Viaje en carteles turísticos, en la Casa del Doncel

La Casa del Doncel acoge la muestra ‘Carteles de Turismo: patrimonio y paisaje de España’ hasta el 23 de enero. • La exposición, que consta de 40 carteles, fue inaugurada el pasado sábado como actividad complementaria del curso que sobre Paisaje y Patrimonio se ha celebrado  en la ciudad del Doncel en el marco del Otoño Universitario.


Cuarenta carteles reproducidos a tamaño original, algunos de ellos diseñados por autores conocidos, como Rafael de Penagos, Josep Renau o Joaquín Vaquero Palacios, que datan de 1929, fecha en la que se sucedieron acontecimientos importantes para la promoción del turismo, como la Exposición Internacional de Barcelona o la Exposición Iberoamericana de Sevilla, se exponen hasta el 23 de enero en la Casa del Doncel de Sigüenza. 

La muestra, que lleva por título ‘El cartel de turismo: patrimonio y paisaje de España’ se inauguró el pasado fin de semana en el marco de las Jornadas sobre Patrimonio y Paisaje organizadas dentro del ciclo Otoño Universitario de Sigüenza. Sus fondos corresponden a piezas procedentes del Instituto de Estudios Turísticos de España.  

La exposición llega a Sigüenza de la mano de la Universidad de Alcalá de Henares y de la iniciativa Sigüenza UniverSitaria, de la que forma parte el Ayuntamiento doncelino. En la apertura estuvieron presentes el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, y la concejala de Cultura, Sonsoles Arcones, entre otros munícipes, así como también Gloria de las Heras, presidenta de la Fundación Ciudad de Sigüenza. 

Latre, que alabó la oportunidad  y especial relevancia que adquiere en Sigüenza el hecho de hablar sobre paisaje y patrimonio, resaltó también la calidad del elenco de profesores y agradeció su participación altruista tanto a los docentes como a los organizadores del curso. 

Vender los encantos del país

El cartel turístico ha jugado a lo largo de la historia del último siglo en España un papel fundamental para promocionar los encantos de España, animando a españoles y extranjeros a visitar masivamente distintos lugares, en los que el patrimonio y el paisaje son el principal atractivo y fuente fundamental de recursos para su desarrollo y economía. 

La historia del cartel de turismo en España a lo largo del último siglo puede ayudar a entender este fenómeno, baza fundamental para el desarrollo y la economía. Viajar siempre ha estado en el imaginario de todas las épocas. Los destinos han sido diferentes, según las modas, los avances en las comunicaciones y las nuevas tecnologías. La promoción de los lugares a visitar ha sido fundamental para visionar y ofrecer los distintos destinos, y ahí el cartel turístico ha jugado uno de los principales activos para la industria turística. 

El turismo en España goza de una larga trayectoria. Ya en el siglo XIX el país formaba parte de los circuitos internacionales en lo que se llamaba el tour, junto con otros destinos importantes como Italia, Francia o Suiza. Viajeros románticos de la burguesía y la aristocracia occidentales recorrían el territorio español buscando espacios singulares, tanto de ciudades como de paisajes. 

En el año 1928 se creó el Patronato Nacional de Turismo para promocionar el país en las oficinas de información que España había abierto en el extranjero. Dos acontecimientos de singular relevancia se celebraron en el año 1929 para la promoción del turismo, la Exposición Universal de Barcelona y la Exposición Iberoamericana de Sevilla.  

Con el eslogan “Visite España”, se editaron carteles promocionales de la historia, la cultura y el arte en España, con una tirada de 8.000 ejemplares distribuida en español, inglés, alemán y francés. Se utilizaron carteles litográficos a color basados en fotografías en blanco y negro y participaron en su diseño artistas españoles de la época como Penagos, Vaquero Palacios. 

La principal promoción turística de los 50

La Depresión de los años 30, la Guerra Civil española y la II Guerra Mundial paralizó ese primer desarrollo del turismo, hasta que desde mediados de los años 50 se vivió un boom turístico, debido al crecimiento económico, la mejora del nivel de vida de los trabajadores y la mejora de la red hotelera y de transportes de España. Los años 60 y 70 fueron extraordinarios, pues se desarrollaron muchas zonas turísticas de la costa, se fundaron algunas de las grandes empresas hoteleras actuales y el viajar se constituyó en una necesidad social básica. 

El archiconocido slogan ‘Spain is Different’ fue la principal promoción de España en los carteles de los años 50, y debió gustar, porque aguantó en cartelera hasta los años 70. Los carteles dejaban muy claro su cultura popular, resumida en procesiones, toros y sevillanas, su costa, su gastronomía y su patrimonio histórico. Los carteles de esta época abandonaron la técnica del dibujo incorporando los avances de la fotografía en color por procedimientos de huecograbado y offset. 

La temática de los carteles siguió girando en torno a los mismos argumentos. Folclores, entorno natural, playas, cultura e historia, en los que también han intervenido diseñadores y artistas de gran relevancia. En 1983, Turismo adoptó como logo el sol de Miró, la que hasta hoy, probablemente, sea la mejor imagen de la marca España.