Récord de asistencia a los ‘Viernes a la Luna’ azudenses

Una sesión de fuego y percusión con más de 400 espectadores puso fin a las cinco sesiones de este ciclo de ocio alternativo. • En total ha habido más de 3.000 participantes en el programa organizado por el Ayuntamiento, con el doble de asistencia que en 2012.  La concejala de Juventud, Sagrario Bravo, muestra su satisfacción con esta combinación nocturna de piscina y cultura.


La tercera edición del programa azudense ‘Viernes a la luna’ se despidió este fin de semana con una sesión de fuego y percusión a la que asistieron más de 400 personas y que, con esta nueva avalancha de público, ha logrado culminar un ciclo de ocio alternativo que ha acabado con récord de asistencia: en total, más de 3.000 participantes y espectadores en los diferentes actos programados por el Ayuntamiento de Azuqueca.

“Estamos muy satisfechos con el interés que ha despertado esta propuesta ya que, en comparación con el año pasado, hemos duplicado, y con creces, la participación”, destaca la concejala de Juventud, Sagrario Bravo, quien añade que “las cinco sesiones programadas han reunido a cerca de 3.000 participantes”. Asimismo, la edil azudense incide en “la valoración tan positiva de los asistentes, que se han mostrado encantados con las actividades”.

‘Viernes a la luna’ es una iniciativa del Ayuntamiento de Azuqueca de Henares con la que se pretende “enriquecer la oferta de ocio y tiempo libre en el municipio, pensando en el público en general, pero, sobre todo, en los más jóvenes”, explica Bravo. Para ello, la piscina de verano se abría por la noche, desde las 21 horas y hasta la 1 de la madrugada, y, además del baño libre, se ofertaban diferentes actividades al precio de 2,50 euros.

En concreto, el programa incluyó en julio dos citas musicales: Niños Velcro (día 5), con más de 500 personas, y la charanga El Conejo de la Loles (día 19), que reunió a 950. Ya en agosto, se impartió el día 2 una clase de buceo con 370 participantes, el DJ Javier Montero amenizó la cita del día 9 (620 asistentes) y, por último, el pasado viernes 23 la piscina acogió un espectáculo de fuego y percusión.