Magia para el corazón

El aragonés Pepín Banzo actuó de maestro de ceremonias de la gala de apertura del 32º Congreso Nacional de Magia, que se celebró en el salón de actos del Centro San José.• Los magos Rafa Pícola, Andy González y Miguel Muñoz mostraron tres números diferentes de magia, con los que disfrutaron los espectadores, la mayoría magos. • Hasta el domingo disfrutarán con conferencias, talleres, las galas del Festival Por Arte de Magia, que arranca esta tarde en el Buero Vallejo y el campeonato nacional de magia cuyos ganadores se conocerán este domingo.


Puede que para un mago el salón de actos del Centro San José no tenga el encanto de un teatro, como el Buero Vallejo. De soslayo dejó caer el comentario en la gala de apertura del 32º Congreso Nacional de Magia el mago-payaso-humorista Pepín Banzo, aunque “esto también está muy bien”. 

El Centro San José es el cuartel general de la mayor reunión de magos que se celebra en España. Hasta el domingo, no sólo se compartirán trucos, secretos y se escucharán conferencias de los magos más sabios. También, se conocerá el nombre de los campeones nacionales de magia 2013 en cada una de sus especialidades. Y esta fue precisamente una de las bazas del espectáculo de anoche. 

Quien asistiera con la convicción de que únicamente iba a ver números de apariciones y desapariciones, terminaría fascinado por la provocación mágica de unos espléndidos profesionales que hacen creer en el ilusionismo. 

Pepín Banzo puso la nota de color, humor, magia potagia y todo el aderezo necesario para hacer de los intermedios momentos para recordar –desde el truco de la badana, que en realidad, fue una banana, pero que terminó desapareciendo gracias a las palabras mágicas ‘Li,li,li’; hasta la habilidad con instrumentos variopintos, como una gaita aragonesa, con vestido de punto incluido-. Lo de Banzo podría ser a priori una metedura de pata tras otra pero su propuesta consigue hechizar a los más pequeños y hacer reir a los más grandes, con truco de por medio. De quitarse la chistera. 

En el escenario, abrieron fuego las sombras chinescas de Rafa Pícola. Un viaje por el cine, con bandas sonoras reconocibles, como ‘E.T.’ o ‘Jurassic Park’, donde las manos se convertían bien en perros, en dinosaurios, en el extraterrestre que busca incansablemente su teléfono y su casa o en arañas trepadoras. 

Andy González ofreció un número espectacular, actuando como un mágico lutier. De sus manos brotaron compact discs, violines y hasta chelos. Las partituras negras se convirtieron en blancas y hasta su vestimenta pasó del negro al blanco ante el pasmo de los espectadores. 

Hubo trucos de vértigo en un espectáculo dinámico y rápido, que contrastó con el reposo poético propuesto por el campeón nacional Miguel Muñoz. Muñoz hace de la magia, poesía, en una mezcla de teatro, magia y contact. Una pequeña catarata de agua y bolas, bellísimo número que arrancó los aplausos.  

La gala de apertura contó con la presentación –en el preámbulo de la gala- de la periodista y escritora Gracia Iglesias, que dio paso a las intervenciones institucionales. Iglesias, que afirmó que “en estos tiempos, hay que hacer magia por apostar por la cultura”, dio la palabra primero al presidente del Congreso, Carlos Arrate, subrayó la importancia de “estar hoy aquí, en los tiempos que corren” y deseó que “la magia sirva para unirnos todavía más”.

Por su parte, la diputada de Cultura, Marta Valdenebro, deseó que “se fascinen con la provincia” –está previsto que los asistentes al Congreso visiten Sigüenza, recordó- y deseó que “se lleven un buen sabor de boca” tras la visita a “una provincia mágica” y a Guadalajara, “la capital de la magia”. 

La concejal de Cultura, Isabel Nogueroles, admitió que “no sé hacer magia pero me encanta”, recordó los inicios del Festival Por Arte de Magia, que cumple ya su sexta edición y subrayó que “este año es especial por su presencia. Nos hemos preparado como mejor sabemos, abriendo nuestras puertas”. 


Galería fotográfica:

 

Fotos: E.C.