Trillo cierra sus fiestas más concurridas de la historia

Multitudinaria participación en la mayoría de los actos programados en honor de la Virgen del Campo. • El concierto de Loquillo, con más de 3.500 espectadores, y la procesión nocturna del día 7, entre lo más destacado.  El concejal de festejos convocará una reunión la semana que viene para evaluar esta edición y comenzar a preparar la próxima.


Las fiestas en honor a la Vírgen del Campo de Trillo del año 2013 han sido las más concurridas de los últimos años. La anunciada lluvia no hizo suspender ninguno de los actos, salvo la última parte de la actuación musical del sábado, ni le restó brillantez a los programados. El desfile de peñas, que este año caía en jueves, resultó más concurrido que nunca. El pregón corrió a cargo de Paquito Henche, exrecortador,  y aficionado taurino y corredor de festejos populares pleno de actividad que este verano ha protagonizado dos de los lances más comentados en el mundillo de los festejos populares. Sus vivas a la Virgen del Campo y a Trillo fueron largamente coreados por las peñas. Acompañando a los lugareños y a la corporación municipal estuvo el diputado José Angel Parra.

Por la noche, el concurso de disfraces, cuyos premios en efectivo tienen que consumirse en establecimientos locales, volvió a hacer reír de lo lindo a la afición trillana, puesto que además de mostrar un magnífico trabajo en el diseño de los mismos, pusieron también de manifiesto el humor ribereño. Triunfaron los chicos y chicas de la peña “Los que faltaban” y su “Cacería de elefantes” en grupos, mientras que en el apartado individual lo hizo un simpático “Bloque de Gibraltar”. Al día siguiente, y con el mercurio rozando los treinta grados, soltaron amarras los “estaribeles” acuáticos, que llenaron de diversión el tramo del Tajo que va desde la desembocadura en el cauce de la Plazuela de la Vega hasta La Isla de Trillo. Fueron en total 26 artilugios, en los que también la polémica gibraltareña tuvo papel protagonista.

Loquillo, estrella de una semana muy musical

En el apartado musical, los grupos que han tocado en la Plaza Mayor han dejado un excelente sabor de boca. Scream, Syberia, La Tribu, Empopados y Show Band, además de “A Tiro”, cuyo batería es trillano, han dejado un excelente sabor de boca en el público, siempre con la música española como principal argumento de su repertorio. Pero sin duda, por encima de todos sobresalió el gran Loquillo. 3.500 fans se congregaron para ver su actuación, que el propio rocker calificó como “popular”, puesto que hizo todos sus grandes éxitos, además de algunos de los nuevos temas de su último disco, ‘La nave de los locos’.

Pero sin duda, lo más comentado, ha sido que la Virgen del Campo volvía a subir a hombros de sus fieles desde la Ermita de San Roque a su morada habitual, que dista tres kilómetros del pueblo. Sesenta costaleros de todas las edades se personaron allí para llevarla en volandas. La Misa Campera del día ocho resultó multitudinaria, como también lo fue la procesión nocturna del día 7 de septiembre.

“Agradecemos a la Virgen del Campo que, un año más, no haya habido ningún percance taurino. Destaco la ausencia de incidentes en ningún sentido y el gran trabajo que ha hecho la comisión de festejos, liderada por el concejal Hugo Pérez,  y agradezco la participación de los voluntarios de protección civil y Cruz Roja que nos han acompañado en los diferentes eventos programados a lo largo de las fiestas”,  valora Francisco Moreno, alcalde de Trillo.

Por su parte Hugo Pérez, convocará la semana que viene la reunión para analizar cómo ha salido todo en el año 2013. “En todo caso, hemos recibido ya muchas felicitaciones, sobre todo por la recuperación de la tradición de llevar a hombros desde el pueblo a la Virgen del Campo. Agradezco su participación a las peñas. Como todos los años, han estado sobresalientes”.

Otros actos

En el apartado taurino, el gran triunfador de la feria ha sido Juan Ortega, que salió por la Puerta Grande de La Isla después de cortar tres orejas a los que le tocaron en suerte de la ganadería de Gabriel Rojas. Al día siguiente, con reses de Guadalmena, cortaron dos orejas Cayetano Ortíz y Luis Gerpe. El torero local, Curro de la Casa, no llegó a tiempo después de haber sido cogido en El Barco de Avila, si bien se mantuvo en cartel hasta el último momento. Su sitio lo ocupó el chaval guadalajareño, Juan Manuel Hernández Maya, que cortó una oreja. En los tres encierros, por las calles y por el campo, no hubo incidente alguno, destacando, un año más, la colaboración y brillantez en los lances de Paquito de Trillo.