesto Consolidado del Ayuntamiento de Guadalajara y sus organismos autónomos (Patronatos de Deportes y Cultura) asciende a 67.454.226 euros, lo que supone un 0,33% más que el de 2013, según los números que traslada el Ayuntamiento en un comunicado en el que también se fija que el presupuesto para el Patronato de Cultura será de 2.865.650 euros. Queda nutrido en su mayor parte con la desviación desde las arcas municipales, una transferencia de 2.200.000 euros a los que se suman el cerca de medio millón de remanente que tiene el organismo.

Aunque gran parte del dinero consignado va destinado a gasto corriente y muchas otras partidas se orientan a “los servicios sociales generales, el servicio de ayuda a domicilio, las políticas de mayores, las ayudas a las necesidades básicas, las políticas de familia, la cooperación al desarrollo, el plan de integración social y los programas de inmigración y drogodependencia, entre otros”, sigue habiendo margen para inversión en obra nueva, con más de 3,1 millones de euros.

En materia de cultura y patrimonio, destacan las obras del centro histórico de la ciudad, que el próximo año se centrarán en las calles Miguel Fluiters, Teniente Figueroa, Plaza de Dávalos y aledaños (345.505 euros más lo que figura en los remanentes de financiación afectada de otros años). El equipo de Gobierno recuerda que con esta actuación “finalizará” el Plan de Reforma del Centro Histórico iniciado aproximadamente hace cinco años.

Por otro lado, se destinarán 330.000 euros a la finalización del museo Francisco Sobrino, que acumula retraso debido a los problemas con la constructora a la que había sido encargada la obra. Sobre el papel, este esperado centro debería abrir ya el próximo año, ya que también hay una partida de 100.000 euros para equipar tanto este museo como el Cuartel del Henares, paso previo a las inauguraciones.

El comunicado oficial no menciona, en cambio, si hay consignada alguna partida concreta para reabrir el Teatro Moderno, si finalmente se lleva a cabo la cesión anunciada antes de verano, ni tampoco para reformarlo, gasto que el alcalde, Antonio Román, ya avisó en el último Pleno que debería llevar a cabo la Consejería de Cultura, propietaria del edificio.